Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 25 de mayo de 2017

Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Renovación de los votos

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Gala para mamá / 25 de mayo, 2017 / Función única / 
2:10 hrs. de duración / Promotor: Corporativo Farrom, S.A. de C.V. 

David Cortés
La imagen de la noche, que se habrá de repetir un par de veces, es la de Diego Verdaguer tomando con delicadeza la mano de Amanda Miguel y llevándola ya sea hacia el público o dando la espalda a éste para salir del escenario, porque luego del opening lo que se escucha es “Hagamos un trato” y el tema suena a renovación de votos de este matrimonio caracterizado por ser uno de los más duraderos del espectáculo. 
Allí está la representación viva del amor, un sentimiento que en la vida de ambos cantantes no ha estado exento de contratiempos y azares, pero que no obstante todas las vicisitudes permanece y, como lo dirá ella en el concierto, se ha convertido en el motor de la vida.
También queda impresa esa imagen del pianista Raúl Di Blasio, vestido de blanco, quien acaricia las teclas y sienta a su vera a la intérprete, mientras Diego permanece de pie y los tres consiguen uno de los momentos más vibrantes de la sesión. Él canta “El día que me quieras” y las palabras de Gardel, su compositor, se estampan en los muros, no sin antes dejar una huella en los presentes. El recién formado trío improvisa, juega con los sonidos, retoma la pieza con la cual abrió la velada, pero ahora en versión acústica, conmovedora y poderosa; ella, dramática, histriónica, hace un poco de scat; Verdaguer permanece atento a las manos del instrumentista.
Es una jornada de tintes románticos. En palabras del cantante, es “un pasaje por nuestras vidas que hemos tejido a base de canciones y es parte de nuestra historia; es la que vamos a contar y a la gente le interesa porque también lo han hecho parte de su vida”.
Forjados en el ambiente nocturno de los ochenta, ambos vocalistas saben como tratar al público. Amanda Miguel es más reservada cuando se trata de dirigirse a los presentes y deja a su voz y canciones convertirse en la fuente de comunicación entre ellos. Su timbre es ronco, profundo, en él se discierne una influencia de blues que si bien no ha arropado su carrera, se insinúa constantemente.
Diego, por su parte, es extrovertido. Lo suyo está más cerca de la balada italiana y de los sonidos de sintetizador que empezaron a ser explorados en la segunda mitad de los setenta y que dieron forma al movimiento llamado eurodisco. Su primer segmento en solitario lo abre con “La ladrona”; la historia que cuenta uno de sus fans en las butacas deja registro del impacto de estas composiciones en el imaginario colectivo: “Esas canciones las escuchaba en una nevería de un pueblo al que iba de visita los fines de semana. Allí había una rockola y por tanto era el lugar de reunión de la mayoría de los jóvenes; ellas pensaban en sus Romeos, nosotros buscábamos a nuestras Julietas, pero era el destino el encargado de empatar a las parejas según su capricho. Y mientras, caían las monedas y sonaban esas canciones”.
Él hará un segmento con el mariachi Sol de América y un homenaje a Joan Sebastian, cuya imagen se proyecta en la pantalla del fondo: “Hace algunos años ⎯dice⎯ un sueño empezó a hacerse realidad porque comencé a cantar con mariachi gracias a un señor con el que estoy muy agradecido; él me produjo un disco y me guió, por eso mi homenaje siempre es al amor. A ver si recuerdan ésta y si no, a ver si la descubren”; entonces arremete con “Quién de los dos será”.
Los duetos entre la pareja se diseminan durante la reunión. Aunque los fans disfrutan los espacios en solitario, lo hacen más con los temas cantados por ambos; pero si el camino hasta ahora ha sido de disfrute absoluto, cuando Di Blasio aparece y se sienta en el banquillo para deslizar los dedos por blancas y negras, la atmósfera se hace más íntima. Las voces se escuchan cálidas, cobijadas por el teclado y el lugar se convierte en territorio de luciérnagas-celulares.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Hay temas épicos desde su nacimiento, otros que ganan esa condición en el trayecto. El elegido para cerrar es uno de ellos. “Volveré”, original en italiano que han cantado I Santo California, Pupo y Domenico Modugno, entre otros, y luego retomó Verdaguer. Hoy suena plácida en su inicio, se torna grandilocuente conforme avanza y de una profunda tristeza, pero también de esperanza, la misma que se impregna en los asistentes cuando se hace una coda instrumental con la melodía que sirve de fondo mientras la retirada comienza.

Discografía selecta
Ella suma un total de cuarenta millones de copias vendidas; él cuenta con veinte millones de unidades. Aquí algunos de sus trabajos más representativos:
Amanda Miguel lanzó su primera grabación en 1979, pero fue un par de años más tarde, con El sonido vol. I, que su carrerea despegó con temas como “Él me mintió”, ¨Hagamos un trato” y “Mi buen corazón”. Repetiría en 1983 con el vol. II que incluyó canciones como “A mi amiga”, “Como un títere” y “Castillos”. Concluyó la saga en 1984 con El (último) sonido Vol. III en donde destacan “Desierto”, “El gato y yo” y “Las pequeñas cosas”.
Diego Verdaguer debutó discográficamente en 1976 con Volveré. Producciones como El pasadiscos (1978) y Estoy vivo son también significativas en su carrera. En 2009 su alianza con Joan Sebastian dio como resultado Mexicano hasta las pampas que le valió un par de nominaciones al Grammy Latino; repetiría la incursión con un segundo volumen en 2014, ahora bajo la producción de Chucho y Fabián Rincón.
Él y su esposa han grabado juntos cuatro placas en concierto: Siempre fuimos dos (2005), El mejor show romántico de América (2007), Mexicanísimos vol. I (2010) y Mexicanísimos vol. II (2011). (D.C.)

Programa
Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Hagamos un trato / Amanda Miguel: Como un títere - A mi amiga - Las pequeñas cosas - Dudas / Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Desierto / Diego Verdaguer: El pasadiscos - La ladrona - Corazón de papel - Yo quisiera que tú / Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Siempre te amaré / Amanda Miguel: Castillos - El gato y yo - Mi buen corazón - Así no te amará jamás / Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Destino (con mariachi) / Diego Verdaguer: Pídeme (con mariachi) - Quién de los dos será (con mariachi) - Voy a conquistarte - El cobarde - Que sufras más / Amanda Miguel: El me mintió / Amanda Miguel y Diego Verdaguer: Simplemente amor / Amanda Miguel, Diego Verdaguer y Raúl Di Blasio: Hagamos un trato - El día que me quieras - Volveré.


No hay comentarios: