domingo, 6 de noviembre de 2016

La flauta mágica: Mozart para chicos y grandes

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional



Temporada de ópera para niños / 6 y 13 de noviembre, 2016 / Dos funciones / 1:15 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.


Fernando Figueroa
Hay pocas experiencias tan conmovedoras como ver un recinto lleno de niños y papás, listos para presenciar una ópera del más grande genio musical de todos los tiempos. Se trata de La flauta mágica, de Wolfang Amadeus Mozart, quien a los cinco años ya tocaba el clavicordio y componía pequeñas piezas de estupenda manufactura.


Si esa estampa resulta emocionante, lo es más cuando chicos y grandes reciben con sonoros aplausos a la narradora Cecilia Toussaint y al pianista Israel Barrios. Ella no sólo cuenta la historia de amor entre Tamino y Pamina, también hace las voces de todos los personajes cuando éstos no cantan; es decir, en los pasajes hablados del singspiel que Mozart estrenó en Viena el 30 de septiembre de 1791.

Toussaint narra en español para que los más pequeños comprendan la trama, pero las arias sí se escuchan en alemán, con subtítulos en nuestro idioma. Los cantantes son destacadas figuras de la ópera en México, país que en los últimos años se ha convertido en un semillero de voces que destacan a nivel internacional.
El tenor Hugo Colín, quien interpreta a Tamino, hace cinco meses suplió con gran solvencia al italiano Alessandro Luciano en Los puritanos, de Vincenzo Bellini, en el Palacio de Bellas Artes. La soprano Irasema Terrazas (Pamina) ha sido una presencia constante en las temporadas de ópera para niños en el Lunario y posee una larga trayectoria artística; ha ofrecido recitales en varias ciudades de México, Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia.
El barítono Alberto Albarrán es un extraordinario Papageno, personaje que desarrolló con éxito en la Ópera de Bremen, Alemania, donde fue becario. La soprano Ana de la Vega (Reina de la Noche) se desenvuelve con soltura en espectáculos de ópera, rock y pop. El bajo Omar Banna (Sarastro) y el tenor Joaquín Cruz (Monóstatos), desarrollan pequeños papeles pero con gran eficiencia y convicción, lo mismo que Las Tres Damas: Yutsil Romero, Amanda León y Daniela Peralta.
Con un equipo vocal de tan alto nivel, más el prodigioso teclado de Israel Barrios, Arpegio Producciones enfrenta con éxito el reto de crear nuevos públicos para la ópera. Para todos es un deleite escuchar en vivo arias tan conocidas como “Der Hölle Rache Kocht in Meinem Herzen” (“La ira del infierno arde en mi corazón”, de la Reina de la Noche), en la que Ana de la Vega luce su fina coloratura, y ella misma como Papagena en el famoso dueto con el Hombre Pájaro.
En La flauta mágica (libreto de Emanuel Schikaneder) se cuenta la historia del príncipe Tamino, quien ayudado por ese instrumento musical supera varias pruebas antes de conquistar el amor de Pamina. La versión sintetizada para niños se va como agua porque en escena hay marionetas que funcionan como clones de los protagonistas, además de coloridas imágenes que se proyectan en el fondo del escenario.
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
Al término de la función, Sylvia Ritner (dirección artística y producción) y Miguel Hernández (dirección musical y escénica) presentan a todo el elenco y anuncian que los niños podrán tomarse fotos con todos los personajes, tanto de carne y hueso como de utilería. Entonces el Lunario se convierte en un set donde Papageno y compañía posan para regocijo de los futuros amantes de la ópera.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.