viernes, 10 de febrero de 2017

Carlos Cuevas: Las mutaciones del bolero

Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional


10 de febrero, 2017 / Función única / 1:50 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional. 

Alejandro González Castillo
En un viejo televisor, de los que usaban antena de conejo y a los que para cambiar de canal había que torcerle las perillas, aparece Carlos Cuevas. Ahí está, en la pantalla, cuando gateaba en los años sesenta y luego cuando se disfrazaba siendo adolescente, en los setenta; y qué decir de su paso por los ochenta, cuando era entrevistado por Guillermo Ochoa.


Puede vérsele igualmente recibiendo los años noventa con la felicidad de haber ganado el Festival OTI, así como cantando en Siempre en Domingo; y, finalmente, sonriente se muestra, dándole la bienvenida al nuevo milenio rodeado de colegas como José José. Son treinta y cinco años de trayectoria los que hoy el cantante celebra, y cuando ese arcano aparato se apaga, las palmas del público avisan que el festejo será jubiloso.

“La vida siempre será tan excitante como el compás de un bolero”. El lema con el que el intérprete comienza la noche no esconde su afición. Sin embargo, pese a que las románticas para cantar bajo el balcón se le dan de maravilla, Cuevas elude las maracas, los requintos veloces y las armonías vocales. A cambio, hace suyo un repertorio bien conocido por el público revitalizándolo con sintetizador, batería y un cuerpo de metales integrado por saxofón, trompeta y trombón. Como resultado, las historias que hablan de abandono se transforman en alegres despedidas y las anécdotas despechadas en recuerdos casi olvidados. Vaya, que esta vez las lágrimas se quedan tras los párpados. 
“¡Arriba el América!”, grita el del pañuelo rojo mientras da giros con su copa en alto para, a continuación, recurrir a ese popular brindis que arranca con un “que esto que l’otro” y corona la frase con un “salud” que pocos se atreven a ignorar. “Los que vengan acompañados tómense de la mano, que estamos celebrando al amor”, remata el intérprete. Y claro, los asistentes cumplen el requerimiento sin quejas y después silban y gritan entusiasmados al descubrir que el del micrófono ya se pasea entre las mesas, repartiendo abrazos y regalando selfies sin chistar. “Ahora sí rompí el hielo y hasta el turrón”, acepta el explorador mientras se entretiene con los versos de “El insensible” en las comisuras. 
Conforme la noche avanza, la “Bonita” del foro se deleita con los arreglos estilo big band que los músicos producen; el añorado “Perdón” llega acompañado de un tumbao bien tropical que alcanza la costa brasileña “Desesperadamente”; la confesión de “Contigo aprendí” se arroja acompañada de una samba de percusiones festivas y “El andariego” resulta ser un flamenco de bravo porte. En fin, que si Armando Manzanero, Víctor Yturbe, Juan Gabriel y Roberto Cantoral estuviesen aquí, en el Lunario, ya estarían haciendo planes para llenar esa “Página blanca” con nuevas tonadas, dada la cantidad de postales que tienen lugar.
 
Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional
“El hombre tiene la edad de la mujer que acaricia”, recalca el también compositor tras invitar a Angélica Jaramillo y a René Franco a acompañarlo con sus voces. Pero antes de despedirse indaga en la orilla del escenario quiénes tienen “menos de cuarenta” y, considerando que las flores rejuvenecen, obsequia unas cuantas a los asistentes para que su “Perfume de gardenias” inunde los hogares de ellos, los afortunados que, además de los pétalos rojos, se llevarán a casa una taza con la imagen del cantor, un retrato impreso con mucho cuidado al ladito del asa que mañana abrazarán con índice y medio a la hora de desayunar. 

Programa
Un bolero / Poquita fe / Página blanca / Chacha linda / Tú ya sabes cómo (con Angélica Jaramillo) / El refrán / Perdón / Frenesí / Me importas tú / Bonita / Me prometo a mí mismo / Contigo aprendí / Cien años / El andariego / Novia mía / Piratería (con René Franco) / Extraños en la noche / Verónica / Yo lo comprendo / Nomás contigo / Miénteme / Adiós, que te vaya bien / Nuestro juramento / La barca / El reloj / No me vuelvo a enamorar / El insensible / Si nos dejan / Mucho corazón / Quiéreme mucho / Desesperadamente / Perfidia / Siempre viva / Tres regalos / Como yo te amé / Perfume de gardenias / Luces de Nueva York / La boa.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.