Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 8 de octubre de 2017

Peter Pan: La consigna es jugar


Foto: National Theatre de Londres


National Theatre de Londres presenta / 8 y 9 de octubre, 2017 / Dos funciones / 2:50 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional – Embajada Británica en México.

Fernando Figueroa
La directora Sally Cookson dice ante la cámara que, siendo niña, disfrutó con frecuencia el libro Peter Pan en los jardines de Kensington, del dramaturgo y novelista J.M. Barrie, con ilustraciones de Arthur Rackham. Desde entonces se enamoró de la historia y cuando le propusieron este montaje, no dudó en hacer su trabajo a partir de tales imágenes con el apoyo del diseñador Michael Vale.

Cookson subraya que ella y sus colaboradores se propusieron, antes que nada, divertirse durante todo el proceso. Y es lo que se percibe al ver en la pantalla Peter Pan desde el Olivier Theatre de Londres: una gran sala de juegos donde actores adultos interpretan a niños y adolescentes perpetuos.
El espíritu lúdico permea la escena durante dos horas y media, pero también muestra el drama implícito en el hecho de no querer madurar. Peter Pan (Paul Hilton) es un tipo simpático y ágil que anda por el mundo con un traje verde, símbolo vegetal por excelencia. Su propósito es mostrar a los niños lo que es la libertad, que a su decir se consigue con una ventana abierta y ganas de volar mediante algún pensamiento maravilloso.

El vuelo se hace realidad gracias a los hilos de hada que proporciona Campanita (Saikat Ahamed), aunque para efectos prácticos se trata de arneses puestos en la cintura de quienes desean abandonar la rutina y el piso. En un santiamén Wendy y sus hermanos saltan de la cama y huyen del hogar, paseando por el cielo de Londres y la estratósfera.

Sigue la visita al País de Nunca Jamás, donde hay sirenas, niños perdidos, indios pieles rojas y, por supuesto, piratas comandados por el terrible Capitán Garfio, que en este caso es interpretado por una estupenda actriz, Anna Francolini, quien se roba la obra con su llamativa vestimenta dark y magníficos desplantes, trepada en un barco que parece tanque de guerra.

Foto: National Theatre de Londres
Con otra apariencia, Francolini también actúa como la mamá de Wendy, una señora tradicional que vive con culpa porque sus hijos desaparecen la misma noche en que ella y su marido han ido a una fiesta. Esta doble personalidad brinda una vuelta de tuerca a una obra que originalmente contiene gran profundidad psicológica, pues resulta difícil imaginar lo que sienten Wendy y sus hermanos al vérselas con el lado oscuro de su madre.

Que Garfio sea una mujer resulta un acierto de esta puesta en escena, pero no sucede lo mismo en el caso del actor que hace el papel de Campanita, pues resulta una burda caricatura de clichés gays. Felix Hayes está triplemente bien como papá de la familia Darling, Smee y Gemelo, y Madeleine Worrall luce magnífica como la cuentacuentos Wendy.

Toda esta pachanga está animada por un ensamble de músicos que se ponen a tono según lo exige la acción. Durante buena parte de la obra se aprecian las siluetas de un grupo conformado por guitarra eléctrica, bajo, batería y teclado, pero repentinamente aparecen en escena con guitarra acústica, ukulele, clarinete y melódica.

Los piratas se desplazan a ritmo de reggae, Wendy camina entre baladas y Peter Pan entre blues y rock, aunque su duelo contra Garfio suena a heavy metal. Las partituras son originales de Benji Bower, excepto “Close to you”, de The Carpenters, que enmarca el amor imposible de Wendy por Peter.

Tanto en Londres como en el Lunario hay niños entre el público, quienes gozan con este musical en el que también hay marionetas de animales buenos como los pájaros que surcan el firmamento, y malos como los lobos que acechan en el campo y el aterrador cocodrilo que en el pasado se almorzó la mano derecha de Garfio y en el presente se lo cena completito
.

Foto: National Theatre de Londres

Foto: National Theatre de Londres

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.