Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 26 de agosto de 2017

Los Folkloristas: Geografía sonora de Latinoamérica

En concierto / 26 de agosto, 2017 / Función única / 
2:05 hrs. de duración / Promotor: Ernesto Vargas Mancilla.

David Cortés
La vida entera, prácticamente, han pasado Los Folkloristas sobre los escenarios. En este viaje iniciado en 1966 han acumulado kilómetros, experiencias, discos —alrededor de cincuenta álbumes, recopilaciones, colaboraciones y directos incluidos—; premios, entre ellos el Nacional de Ciencias y Artes 2015 en el rubro de Artes y Tradiciones, y dos Lunas del Auditorio Nacional (2011 y 2013) en la categoría de Música tradicional mexicana.
También, fruto de más de medio siglo de hacer música, han reunido un vasto instrumental proveniente de todo el continente americano, pero sobre todo han ganado conocimiento. 
Un concierto de la agrupación es una fuente de saberes. Cuando Olga Alanís, Valeria Rojas, José Ávila, Enrique Hernández, Diego Ávila, Omar Valdez y Sergio Ordóñez logran posicionarse sobre el escenario entre un arsenal de percusiones, flautas, violines, charangas, jaranas, arpas y un contrabajo, comienza un viaje por la geografía sonora de América Latina que comprende lo mismo el norte de Argentina, la costa de Colombia, el centro de la República Mexicana y una de las huastecas (“cuando los estudiosos se pongan de acuerdo si son una, dos o cinco, nosotros les haremos saber que les falta la huasteca chilanguense” comenta Ordóñez). 
El trayecto, además de festivo tiene algo de didáctico. Cada tema es antecedido por una explicación en donde también caben las precisiones semánticas; pero las descripciones están lejos de darle un acento de formalidad a la reunión. En directo Los Folkloristas son muy dinámicos, gozan su trabajo y esto lo transmiten a cada momento, ya sea mediante bromas o en esos gestos en los cuales lejos de advertirse cansancio, es una alegría contagiosa lo que asoma.
El grupo se transforma continuamente. Ahora los siete acometen algo que “podría ser la música indígena, ya que no hay registros de la misma”, para luego “recortarse” y dejar a las dos integrantes femeninas entonar un canto a capella; para después formar duplas, juguetear con las coplas y establecer un llamado-respuesta no exento de picardía (“si la vaca fuera honrada / no tendría cuernos el toro”). Ocasionalmente el contrabajo pone un toque moderno a alguna interpretación y más tarde los músicos sorpresivamente salen por una puerta lateral y se pasean entre las mesas mientras hacen sonar “Son de tamborileros”.
No falta la denuncia, la canción de protesta; tampoco se ausenta una que otra composición ya clásica (“Tierra mestiza” o “Palomita torcacita” que apareció en su primera producción ), pero el todo es un apego a la tradición, a la difusión de la misma, como lo señaló recientemente José Ávila, fundador y el único de los músicos originales que aún permanece: “Todos los integrantes hemos sido muy tercos, porque hemos mantenido una sola línea, desde el inicio hasta la fecha, una línea muy cercana al purismo”. 
Un purismo que, dirán en algún momento, está “cercano a la resistencia” y que hoy, luego de cinco décadas, nos recuerdan con un tema de Víctor Jara “dedicado a todos los mártires de las luchas sociales que nunca serán estériles”.

Programa
Carnavalito / El pilón / El caimán / Chayas / Rosa de Castilla / Son de tamborileros / Vientos de pueblo / El mayoral / Música chiquita (Danzas de Tzacamson) / Palomita torcacita / Raíz viva / Golpear de bombo / Garcita morena - Tengo una pena / Tierra mestiza / La Celedonia Batista / En la montaña / Malhaya la cocina / La renca / La candela / La paloma.

No hay comentarios: