Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 22 de agosto de 2017

Javo Barrera: Dos baquetas y una batuta compartida

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Far from home / 22 de agosto, 2017 / Función única / 
1:45 hrs. de duración / Promotor: Angélica Barrera Martínez.

Fernando Figueroa
El reconocido baterista Javo Barrera (Ciudad de México, 1984) presenta en el Lunario su segundo álbum solista, Far from home (Behind The Tree Music, 2017), y lo hace en compañía de dos músicos de estudio de grandes ligas: Mitch Forman en los teclados y Andrew Gouché en el bajo; el primero nacido en Nueva York y el segundo en Los Ángeles.
Javo formó parte de B4, grupo de jazz integrado por cuatro hermanos Barrera que grabaron dos álbumes: 2000 jazz (de ese mismo año) y Corazón de cobre (2006). De muy jóvenes crearon un grupo versátil, pero su pasión era el rock progresivo; al paso del tiempo se inclinaron más por la música sincopada.
Cuando Javo se asoma al espejo no ve sólo a un baterista sino a un músico que se expresa con ese instrumento, que no es lo mismo, según ha comentado. Estudió percusión sinfónica, composición de piano y arreglos en la escuela Ollin Yoliztli. Reconoce influencia del percusionista Steve Gadd y veneración por Johann Sebastian Bach. Como instrumentista o director musical ha trabajado con varias figuras del pop en español: La Quinta Estación, Emmanuel, Franco de Vita, Alejandra Guzmán, Carlos Baute, Cristian Castro, etcétera. 
En el público de esta noche abundan jóvenes que estudian música y otros practicantes empíricos que quisieron escuchar en vivo a una alineación sin fisuras. La sesión parece una master class con pocas explicaciones, mucho virtuosismo y una gran lección de humildad por parte de tres grandes figuras. Todos ellos tienen experiencia en la producción y saben que el trabajo en equipo es tan importante como las habilidades técnicas y expresivas.
El trío ofrece los diez temas de Far from home, compuestos por Javo Barrera, quien plasma no sólo la nostalgia de vivir fuera de México (radica en Los Ángeles) sino también el amor por su mujer (“Next to you”) y la alegría de estar vivo. En algunas piezas predomina el jazz clásico y en otras surgen las fusiones con ritmos latinos y funk. En este último caso se acrecienta la figura de Andrew Gouché y su instrumento de seis cuerdas, una leyenda del góspel y del R&B que en treinta años de carrera ha tocado para Prince, Gladys Knight, Aretha Franklin, Michael Jackson, Madonna.
Ni en las composiciones ni en escena se aprecia un liderazgo tiránico de la batería sino un relajado diálogo de tres magos al servicio de la música. Javo suele marcar la entrada, pero a partir de ese momento se percibe una emocionante combinación de partitura y manga ancha para su interpretación, sobre todo en las tres partes de “Waiting”, donde hay ciclos que se repiten hasta que uno de los participantes hace una seña para concluir y los demás aceptan con una sonrisa.
Hay momentos en que Barrera suena como un ensamble de percusiones con bombo, tambores, tarola, timbal y platillos en acción, y en otros apenas marca el ritmo con suaves golpes. Por su lado, Mitch Forman se luce en tres teclados, uno de ellos la melódica que aporta sonidos juguetones a una sesión memorable. Lo avala una larga trayectoria al lado de leyendas como Gerry Mulligan, Stan Getz y John McLaughlin.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
En algunas piezas Iván Barrera sustituye a Gouché en el bajo, pero en el cierre la agrupación se convierte en cuarteto y la fiesta alcanza niveles de aquelarre. A la hora del encore el tiempo se expande con dos joyas del repertorio jazzístico: “Watermelon man” de Herbie Hancock, y “Spain” de Chick Corea, otros dos artistas admirados por el anfitrión de la noche.

Programa
Just in time / Solo de bajo / Vibe 4 / Solo de batería / Gate 11 / Next to you / Far from home / Waiting / Petrushka / Solo de piano / Waiting 2 / Waiting 3 / Arrival / Watermelon man / Spain.


No hay comentarios: