viernes, 21 de julio de 2017

CNCO: Los reggaetoneros también se enamoran

Foto: Chino Lemus  / Colección Auditorio Nacional


Más allá tour / 21 de julio, 2017 / Función única / 2:00 hrs. de duración /
 Promotor: Westwood Entertainment S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Por doquier niñas ansiosas y adolescentes al borde del desmayo, todas ingeniándoselas para gritar, cantar, patalear, bailar y llorar ante el desempeño escénico de los jóvenes que en el escenario sonríen casuales, los ídolos que de pronto escaparon de los forros de los cuadernos y de las paredes de los cuartos para volverse de carne y hueso frente a los felices ojos de las púberes; aunque también ante la incrédula vista de sus padres, quienes con los brazos cruzados ni de lejos alcanzan a comprender los motivos de tanta bulla. No sería exagerado acudir al lugar común y equiparar las escenas de euforia que hoy tienen lugar con las que acontecieron en 1965, cuando The Beatles se presentaron en el Shea Stadium de Nueva York.
Apenas hace un par de años, Christopher Vélez, Erick Colón, Joel Pimentel, Richard Camacho y Zabdiel Colón anhelaban alcanzar la fama al concursar en un programa televisivo cuyo objetivo era, teniendo como jueces a Laura Pausini, Ricky Martin y Alejandro Sanz, darle vida a un grupo coreográfico vocal de arrastre internacional. De la contienda con sede en Miami, los ganadores —estadounidenses de origen latino— resultaron ser los antes mencionados, quienes pronto grabarían un disco (Primera cita, 2016) producido por el reggaetonero Wisin para así echarse al bolsillo a millones de escuchas. Esta noche, discos de platino le son entregados al quinteto de las manos de los ejecutivos de su sello discográfico, muestra de que en la era del streaming todavía nacen buenos vendedores de platos. Ante el detalle, los intérpretes se anuncian endeudados con las compradoras: “Les agradecemos de corazón por esto, son lo mejor que nos ha pasado, sinceramente. Aquí estamos, diciéndoles que los sueños se hacen realidad”.
Los adultos lo ignoran, pero la locura alrededor del grupo tiene justificación. Evidentemente se trata de chicos atractivos y con talento para el baile, sin embargo es su discurso el que les encrespa los nervios a sus seguidoras. Por ejemplo, cuando los cantantes entrecierran los ojos mientras susurran que si el amor les llega las leyes gravitatorias pierden autoridad, ninguna en el público contiene los temblores de rodillas. Pero, ¿cómo conseguir que los mayores entiendan, si para ellos no hay más que un puñado de jóvenes con caras de borregos a medio morir? Y es que los tutores se muestran hastiados en la oscuridad, desdeñosos ante la hondura de las confesiones que suceden; inhábiles para comprender que el reggaetón es más que fiesta, que puede ser romántico y tierno, que también sabe enamorar. Un ejemplo: el instante en que los bailarines equiparan con un astro fugaz al cariño que de pronto se aleja, o a la hora en que ansían transformarse en luz con tal de que su afecto inunde todos los rincones.
Por otro lado, los grandes no captan que, a pesar de que a primera vista todos parecieran provenir del mismo molde, en realidad cada integrante cuenta con una personalidad bien definida. Y cuando uno tras otro toman el micrófono a solas, esto resulta evidente. Primero está Erick, delicado y delgado con ojos color aceituna, de camiseta raída y sentimientos nobles; es el frágil de corazón fracturado. Le sigue Chris, con cabellera al estilo Monkees y un pentagrama tatuado en el antebrazo; es el locuaz seductor. Luego llega Joel, de facha rockera y piel achocolatada, un ancla de plata colgando de su cuello lo anuncia como el soñador aventurero. Por su parte, Zabdi aparece con los pantalones rotos y rasgueando una guitarra; así es como el confidente, el fiel amigo de alma noble, recibe palmas. Finalmente está Richard, un acróbata salvaje teñido de rubio, un seductor impasible; sin más, se está ante el rudo de espíritu indomable. Frente a tales galanes, ¿cuántas quinceañeras podrían resistirse?
 
Foto: Chino Lemus  / Colección Auditorio Nacional
Con la práctica del booty dancing entre butacas a todo lo que da, los ídolos lanzan un buscapiés a la muchachada luego de fingir un escape e invitar a Río Roma a compartir escenario: “Como que nos falta una canción por ahí, ¿no?”. Y claro, todas saben cuál cerrará la cita, sin embargo celebran su arribo con sorpresa, como si no la hubieran visto venir, compartiendo la idea de que, efectivamente, la noche está buena para un reggaetón lento, de esos que no se bailan hace tiempo. “Ya ni las baladas son como antes”, dicen entonces los aburridos, quejándose porque los tiempos han cambiado. Lamentando, por ejemplo, que el Shea Stadium haya sido derruido y que de The Beatles, aquellos cuatro fabulosos, sólo dos queden vivos.

Concreción de los sueños 
“Estamos viviendo un sueño que siempre quisimos cumplir. Nuestra meta la hemos alcanzado: hacer música que la gente reconozca. Por eso creemos que CNCO va para largo, por eso tenemos fe en que esto tendrá un trayecto inmenso. Estamos pensando en grande, creemos que todos nuestros planes se van a concretar y con el apoyo de Ricky Martin y Wisin lo vamos a conseguir. Porque uno de nuestros mayores deseos es que los jóvenes se inspiren en nuestra historia, que sepan que luchando, trabajando por lo que se desea, todo se consigue. 
“Gracias a Dios, a nosotros cinco nos une un sueño y una química increíble. Pero aceptamos que así como estamos viviendo una experiencia súper bonita, no todo ha sido fácil. Es decir, pasamos por un proceso bien complicado para llegar al lugar donde estamos. Realmente hemos trabajado, hemos sufrido bastante. Además, no creemos que ya tengamos ganado todo. Bailamos, escribimos, tocamos algún instrumento, cantamos; pero no hemos dejado de aprender cosas nuevas jamás. Todo el tiempo seguimos esforzándonos por ser mejores, por saber más, por dar más”. (A.G.C.

Programa
Más allá / Tan fácil / Para enamorarte / Cometa / Cien / Tu luz / Erick: Disparo al corazón / Christopher: Despacito / Joel: Duele el corazón / Zabdiel: Ya me enteré / Richard: Safari / Devuélveme mi corazón / 24K magic / Volverte a ver / Otra vez / No entiendo / Con Río Roma: Princesa / Hey DJ / Quisiera / Primera cita / Reggaetón lento (Bailemos).


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.