miércoles, 2 de agosto de 2017

Tiempo Detenido y la Orquesta de los Días Inolvidables: Una ola majestuosa


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Lunario Big Band Fest. Tiempo Detenido y la Orquesta de los Días Inolvidables presenta: Tiempo de big band / 2 de agosto, 2017 / 
Función única / 1:55 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
En el escenario hay un ensamble de seis metales más piano, contrabajo y batería. También un cantante que habla de los instrumentistas con veneración: “Ellos no son músicos comunes y corrientes, tienen una especialización porque esto no lo toca cualquiera; si fueran doctores, serían neurólogos o algo por el estilo. Entre todos suman trescientos años de experiencia, yo apenas tengo dos”.
Quien así se expresa es Carlos Silva, mejor conocido en las redes sociales como Tiempo Detenido. Sus frases poéticas y comentarios son leídos por más de ochenta y cinco mil seguidores en Twitter, y en Instagram casi cuatro mil le han echado un vistazo a sus fotos artísticas.
En 2015 grabó con big band el EP Un día para no olvidar, y un año después otro acústico con el mismo título. Su proyecto musical tiene el respaldo del arreglista Dan Zlotnik, quien en el Lunario toca el sax con pasión y técnica depurada cuando toca el turno al tema “Aquello que perdí”, compuesto por Silva.
En su adolescencia, Tiempo Detenido quería ser una estrella del rock, pero cuando supo “de qué va la vida” fijó su atención en un personaje “sofisticado, impecable en el vestir”, que respondía al nombre de Frank Sinatra. El fantasma de The Voice ronda durante las dos horas del espectáculo y seguramente aquí pernoctará para luego regresar al Desert Memorial Park, en California.
“Fly me to the moon”, “Come fly with me” y “I’ve got you under my skin” son un tributo para el recordado artista de New Jersey. Silva posee una voz grave de locutor que le sirve para transmitir el perenne eco de esos célebres standards.
La sección rítmica de la orquesta está integrada por Roberto Verasategui (piano), Israel Cupich (contrabajo) y Gustavo Nandayapa (batería), quienes aran el terreno y lo dejan listo para que los metales luzcan espléndidos en conjunto y con solos inolvidables de los saxofonistas Otis Ganceda y Juan López.
A los treinta y tres años Tiempo Detenido es un crooner que canta, dirige a la orquesta con todo el cuerpo y conversa desenfadadamente. Con buen humor dice que, por lo visto, su próximo proyecto será un show de stand up comedy. Añade que, aunque el reggaetón es más rentable, él se inclina por el jazz con un formato de big band porque el sonido es majestuoso, como una gran ola que arrastra con todo a su paso.
En el programa hay espacio para canciones mexicanas que suenan espléndidas con la big band y Carlos Silva: “Amorcito corazón”, “Cien años” y “Déjame vivir”, esta última de Juan Gabriel a dueto con Ada Stiker, quien luce buena voz y guapura.
Silva se muestra orgulloso de iniciar la segunda edición del Lunario Big Band Fest, que incluye cinco fechas más en agosto: Barandela Big Band (miércoles 9), Iraida Noriega y Joe D’Etien Big Band (miércoles 16), Big Band Jazz de México (miércoles 23), Pavel Loaria Big Band Infantil y Juvenil (domingo 27) y Susie Arioli Big Band (martes 29 y miércoles 30).
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Tiempo Detenido y la Orquesta de los Días Inolvidables se despiden con otra de Sinatra, “My way”, el himno de todos aquellos que realizan las cosas a su manera y hacen posible lo improbable.

Programa
Amorcito corazón / Moondance / Fly me to the moon / Fever / Come fly with me / The way you look tonight / Mar de noche / Un día para no olvidar / Puente instrumental (orquesta) / I’ve got you under my skin / Cien años / Déjame vivir / Aquello que perdí / Feeling good / Nada / Mis alas / Abre los ojos bien / My way.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.