Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 12 de octubre de 2017

La Oreja de Van Gogh: Un acercamiento empírico


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Gira El planeta imaginario / 12 de octubre, 2017 / Función única /
2:10 hrs. de duración / Promotor: Erreele Producciones, S.A. de C.V
.

Julio Alejandro Quijano
Los seguidores de La Oreja de Van Gogh son dignos de una tesis y estos los objetivos de la investigación: 1.1) Describir las razones por las cuales ese médico cirujano sentado en primera fila prende la lámpara de su celular y lo alza mientras le canta al oído a su esposa: “Te voy a escribir la canción más bonita del mundo”.
1.2) Determinar los resortes emocionales por las cuales ella, abogada que trabaja en el Tribunal Superior de Justicia, le responde a su marido con un romántico: “Voy a capturar nuestra historia en tan sólo un segundo”.

1.3) Adivinar el motivo de las lágrimas que salen, a la velocidad de una por verso, de los ojos de la periodista que evidentemente sufre por alguien a quien no puede olvidar, a pesar de que “más de cincuenta veranos / hace hoy que no nos vemos. / Ni tú, ni el mar ni el cielo / ni quien me trajo a ti”.

Justificación. El 16 de noviembre de 2001 se dio el primer concierto de esta banda española en México. Sucedió en un foro para tres mil personas y fue la presentación de su segundo disco, El viaje de Copperpot. La presente investigación busca esclarecer si los fans que iniciaron ese viaje hace dieciséis años son los mismos que llegan ahora a El planeta imaginario, nombre de la más reciente producción del grupo. Una señal la proporciona la vocalista, Leire Martínez, quien antes de “El último vals” agradece la fidelidad del público: “No saben lo bonito que es estar en México una vez más. Nos han acompañado desde que empezamos en foros pequeños, pero ahora es la décima ocasión que pisamos este escenario de diez mil personas y eso es gracias a ustedes”.


Les da, además, la bienvenida a este planeta: “El grupo cumple veinte años y dieciséis de ellos han sido de la mano de México. Cada que interpretamos estos temas es imposible no acordarnos de ustedes”. 


Hipótesis. Los fans de La Oreja de Van Gogh nunca se cansan de La Oreja de Van Gogh. No les bastan dos horas ni veinte años.

Capítulo 1. Todo orejas. Ya rieron, lloraron, corearon y bailaron por ciento veinte minutos pero no dejan que la banda se vaya. Piden más y Leire no tiene corazón para negar otra canción. “Nos la están poniendo difícil para irnos”, dice cuando regresa por tercera vez, luego de “La playa” y antes de “Puedes contar conmigo”. Ambos temas son de la era de Amaia Montero, cantante de los primeros cinco discos, y por tanto Leire se acerca al proscenio y cumple el ritual de pedir permiso para ponerles su voz esta noche. Sentada en la orilla y con miles de luces de teléfonos en alto ante ella, se da cuenta de que la petición no era necesaria porque los versos de “la canción más bonita del mundo”, es decir de “La playa”, le pertenecen ya no a La Oreja de Van Gogh sino al médico cirujano y su esposa, quienes hace una década se conocieron en el club de fans Inmortal, donde coincidieron para ir a varios conciertos. “Y nuestro primer beso fue en el Auditorio Nacional”, dice él en charla posterior.

Otro indicio, aunque empírico, evidencia la larga travesía de estos miles de viajeros: es la ovación unánime que se gana el tecladista del grupo cuando se planta ante un theremín, el peculiar instrumento que inauguró la música electrónica en la Rusia soviética y que se toca al colocar las manos entre dos antenas metálicas que modifican la frecuencia de las señales eléctricas. “¡Xabi, Xabi, Xabi!”, gritan los ahora habitantes de El planeta imaginario. Se revelan pues como conocedores del talento de Xabi San Martin, quien presenta su solo de theremín en todos los conciertos desde que lo descubrió en el año 2000, la misma época del inicio de sus giras por México. “Fue un poco de dramatismo romántico”, explica el músico al agradecer el entusiasmo que produce lo que él llama “un instrumento emocionante”.

No es casualidad que los tres regresos sean para viajar al tiempo en que los casados de hoy eran novios y se enamoraban con los versos de la que, ahora sí, es la última canción del show: “Cuando el sueño venga por mí, en silencio voy a construir / una vida a todo color donde vivamos juntos los dos”.

Capítulo 2. Una oreja nueva. “¿Dónde está Leire?” El grito se escucha fuerte y claro segundos antes del primer tema. El foro está a oscuras y emerge la música de “Estoy contigo”, de El planeta imaginario. Con dos décadas, la historia de la agrupación ha llegado justo al punto en que la mitad ha sido protagonizada por la voz de Martínez, egresada del reality show Factor X. 

“¡Queremos a Leire!”, grita un coro multitudinario cuando las luces se prenden y la vocalista aparece. “¡Qué bonito canta México!”, exclama. Los piropos van y vienen. Le gritan guapa y ella responde con un reconocimiento para los que hicieron de la tragedia del terremoto del 19 de septiembre una lección de vida: “México le ha enseñado al mundo algo único, ese sentimiento de ayuda y solidaridad; sabemos que falta mucho y las vidas no se reemplazan”.

No es una frase hueca sino un sentimiento que se vuelve pena compartida en “Jueves”, cuya letra es sobre otra tragedia, la del atentado al tren de Madrid y cercanías, en Atocha, en marzo de 2004.

Conclusión. La sensación de que en estos años juntos han compartido más que canciones, se extiende hasta el final cuando Leire encuentra una manera de resumirlo: “Siempre podéis contar con nosotros, México”. 


El pop como objeto de estudio

Aunque en menor medida que otros géneros musicales, el pop ha llamado la atención de investigadores, sobre todo sociólogos y comunicólogos que tratan de desentrañar y medir su impacto. “Por encima de los nombres, el pop modificó el paisaje urbano de Madrid, las costumbres cotidianas de los jóvenes y la geografía nocturna de la ciudad”, se lee en la tesis El futuro ya está aquí, música, pop y cambio cultural en España, presentada en la Universidad Complutense para obtener el grado de doctor por Héctor Fouce.

Más cerca, la Universidad Nacional Autónoma de México tiene en su biblioteca la tesis de licenciatura Ser fan de La Oreja de Van Gogh mucho más allá de una búsqueda de identidad. Presentada por Leslie Carrasco, es un análisis de las características de los seguidores de la banda española con la intención de demostrar que no se trata de un gusto superficial.

A lo largo de cuatro capítulos se concluye que el estigma que pesa sobre el fan del pop (inmaduro y poco preparado) es equívoco, puesto que se presentan los casos de dos doctoras, un abogado y muchos otros admiradores que comenzaron a seguir a La Oreja de Van Gogh desde que eran adolescentes y mantuvieron su gusto ya de adultos. “Ser fan no determina la personalidad de alguien”, se lee.

En su último párrafo, la tesis afirma que entre los músicos y sus seguidores existe una relación de interés genuino y profundo acercamiento. Ambos fenómenos, fidelidad y unión, se pudieron comprobar fácilmente en el concierto del Auditorio Nacional. (J.A.Q.)


Programa
Estoy contigo / El último vals / Cuídate / Intocables / Inmortal / Cuando menos lo merezca / París / Europa VII / Esa chica / Rosas / Diciembre / 20 de enero / maría / Deseos de cosas imposibles / No vales más que yo / Muñeca de trapo / Verano / El primer día del resto de mi vida / Jueves / La playa / Pálida luna / La niña que llora en tus fiestas / Tan guapa / Cometas por el cielo / Puedes contar conmigo.
 





No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.