sábado, 8 de octubre de 2016

División Minúscula: Rápidos y furiosos, tersos y enamorados


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Secretos Tour / 8 de octubre, 2016 / Función única / 3:10 hrs. de duración / 
Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V. 

Alejandro González Castillo
Fue en diciembre de 1998 que un puñado de músicos recién desempacados de Matamoros, Tamaulipas, se presentó por vez primera en el Multiforo Alicia, el espacio subterráneo de mejor reputación en el entonces llamado DF. Así fue como esos viajantes con guitarras eléctricas comenzaron un trayecto que los llevaría hasta esta noche, donde la imagen de un atardecer desértico partido por una carretera solitaria opera como primera escenografía durante su debut en el Auditorio Nacional.
Si bien el camino de División Minúscula arrancó en el anonimato de las tarimas discretas para llegar al escenario más importante de México, con tal de lograr dicho fin el combo requirió cruzar veredas sinuosas, como la del puente de metal que protagoniza la portada de su plato debut (Extrañando casa), una postal inmensa que hoy, en un parpadeo, ocupa el sitio de la autopista desolada. Con dicha estampa, cinco temas provenientes de aquel álbum son ejecutados al hilo, y llegan acompañados de las palabras de Javier Blake hacia sus seguidores: “Cumple quince años este disco, gracias por hacerlo el soundtrack de su juventud”. La acción vaticina que esta noche se hará un recuento exhaustivo de la obra discográfica del quinteto, desde la ya mencionada, pasando por Defecto perfecto, Sirenas y División, hasta llegar a la más reciente, Secretos.
Bardas construidas con amplificadores avisan que la especialidad de los músicos es barnizar con estamina cada una de sus composiciones. Ante esto, una primera impresión señalaría que la desmesura de los Foo Fighters representa la principal fuente de inspiración de los tamaulipecos —“Simulacro”, “Miss Terrorista”, “Veneno es antídoto (S.O.S.)” y “Sismo” reafirman lo dicho—; sin embargo, hay puntos donde las guitarras se esconden de los reflectores para ceder espacio al piano (“Cada martes”), momentos en los que el blues deja el zaguán de su garage entreabierto (“Sin nombre”), tonadas de descarada ansia pop (“Secretos”, “Tan fuerte, tan frágil”) e incluso baladas donde la alarma del corazón se activa con emergencia (“Me tomé una pastilla”, “Sognare”). Y ese, el truco de desaparecer la furia veloz de la incomprensión para que la tersa ensoñación del enamoramiento surja, parece ser el acto que más asombra a los fans que repiten cada estrofa desde sus asientos. 
El bajo de Alejandro Luque, las guitarras de Ricardo Pérez y Efrén Barón, la batería de Alejandro Blake y los teclados de Rodrigo Monfort se encargan de envolver el imaginario del cantante y guitarrista, quien avisa que un par de décadas atrás, cuando decidió aliarse con su hermano Alejandro para hacer canciones, jamás consideró la posibilidad de encontrarse hoy aquí; “esto nunca estuvo en nuestras cabezas”, señala. Seguramente dice la verdad, pues de la camada de grupos a la cual pertenecen los responsables de “Control”, ninguno —excepto Austin TV— consiguió la proyección masiva que División Minúscula logró, arrancando con el velocímetro en cero hasta ahora, que la aguja picotea en los números más altos del tablero. Por eso el discurso del tipo de camisa moteada luce sincero, antes del arribo de “Las luces de esta ciudad”: “Va dedicada a los que han estado noche a noche donde sea que nos presentemos, sin importar si se trata del antro más chiquito y feo”.
A solas en escena, relajado, apenas acompañado de una guitarra acústica y tras explorar con sus compañeros los límites de sus oídos con la distorsión a tope, Javier reflexiona respecto al pasado al cantar “Préstame tu piel”. La operación tiene lugar cuando los músicos admiran la ruta que han dejado atrás y se alistan para el momento que más esperaban, cuando al bajar del bólido que conducen se detengan a observar el paisaje, mientras los aplausos acompañan el verso que de la boca de su líder está a punto de escapar. Una premonición firmada antaño, cuando sus manos palparon el volante por vez primera: “dibujo carreteras con fija dirección, las salidas de emergencia no son opción”. 

Del pueblito al extranjero
“Aún recordamos con cariño nuestros primeros días haciendo música. Ofrecíamos shows que encontrábamos difíciles porque pocas veces obteníamos un pago —acaso un cartón de cerveza— y todo lo solventábamos nosotros, desde el autobús hasta el hospedaje, aunque regularmente amigos de otras bandas nos daban chance de quedarnos en su piso. Ahora tenemos una producción más cuidada y ya vivimos de esto, pero aun así no cambiaríamos esa parte de la historia, aquellos momentos que antes nos hacían llorar y que hoy recordamos con risa.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
“Veinte años ya de División Minúscula. A veces nos sentimos viejos al pensarlo, pero también nos damos cuenta de que como grupo nunca sentimos la necesidad urgente de firmar un contrato discográfico, salir en MTV, tocar en el Vive Latino o, ahora, cumplir el sueño de estar en el Auditorio Nacional. Simplemente día con día hemos buscado hacer buenas canciones en el ensayo y también hemos procurado llegar a un lugar distinto cada fin de semana para tocar. Todo ha sido muy gradual y al mirar atrás notamos que hemos vivido como un matrimonio que ha pasado el día a día de la mejor forma posible. Porque somos mejores amigos que antes y disfrutamos mucho pasar tiempo juntos. Hoy es bonito decir: venimos de un pueblito llamado Matamoros, en Tamaulipas, y en veinte años hemos conseguido llevar nuestra música más allá de las fronteras de nuestro país”. (A.G.C.

Programa
Día de juicio / Frenesí / Miss Terrorista / Sin nombre / Secretos / Televidente / Extrañando casa / Hombre nuevo / Feliz primer aniversario / Simple / Veneno es antídoto (S.O.S.) / Soundtrack / Cada martes / Me tomé una pastilla / Sognare / Muriendo en un simulacro / Tan fuerte, tan frágil / Control / Nuestro crimen / Las luces de esta ciudad / Préstame tu piel / Casa de cristal / Cursi / Maquillaje (De la forma más romántica) / Año nuevo / Humanos como tú / Señales / Cazador de sueños / Sed / Diamantina / Sismo / Si este mundo acaba hoy / La última y me voy / Voces.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.