sábado, 21 de enero de 2017

Dulce: Una experiencia muy de cerca

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional

Cabaret Lunario presenta / 21 de enero, 2017 / Función única /
2:20 hrs. de duración / Promotor: Sergio Gabriel Producciones S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo

“Toda mi vida es un escenario, soy la cantante y vengo a darte amor”. Dulce ofrece su irreductible declaratoria con los puños apretados mientras el público recibe dicha sentencia aplaudiendo de pie. “Qué gusto, qué maravillosa noche, qué hermoso encuentro”, acepta la cantante mientras analiza, uno por uno, los rostros encantados de sus escuchas, reconociendo a amigos de toda la vida porque “Cara a cara” es el trato esta noche.

El grado de entrega de la gente no es gratuito. Hace años, quien esta vez se encuentra a unos cuantos pasos de las copas que sobre las mesas reposan, se advertía como una figura inalcanzable, cual estrella celeste. Había que conformarse con encender el televisor cada domingo con tal de verla interpretar un par de temas. Sin embargo, esta noche de sábado la rubia se advierte lista para complacer, sin anuncios comerciales de por medio, las solicitudes de quienes han llegado al Lunario no sólo con un puñado de recuerdos vividos durante los años ochenta, sino con unos cuantos discos bajo el brazo, vinilos que cuando su autora descubre entre sombras, promete firmar apenas el show termine.
“¿A ver, a quién no le ha pasado, quién no se ha confiado para finalmente caer en las redes de un lobo?”, pregunta la del vestido entallado tras asumirse como una muñeca y bajar con delicadeza del escenario para compartir micrófono con sus fans y así, juntos y descarnados, describir las artimañas de los depredadores que visten piel de oveja. “Porque se trata de que estemos bien cerquita”, avisa la intérprete cuando recuerda a Camilo Sesto con “Jamás” y “Si tú te vas”, al tiempo que se las arregla para recibir decenas de besos y abrazos. “Ay, cómo me encanta tocarlos, me fascina sentirlos”, confiesa la consentida; “además, cuando me aplauden, me hacen creer que canto bien, me hacen sentir que hago lo correcto al andar por el camino de mis sueños”.
Con las “Heridas” expuestas, asumiendo que el amor lacera y que las mentiras engendran sufridas culpas, la también actriz simula abrirse el pecho con las manos, apuntando con decidida mirada a sus testigos. Y es así que lanza la sentencia más grave de la cita: “amor, lo digo muy deveras: haz conmigo lo que quieras; reina, esclava o mujer”. Sin embargo, pese a que lo dicho podría confundirse con vil servidumbre, en realidad no es más que la muestra de que la valentía de quien empuña el micrófono desconoce bordes. 
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional

“Duele” la queja del corazón de latir herido que escurre sangre, entre sístoles y diástoles, en la pantalla del recinto. Él es el “Señor Amor”, ni más ni menos, y es a éste a quien se le dedica la última confesión de la noche, un “Te amo” que, se dice desde el escenario, sobrepasa todo, incluso la muerte. Una revelación pura que sabe a caricia resignada, a perdón.

Programa
La cantante / Cara a cara / Hielo / Fui demasiado fácil / No hace falta / Amor en silencio / Corazón latino / Noche de ronda / Tu muñeca / Lobo / Jamás / Si tú te vas / Perdóname / Muñeca rota / Heridas / Porque me gusta a morir / Como si fuera loca / Aún lo amo / Déjame volver contigo / Duele / Señor Amor / Te amo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.