Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 5 de mayo de 2017

Yuri: A ras de suelo

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Tan cerquita tour / 5 de mayo, 2017 / Función única / 
2:10 hrs. de duración / Promotor: Westwood Entertainment, S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Tomar la decisión fue difícil, pero lo hizo. Yuri cuenta que quedarse hoy así, quieta ante un pedestal para cantar “Es ella más que yo”, tal como sus fans hacía tiempo se lo solicitaban, representa un cambio radical en su historia si se analiza cómo solían ser sus puestas en escena, donde, ella misma acepta, enfundarse el traje de “voladora de Papantla” era cosa común. “Y la verdad es que yo igualmente tenía ganas de hacer esto, algo así, bonito, no tan barroco, por eso lo voy a disfrutar”, remata la jarocha con los pies bien puestos en el suelo.
Distante de alas artificiales y coreografías sofocantes, la cantante explica que al Auditorio Nacional ha llegado bien preparada, pues puso al día su repertorio, esos temas clásicos que durante los “chochenta” —la añorada época en que los cantantes de verdad cantaban, asegura— le mimaron el pecho a los desahuciados en materia amorosa. “Vamos a echarnos las consentidas que les gustan a ustedes”, detalla para luego subrayar por qué el recuento de esta noche es especial: “he transformado algunos de mis éxitos. Los pulí, los hice más juveniles, pues”. Y de inmediato demuestra lo dicho, haciendo de “Déjala” un ballenato y de “Aire” una bachata; además de ponerles un sombrero country a “Esperanzas” y otro ranchero a “Yo te pido amor” y “Ya no vives en mí”. 
Tras las “rancheritas sabrosas” que la hacen extrañar los efectos del tequila, la de Veracruz rememora cómo vivió alguna “Maldita primavera” mientras se coloca una corona de rosas rojas. Además, aprovecha la llegada de la estación de las flores para dejar que la audiencia —su gente, su familia, como ella la denomina— cante el coro y al final produzca la ovación más ruidosa de la noche. El equinoccio sentimental detona una reflexión: “me acuerdo cuando Raúl Velasco me preguntaba, ¿cómo estás?; y yo le contestaba que bien, porque recibía aplausos y discos de oro, porque llenaba El Patio. Pero no era cierto, algo me faltaba”, suelta la rubia para después acentuar que ya no se siente vacía; “ahora tengo dentro de mí algo muy preciado: la paz de Dios”.
Con siete cambios de vestuario aguardando su turno en el camerino, Yuri acepta oronda piropos y de vuelta revela el secreto que la hace mantener su figura delgada: “puro atún, toda la semana. Nada de picaditas ni de gorditas. Porque si me echo dos tacos ya no me entra el vestido”. Encarrilada con el vacile, toma como víctimas a Coque Muñiz y a Mijares para cantarles unas cuantas verdades; además, le reclama a Lady Gaga ser tan “copiona” y por último adula la galanura de Chayanne y Ricky Martin cuando recuerda que con el primero hizo la telenovela Volver a empezar y con el segundo grabó el videoclip de “Todo mi corazón”. Bajo tales circunstancias, finalmente cede ante el impulso de echar taconazo, de abandonar la solemnidad y, con el auxilio de cuatro bailarines, solicitarle a su pretendiente que no la ponga nerviosita y que no le hable “Tan cerquita”. 
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
“¡Despapaye para terminar!”, grita la cantante una vez que el entramado rítmico se pone tropical entre “Hombres al borde de un ataque de nervios” y una lluvia de globos se le viene encima. Evidentemente la hora de abandonar la sala, para que a continuación las luces del recinto se apaguen, está muy cerca. Y es así, entre trompetas y congas, con una temperatura digna de playas caribeñas anunciando que ha llegado la bendita primavera, que una duda cierra con signos de interrogación la cita: ¿con el apagón qué cosa sucede, qué cosa sucede con el apagón?

La jarocha y Tohuí 
Ya tenía tres álbumes grabados y había participado en el Festival de la OTI en un par de ocasiones; además, contaba con experiencia como actriz de telenovelas, al lado de Christian Bach y Lucía Méndez. Sin embargo, fue en 1981 que Yuri tuvo la certeza de que su éxito no sería pasajero gracias a la edición de un tema titulado “El pequeño panda de Chapultepec”; una composición que hablaba, por supuesto, del panda Tohuí, el primer animal de su especie nacido en cautiverio fuera de China. La canción fue escrita por Laura Gómez Llano, y el lado B del 45 RPM contenía “Mi timidez”, firmada por José Luis Perales.
Fue tal el éxito de ese sencillo, que alcanzó pronto el millón de copias vendidas ayudado de un videoclip que mostraba a la veracruzana en el famoso zoológico de Chapultepec, enfundada en un traje plateado y acompañada por decenas de niños. Lo curioso es que, pese a lo que todos creen, el panda en realidad era hembra, y no vivió feliz para siempre al lado de sus padres —Pe Pe y Ying Ying— pues murió a los doce años de edad. Respecto a su negación a cantar desde hace años dicho tema, Yuri ha anunciado que hará una versión nueva muy pronto, “tal vez en cumbia o reggaeton. ¿Por qué no?”. (A.G.C.)

Programa
Es ella más que yo / Déjala / Imposible amarte como yo / Esperanzas / Amiga mía / El espejo / Yo te pido amor / Ya no vives en mí / Maldita primavera / Perdón / Cómo le hacemos / Duele / Y tú cómo estás / Me quedo sola / Aire / Todo mi corazón / Detrás de mi ventana / Tan cerquita / Qué te pasa / El apagón / Hombres al borde de un ataque de celos / No tengo dinero.


No hay comentarios: