miércoles, 12 de julio de 2017

Hojas de Té: Cien flores flamencas



Noche flamenca Vol. 100 / 12 de julio, 2017 / Función única / 1:40 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Gustavo Emilio Rosales
La emisión de un grito desde la zona de público —“¡Olé!”— se brinda casi al mismo tiempo que la expansión expresiva de la bailaora, quien, ataviada con un traje que de tan vistoso parece ser sagrado, realiza giros y ondulaciones que dotan de un espesor fantástico a su imagen, de suyo imponente. Una corte de músicos construye con ardor los espacios acústicos que sostienen la comunión que ha suscitado el surgimiento del más famoso clamor de estirpe flamenca.

Un olé, cien olés, miles de olés ha cosechado el tablao Hojas de Té a lo largo de noventa y nueve funciones y ahora, que con esta presentación se conmemora la centena, cada vítor que anima a los protagonistas de esta celebración se antoja como un reconocimiento claro y animoso a la calidad, profesionalismo y compromiso de este centro de espectáculos y academia de baile flamenco, que ha establecido en la Ciudad de México una línea poderosa de vida en beneficio de artistas y públicos involucrados de corazón con una de las expresiones más antiguas y culturalmente ricas de la danza. 

Se ha dispuesto el festejo como un abanico de saberes de baile y música flamencos, vinculados en la armonía de la expresión profesionalmente realizada: pasión y técnica fusionadas en la excelencia, para disfrute de testigos que reciben mucho más que un espléndido baile; obtienen, si es dado pensarlo, un regalo emocional tejido con incontables impulsos energéticos, provenientes de culturas tan diversas como añejas. Marién Luévano, fundadora de Hojas de Té, consolida este ofrecimiento mediante una interpretación coreográfica rebosante de intensidad y gracia. La acompañan bailaoras que integran el cuerpo docente del estudio, ejecutando ritmos contrastantes: Irlanda Lara y Pilar Fernández dirigen su intención hacia los tonos graves del género, donde habita el legendario duende del dolor existencial identificado como quejío; otro polo anímico acarician danzariamente Maleni Jiménez, Armando Tovar y Ana Pruneda, quienes transforman su movimiento corporal en irradiaciones de alegría y excitación.
Los músicos se contagian de inmediato con la entrega sin reserva de los bailarines y a su vez brindan con generosidad los frutos de una elevada inspiración. Al cante está una tríada que es fuego vivo de motivos y de motivación: Mario Díaz y su hijo, José, Cachito Díaz; junto con El Cigarra, Santiago Barrul. Al toque, responsables de paisajes acústicos que arrebatan el aliento, se encuentran el violinista Ulises Martínez y los excelsos guitarristas Gerardo El Carrizo Aguilar, Alfredo Millán y Anwar Miranda.

Programa
Irlanda Lara: Tango, Soleá por bulerías / Solo de cante / Maleni Jiménez: Alegrías de Cádiz / Armando Tovar: Bulería / Intermedio / Pilar Fernández: Soleá / Ana Pruneda: Alegrías / Marién Luévano: Caña.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.