Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 7 de julio de 2017

Fela Domínguez: Una voz internacional

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional


En concierto / 7 y 28 de julio, 2017 / Dos funciones / 1:45 hrs. de duración / 
Promotor: Westwood Entertainment S.A. de C.V.

Gustavo Emilio Rosales
Fela Domínguez hace una pausa en su proceso de preparar el equipaje rumbo a España, donde interpretará el personaje principal de Rachel Marron —mismo que inmortalizó Whitney Houston en la cinta El guardaespaldas (Mick Jackson, 1992)—, dentro del musical del mismo nombre.
El paréntesis sirve para encarar un recital construido por algunas de las canciones más significativas en su ascendente trayectoria artística. El concierto en cuestión, repleto de admiradores de la también llamada It Girl del canto nacional, se perfila como una demostración de poderío vocal a través de géneros pertinentes: balada pop, soul, jazz, funk y rhythm and blues.
La invitación que Fela extiende a su auditorio, convidándolo a forjar una noche feliz, ha salido sobrando: la gente, motu proprio, se levanta a la menor provocación; agita la cabeza, los brazos y los hombros; exclama piropos; danza, manotea en las mesas; hace patente su vigor, aúlla. El recinto, completo a su total capacidad, esplende de alegría. La cantante lo percibe y, por momentos, se detiene a mirar no sin sorpresa lo que hasta hace algunos meses podría haber pasado por una figuración inconcebible: cientos de personas rendidas a su particular y dotada manera de transformar el canto en abanico de emociones que toca lo profundo, el sustrato del alma.
El par de cambios de vestuario que Fela dispone para lo que ella misma denomina como “su despedida”, deja claro otras tantas certezas: sus piernas son realmente cimiento de su gracia y su predilección en el campo de la indumentaria es la polaridad entre el blanco y el negro.
Baila bien y disfruta de su música. Se enorgullece de que el sesenta y cinco por ciento del grupo sean sus familiares (sus hermanas son coristas; su primo hermano es guitarrista; su tío es el director musical; y su papá, el percusionista especializado en salsa Beto Domínguez, es el pulmón de esta maquinaria acústica de raíz negra).
Habla entre canciones para reiterar el trazo de fortuna de lo que considera una mezcla de buena suerte, trabajo disciplinado e incesante, y ayuda por parte de colegas que han propiciado ventura para su labor, suscitando que —sin tener disco alguno— multitudes que quizá no recuerden que ella es la misma Ofelia Domínguez que fue eliminada en las etapas intermedias del concurso estadunidense de habla hispana ¡Viva el sueño! hayan agotado los boletos de la presente función, provocando de inmediato el brote de un nuevo concierto en el Lunario para el próximo 28 de julio.
“Existen protectores, guías, ellos son para mí, además de invitados de honor, mis angelitos”, dice Fela de esos colegas que tanto y tan bien la han ayudado. Entre temas del corazón exaltado y también arrastrado por el suelo cual trapeador —cantados por esta bella morena en un inglés singular—, aparecen alternadamente en escena Pandora, Daniela Romo y Carlos Rivera.
Con el afamado trío de señoras, la protagonista interpreta el éxito “¿Cómo te va mi amor?”, en lo que significa la primera gran cresta del concierto: la emoción colectiva, traducida corporalmente en una enorme masa de extremidades que se mecen en un océano hecho de sombra y ráfagas de luz, derrota sin pudor a las penurias del tiempo.
Llegado su momento para intervenir, Daniela Romo elige plantarse cual volcán en escena: porta un grueso abrigo multicolor que la haría detectable a millas de distancia y con voz de trueno marca el paso y la propiedad vocal de “La ocasión para amarnos”; sin dejar de sonreír en forma espléndida, la también actriz de telenovelas, que en su frente luce un grueso mechón rubio platinado, alaba sin cortapisas el “inmenso talento” de la cantante a la que acaba de retar en buena lid.
El tercer invitado, Carlos Rivera, es un auténtico padrino para Fela. Fue él quien la apoyó para obtener el papel de Nala en El rey león —piedra angular de la carrera artística de quien antes de este logro se desempeñaba como voz principal de la Big Band Jazz de México—, y también fue él quien le dio la noticia de la audición internacional para el protagónico de El guardaespaldas, amén de impulsarla a vencer todo tipo de temores al respecto de emprender una carrera a escala internacional. Juntos, en un dúo que podría quedar para los registros del pasaje más dulce que se haya vivido en este sector de nuestra inmensa ciudad, interpretan el éxito “Tierra gris”, uno de esos pasajes imborrables de las series animadas para niños, que guardan el poder invariable de arrancar secretas lágrimas.
Una vez despachado el último invitado y tras celebrar por quinta o sexta ocasión que su papá sea al unísono cómplice musical y mejor amigo (no lo dice, pero también es quien le abrió las puertas a los mundos del doblaje y la frenética actividad como corista de figuras de la talla de Alejandro Fernández, María del Sol, Emmanuel y Mijares), Fela Domínguez encara una breve pero picante articulación de temas de jazz que da inicio con una inolvidable versión de “Route 66” —un tema de 1946 compuesto por el versátil pianista, compositor y cantante Bobby Troup—, sin duda inspirada por el lance que al respecto acuñó Natalie Cole, para el álbum Unforgettable: With Love, de 1991.
En el éxtasis previsible, pero no por ello menos vehemente, participan Las Domínguez (las coristas, hermanas de la estrella) y dos bailarinas de esplendor. “Proud Mary”, la hermosa canción de John Fogerty que encabeza las listas de los temas más versionados (la cantaron, entre decenas, Elvis Presley, Ike y Tina Turner y Mi Banda El Mexicano), se torna remolino de celebraciones vocales, de jolgorios del aparato fonador.
 
Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional
La danza marca el paso contundente de esta fiesta. Es entonces cuando el espectador azorado, que ha venido aquí por un gusto acicateado por la mejor publicidad (aquella que viaja de boca en boca), podría percatarse de que en el arte de Fela se dibuja algo así como una Navidad para la voz. 

Programa
I wanna dance with somebody / Vision of love / Don’t start lying to me now / Make you feel my love / Creo en ti / Run to you / ¿Cómo te va mi amor? (con Pandora) / Let me go / La ocasión para amarnos (con Daniela Romo) / Volverás / Stone cold / Tierra gris (con Carlos Rivera) / Route 66 / God bless the child / I got rhythm / This will be (an everlasting love) / Proud Mary / I have nothing / I will always love you.


No hay comentarios: