Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Paco Rentería: Vivir a tope

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional


19 de noviembre, 2016 / Función única / 2:25 hrs. de duración / 
Promotor: Comercializadora de Especialidades San Agustín S.A. de C.V.


Fernando Figueroa
Hace dos décadas, Paco Rentería ofreció un concierto en el Teatro Ángela Peralta de San Miguel de Allende, Guanajuato. Uno de los espectadores era el director Robert Rodríguez, quien al término de la función se acercó a felicitarlo y pedirle que hiciera una canción para la película que estaba haciendo en ese momento: Desperado (1995), conocida en México como Pistolero, estelarizada por Antonio Banderas y Salma Hayek.
Rentería compuso “La canción del mariachi”; la letra fue escrita por Los Lobos —encargados de musicalizar la mencionada cinta—, y el actor español la cantó con tanta enjundia que se convirtió en un hit internacional. Ésa fue la llave del mundo para el guitarrista nacido en Guadalajara, pues desde entonces se dedica a recorrer el planeta con su grupo.
Después de tocarla en el Lunario, habla de sus andanzas: “Acabamos de regresar de San Pedro Sula, Honduras. Antes de que acabe el año vamos a Manzanillo y Filadelfia. En 2017 haremos más de ciento cincuenta conciertos en sesenta países: Kuwait, Catar, Egipto, Marruecos, España, Luxemburgo y muchos otros”.
Lo acompañan en escena Manuel Macías (violín), Luis Quintero (guitarra), Jorge Bernal (bajo) y Alejandro Pérez (batería). El programa está conformado por temas de Rentería, un par de piezas de Paco de Lucía y Ernesto Lecuona, varios popurrís de grupos que el guitarrista admira —The Beatles, Led Zeppelin, The Eagles, Queen— y algunos guiños a melodías muy populares como “Jarabe tapatío”, “Cielito lindo”, “Mi ciudad”, “Jinetes en el cielo”, entre otras.
El virtuosismo de Rentería es muy conocido, pero se hace más evidente en un duelo con el violín. La precisión y velocidad de ambos instrumentistas provocan gritos de euforia entre un público entusiasta que, a lo largo del show, pide con insistencia “La leyenda del Zorro”, la canción que el productor Steven Spielberg le encargó al tapatío para el soundtrack de la cinta homónima de Martin Campbell (2005).
A lo largo de dos horas y media, Paco Rentería complace las solicitudes con una entrega absoluta. Comenta que todos deberían vivir como si se tratara del último día: a tope y con la máxima pasión. En varias ocasiones le pide a la gente que se “deschongue” y olvide por un momento quién será el próximo presidente de Estados Unidos.
Al interactuar con los presentes, el músico descubre que hay mujeres de Yucatán, Zacatecas, Jalisco, Veracruz, Puebla y otros estados de la República Mexicana. Con buen humor dice: “Ya podemos organizar un Señorita México”.
Cuando ofrece con su grupo “Entre dos aguas”, de Paco de Lucía, se le notan no sólo sus estudios en el conservatorio sino también el hecho de que a los quince años se fue a España para “mamar” el flamenco en tierras andaluzas. “Malagueña”, de Ernesto Lecuona, la toca a solas y provoca un silencio absoluto que expresa admiración y éxtasis.
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
A la gente le fascina que Rentería haga pirotecnia con su destreza técnica —inolvidables sus “ligados”, en los que genera sonidos sólo con la mano izquierda al pulsar las cuerdas en los trastes—, pero también valora en su conjunto el estilo personal que él mismo ha denominado freeplay: la libertad absoluta al tocar un instrumento que en él es una extensión de su cuerpo y alma.


Programa
La canción del mariachi / Popurrí / Malagueña / Piel de mujer / Duelo guitarra vs. violín / Popurrí / El ritmo de la sangre / Popurrí / / Entre dos aguas / La leyenda del zorro / La canción del mariachi (bis).



No hay comentarios: