Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 12 de mayo de 2017

José James: Piel morena y alma negra

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Love in a time of madness tour / 12 de mayo, 2017 / Función única / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional. 

Alejandro González Castillo
“Perdona, ¿cómo te llamas?”, le pregunta José James a un tipo que, cruzado de piernas, le aplaude entre el público, y una vez que el nombre le es revelado, vuelve a cuestionarlo: “Bien, ¿te imaginas que un día viajaras a otro país y, sin esperarlo, descubrieras que mucha gente te conoce desde hace tiempo y no sólo eso, sino que te ama? Bueno, pues así me siento hoy, sorprendido”.
El cantante se refiere así a sus sentimientos en ésta, una noche que él mismo califica como “una de las más excepcionales de mi carrera en un lugar extraordinario”. Y no miente al hablar, desborda gozo al dirigirse a los presentes; “cuánto amor emanan todos ustedes”, comenta mientras une sus palmas en señal de agradecimiento. 
Tanto barullo no es gratuito. Desde su debut discográfico, el afincado en Nueva York acaparó la atención de una audiencia a la que le costaba trabajo etiquetar lo que él hacía. Y a la fecha el problema persiste, porque ¿dónde colocar los álbumes que James ha grabado desde 2008?, ¿en la repisa destinada al jazz en las tiendas de discos, en el fólder de la computadora dedicado al neo soul, en la sección de rap de las plataformas de streaming?; ¿o qué tal, como el propio autor sugiere al interpretar “Remember our love”, en algún lugar entre el rhythm & blues y el gospel? En realidad, como lo demuestra al interpretar “To be with you” a dueto con Talia Billig, es de la música negra de la cual se alimenta el espíritu del artista que hoy, visto de lejos, podría confundirse con Pharrell Williams, aunque su desenvolvimiento escénico esté más cerca del de Tupac Shakur.
No cualquiera podría presumir que los logotipos de los sellos Impulse! y Blue Note han aparecido en sus discos; y todavía menos estarían listos para contar que esos logros tuvieron lugar sin anunciarse como un jazzista reputado, sino como un MC de verbo ágil. Hoy, el tipo de sombrero que práctica free style acompañado únicamente de un baterista, haciendo scratch con su lengua y bajando el pitch de su voz al echar mano de una consola imaginaria, se da tiempo para pinchar un discurso de Martin Luther King en las tornamesas virtuales de su laptop para luego comportarse como un crooner. Vaya, que el tipo desparrama su talento hasta cuando baja del escenario a bailar funk con la primera chica que se le acerca y luego al subir a una mesa para, como él mismo anuncia, “hacer que quienes necesiten amor desechen sus demonios”. “Live your fantasy”, declara el compositor, con ganas de caerle bien a los cazadores de éxitos radiales al recurrir a la música disco. 
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Hasta entonces pareciera haber mostrado sus mejores trucos; sin embargo, al quitarse la chamarra, el nacido en Minneapolis presume que aún guarda sorpresas. Así, lo mejor viene cuando toma asiento y, con una guitarra entre brazos, recurre al folk de “Come to my door” para finalmente rendirles un homenaje a Bill Withers (“Grandma’s hands”) y Al Green (“Love and happiness”). “Enciendan la luz, por favor. Necesito ver las caras de mis nuevos amigos”, solicita José cuando tiene lugar la última ovación de la noche. Y ya con la sala iluminada, se aleja diciendo algo que los que entienden de música soul, justamente quienes chocan palmas felices, jamás tomarían a la ligera: “créanme, desde ahora, con ustedes se queda mi alma”. 

Programa
Always there / What good is love / Let it fall in love / Last night / Remember our love / To be with you (con Talia Billig) / Park bench people / You know, I know / Trouble / Ladies man / Live your fantasy / Come to my door / Grandma’s hands / Love and happiness. 


No hay comentarios: