Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 22 de febrero de 2018

Raúl Di Blasio: Seducción a corta distancia

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Pianissimo
/ 21 y 22 de febrero, 2018 / Dos funciones / 3:30 hrs. de duración /
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
Cinco días antes de debutar en el Lunario, Raúl Di Blasio recibió aquí mismo a los medios de comunicación. Entre otras cosas dijo que este recinto “es un lugar pequeño si lo comparamos con el Auditorio Nacional, donde ya estuve hace algunos años, pero enorme en la trascendencia”. También se comprometió a “seducir, compartir y complacer”.


Consciente de tal trascendencia, el pianista argentino ofrece un show largo e intenso, acompañado de treinta músicos que le dan la réplica tanto en temas ensayados como en las complacencias. Quienes tocan batería y bajo son sus fieles escuderos que lo acompañan por el mundo; la alineación se completa con teclado eléctrico, metales y tres cantantes: Mónica Meza, Mayela Ortiz y Karina Manzur. En la segunda parte del show se agrega un ensamble de cuerdas, formado sólo por mujeres, que transforma al grupo en orquesta.

Aunque pudiera presentarse a solas sin mayor problema, a Di Blasio le gusta trabajar en equipo para crear un ambiente cálido con reiterados picos de emoción. Suele iniciar las piezas mostrando su habilidad en las teclas, y los demás instrumentos se suman de manera gradual hasta envolver al escucha en un paraíso armonioso con melodías reconocibles.

Los compositores que nutren el programa van de Joaquín Rodrigo a Juan Gabriel y de Agustín Lara a Beethoven, de Richard Clayderman a Joan Manuel Serrat y de John Barry a José Alfredo Jiménez, entre otros.

Siendo joven Di Blasio tomó clases de piano clásico, trabajó en bares y picó mucha piedra antes de grabar a solas o con personajes como Marco Antonio Solís, José José, Julio Iglesias, Armando Manzanero y Michael Bolton. El Lunario es el sitio ideal para darse cuenta de que la fama del sudamericano sí creció con audaces campañas de marketing que lo ubicaron como El piano de América, pero atrás de eso hay un virtuosismo evidente y, sobre todo, el estilo que lo distingue de cualquier otro pianista.

Además de músico, Di Blasio es un entretenedor nato que podría vivir como standupero. Tiene gracia y timing para contar toda clase de anécdotas, y también interactúa con el público en diálogos chispeantes. Recuerda, por ejemplo, que alguna vez Clayderman le pidió permiso para interpretar “Corazón de niño”, de su autoría, y él le respondió: “¡Por supuesto! Yo tengo veinticinco años tocando ‘Balada para Adelina’ y nunca te avisé”.

Alguna vez se presentó frente a la reina Rania de Jordania en una función altruista. En esa ocasión un millonario se acercó al escenario y le dijo que, si tocaba “La paloma”, firmaría un cheque por cien mil euros. Afortunadamente sí se la sabía y el rico cumplió su palabra. Esta noche la ofrece con Karina Manzur cantando en francés.

A lo largo de la jornada el showman hace escarnio de la supuesta sumisión de los maridos presentes, pero al final se burla de sí mismo cuando pregunta: “¿Saben cuál es la definición de niño prodigio?”. Él mismo responde: “Un niño normal con una madre argentina”.

La gente sale a la calle tarareando o cantando, y no falta quien toca en el aire algún teclado imaginario. La seducción prometida ha funcionado. ♪

Programa

Concierto de Aranjuez (fragmento) / Balada para Adelina / Claro de luna (fragmento) / Lonely lovers simphony / Melissa / Solamente una vez / Cómo han pasado los años / Por volverte a ver / La Bikina / Después de ti, ¿qué? / La paloma / Así fue / Somewhere in time / Penélope / Tico tico / Corazón de niño / Cavatina / Preludio póstumo (fragmento) / Amor lejano / Por una cabeza / Nuestro juramento / Si nos dejan / Serenata huasteca / Hasta que te conocí / The sound of music – Do-re-mi.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

No hay comentarios: