sábado, 27 de mayo de 2017

Ana Cirré: Rebelde y transparente

Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional


Más de mí / 27 de mayo, 2017 / Función única / 2:00 hrs. de duración /
 Promotor: Sergio Gabriel Producciones S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano
Una niña rebelde aparece en las pantallas. Juega a ser cantante. Su pantalón acampanado delata la época: los setenta. Es un video en blanco y negro en el que la pequeña se mueve con gracia y se escucha con claridad su voz con los versos que dieron fama a la cantante española Jeanette: “Yo soy rebelde / porque el mundo me ha hecho así, / porque nadie me ha tratado con amor”.
El video avanza pero, de pronto, la voz deja de ser infantil y se convierte en la de Ana Cirré que aparece en el escenario. Festeja veintisiete años de ser cantante. Viste con elegancia: pantalón y blusa negros. Camina con seguridad y le da un matiz diferente a esa misma letra: “Yo soy rebelde / porque siempre sin razón / me negaron todo aquello que pedí / y me dieron solamente incomprensión”.
La elipsis provoca exclamaciones que primero son de sorpresa y luego de júbilo. Entre la niña y la artista han transcurrido cuatro décadas pero en ambas existe un gesto común: la sonrisa con que rematan cada rima.
Ella misma sabe que comparten algo más: “Sí, esa niña que vieron en el video soy yo, siempre he sido muy rebelde”.
La Ana Cirré pequeña no es lo único que saca del baúl. La mayor parte del programa está integrado por composiciones suyas, las cuales casi siempre relegaba como el lado B de sus discos. “Esa parte mía de autora la había tenido siempre arrumbada en un rincón, era la muñeca fea que trataba de ocultar porque me daba pena”.
Hasta hoy. En un ejercicio de autoestima artística decide hacer literal la frase “entregarse al público”. A revelar lo que fue y es. “Cuando pensé en el título de este show, me preguntaba qué cosa puedo darles además de lo que ya les he dado. Quise entonces darles ‘Más de mí’”. No se trata sólo del nombre del espectáculo sino de una promesa que cumple en cada interpretación.
Así como en el comienzo mostró a la chiquilla que fue, “Excelentes vecinos” es el pretexto perfecto para abrir la puerta a su juventud. “Yo soy de Santander, España, y como muchos jóvenes viajé a la capital, Madrid, para conseguir mi sueño de ser cantante. Ahí me encontré con una vecina que vivía en el piso de arriba. A pesar de que no la conocía físicamente, por el ruido que ella hacía yo podía saber todo sobre su vida: a qué hora se iba, regresaba, comía, cuándo recibía la visita del novio y el momento en que hacían tucutú… bueno, eso me daba mucho coraje”.
Con el tiempo, conoció a esa vecina y se hicieron amigas. Hasta ahí es una historia con final feliz pero esta noche Cirré quiere dar más. La historia rebasa el estatus de anécdota porque Cirré nunca pudo concretar en España su anhelo artístico. Tuvo que viajar a México para grabar su primer disco y dejó de ver a esa amiga por muchos años. “Hasta que un día recibí una carta suya. En el intento de contestarle, recordé todo lo que habíamos vivido en aquel edificio y lo que me salió no fue una carta sino una canción”.
Esta es la razón por la que muchos le dicen “la española que nació en México”. Dejó allá amigos y sueños pero vino a crear nuevos en nuestro país.
Dos de esos amigos la acompañan para también dar más de ellos. Primero, Lila Deneken, con quien hace a dueto “Me prometo a mí misma” y que funciona como preámbulo para hablar de una amistad que surgió cuando comenzaron una gira juntas llamada Ellas, Las Divas.
Después, Francisco Xavier, que fue primero cantante, luego político y ahora otra vez presenta un disco. “Es un hombre talentoso que merece estar en el escenario”, dice Cirré con generosidad. Juntos interpretan “Y aquí estoy”, el sencillo que él promueve.
Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional
Lo último que da de sí Ana Cirré es, explica, una fantasía. Con “Casi perfecto” (que cuenta la vida amorosa de una mujer que tiene al hombre ideal pero está casado), termina de entregarse y suelta un último consejo: nunca dejen de ser los niños que fueron, nunca dejen de cantar “Soy rebelde”.

Programa
Soy rebelde / El cielo del Tíbet / La vida pasa factura / Excelentes vecinos / Jamás me olvidarás / Vida, estoy viva / ¿Qué más da? / El poder del amor / Yo soy una más en mi planeta Tierra / Me prometo a mí misma (con Lila Deneken) / Jamás me olvidarás / Desde que no estás / Y aquí estoy (con Francisco Xavier) / Sola / Querido jefe / Entre empedradas calles / Nene / Te vas / Casi perfecto.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.