Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 3 de junio de 2017

Delux: Permanencia del fuego

Foto: Carlos Alvar  / Colección Auditorio Nacional

Diez años de Entre la guerra y el amor / 3 de junio, 2017 / 
Función única / 3:45 hrs. de duración / Promotor: Rodrigo Javier Arce.

Fernando Figueroa
Procedente de Tijuana, el grupo de punk rock Delux celebra una década del disco Entre la guerra y el amor, cuyas diez canciones retumban en el Lunario. Además, hace un repaso general de una carrera que inició en 2000 con presentaciones en varias ciudades de Baja California.
Los norteños reparten velocidad y decibeles a cientos que brincan y bailan sin reposo, amén de cantar hits como “Quién comparte tu silencio” y “Yo pensé”, entre otros. La edad promedio de los fans es de treinta años; los mayores son antiguos seguidores que compraron el primer álbum homónimo en 2004; fue una producción independiente distribuida por Sony Music; al año siguiente, gracias a tres videos de ese material, el grupo fue nominado como Mejor nuevo artista en los premios MTV.
En 2007 Sony-BMG financió Entre la guerra y el amor. En 2010, ya sin el apoyo de esa firma, Joe Marlett (Foo Fighters, Queens of The Stone Age) les produjo el álbum $, que cobró vida en formato físico pero fue más conocido en las plataformas digitales (se vendieron tres mil copias en Japón); luego siguieron seis años de silencio discográfico, aunque continuaron con sus presentaciones en México y Estados Unidos. En 2016 lanzaron el sencillo “Tu piel” y en 2017 “Cicatrices”; ambos temas causan furor en vivo y plasman un estilo más pulido, aunque siguen fieles a su esencia.
Mauricio Pérez (voz, guitarra) ya pinta canas, pero su actuación y como entretenedor lo muestran pleno, vivaz, vigente. Leonardo Ramírez (voz, guitarra) es más introvertido. Son los integrantes históricos de un cuarteto que se completa con Ignacio Rojas en el bajo y Juan Fernando Ochoa en la batería. Las guitarras se escuchan con el punch que los hizo conocidos y la percusión potencia ese sonido.
Mo y Leo —como los conocen sus seguidores— reconocen influencias de Choking Victim, Green Day, Bad Religion y Blink-182, pero han tenido apertura para grabar “Get the money” con Chris Kirkpatrick (de la boy band estadounidense *NSYNC), que esta noche suena demoledora. También se permiten juguetear con “De mí enamórate”, de Juan Gabriel, y “Más de lo que te imaginas”, del dúo argentino The Sacados.
Un variopinto grupo de invitados se suma con duetos que avivan el fuego: Mariana Priego (Elli Noise), Luis Cortés (Tolidos) y Pablo Holman (Kudai, From Alaska) y la solista Vanessa Zamora. Todos ellos y los tijuanenses le cantan a la pareja que, generalmente, se ha ido sin saber que dejó un desastre en el corazón abandonado.
La fiesta dura casi cuatro horas porque Mo y Leo convocaron a dos agrupaciones con quienes sienten afinidad creativa. Como teloneros, Say Ocean y Fenix Tx se encargaron de poner el carbón, encenderlo y dejar las brasas incandescentes. Los primeros son unos jóvenes tapatíos que acaban de grabar su primer álbum, Mejores tiempos, gracias a un fondeo. Los otros vienen de Houston y son la banda más antigua de la sesión; en 1997 lanzaron Riverfenix, tal como se llamaban originalmente.
 
Foto: Carlos Alvar  / Colección Auditorio Nacional
La reunión termina en los primeros minutos del día siguiente, cuando muchos contemporáneos de Delux buscan pacíficamente el regreso a casa, mientras los más jóvenes se preguntan dónde proseguir el jolgorio.

Programa
Quemando cartas / Cicatrices / De mí enamórate / To live & die in Tj / La 3 / El peor testigo / Nunca supiste / Hey lover (con Vanessa Zamora) / Desafortunado / Tristeza / Sirenas / Quién comparte tu silencio / Déjalos bailar / Away / Disaster (con Mariana Priego) / Alarma (con Will Salazar) / Tu piel / Clases del diablo / Dime / Rezo (con Pablo Holman) / Yo pensé / Get the money / Infatuación / Bésame (con Luis Cortés) / Chat noir / Cómo estás / Abre los ojos / Solo / Más de lo que te imaginas / Entre la guerra y el amor.


No hay comentarios: