Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 21 de abril de 2018

The 69 Eyes: Vampiros en éxtasis

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.


The 69 Eyes On Tour / 21 de abril, 2018 / Función única /
 2:10 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta.

Julio Alejandro Quijano
Los mismos que se forman ordenadamente a la entrada del Lunario, en una fila que llega hasta el Centro Cultural del Bosque, se convierten dos horas después, ya dentro del recinto, en una muchedumbre escandalosa. Como si la oscuridad los hubiera transformado en algo distinto a lo que eran a la luz de la tarde de la Ciudad de México. Son cerca de mil y todos claman algo que parece incomprensible: “¡Jyrki, Jyrki, Jyrki!”


El rugido general ocurre en segundos y es una demostración de que la etiqueta de “grupo de culto” le sienta bien a The 69 Eyes. El ojo de este huracán es Jyrki Linnankivi, vocalista de la banda finlandesa que empezó con el glam metal a principios de los noventa pero que han evolucionado hasta crear un estilo al que bautizaron como goth ‘n’ roll.

Dos discos han publicado desde su anterior visita en México X (2012) y Universal monsters (2016), por lo que Jyrki siente la necesidad de aclarar: “Sabemos que quieren escuchar los clásicos... y así lo haremos”. La promesa (que hace a gritos para que lo escuchen en medio de la histeria) se cumple desde “Devils”, con la que abren el show y que forma parte del álbum del mismo nombre que consolidó su metal gótico.

Tampoco decepcionan a quienes los conocen como Los Vampiros de Helsinki: todos de negro, algunos de mezclilla y otros de cuero, mantienen la actitud feroz de quien parece sediento de sangre.

El éxtasis llega muy pronto y provoca que Linnankivi haga una pausa antes de “Perfect skin” para lanzar en perfecto español un “¡Viva México!”, seguido de un vocablo picante que no se entiende a pesar de que, evidentemente, lo había ensayado. De cualquier manera, el hecho genera tal empatía que le responden con diferentes palabras de igual tesitura: la que cada quien entendió.

En “Betty Blue” el ambiente cambia y la locura cede a lo lúgubre. El baterista, Jussi 69, se levanta, muestra su torso desnudo y con los ojos en blanco alza los brazos. “¿Están listos para seguir?”, pregunta. Los guitarristas Bazie y Timo-Timo permanecen hincados mientras el vocalista adopta una actitud de plegaria. Tras varios segundos de silencio, explotan a la señal de un grito de Archzie, el bajista. El tema, que forma parte de Paris kills, su álbum más vendido, completa el ritual que ha convertido el lugar en la cueva ideal para estos licántropos.

Ya transformados, llegan al final de la iniciación gótica. En su papel de líder, Jyrki camina por el proscenio. Toca algunas manos mientras predica: “Han pasado ocho malditos años desde la última vez que nos vimos… y hace un tiempo nos fue imposible encontrarnos por razones oscuras”, dice en referencia a la cancelación de su gira de 2014. “¿Pero saben qué? Nosotros tenemos el poder de los vampiros. ¡El tiempo no nos afecta porque nuestra naturaleza está más allá!”

Convencidos de la palabra de Linnankivi, el sentimiento de inmortalidad se expande. “Queremos ser vampiros”, gritan algunos. Aunque también se escuchan peticiones amorosas: “¡Quiero ser tu novia!”, por ejemplo.

Él retoma el hilo de su sermón: “Ahora les voy a hacer una última pregunta: ¿Quieren rockear? ¿De verdad quieren rockear? Bueno, pues para eso traemos ‘Lost boys’. ¡A rockear!”.

Se repite el escándalo de la muchedumbre que disfruta sus últimos minutos-vampiro, antes de volver a la vida de civil en la calle.

Programa
Devils / Play video / Jet fighter plane / Perfect skin / Betty Blue / Tonight / Sister of charity / Dance d’amour / Feel Berlin / Stolen season / Dead girls are easy / Wasting the dawn / Dolce vita / The chair / Never say die / Brandon Lee / Framed in blood / Gothic girl / Lost boys.


Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

No hay comentarios: