martes, 27 de septiembre de 2016

Macuiles y Los Cojolites: Zapateado ante el altar de la alegría



Concierta Independencia / 27 de septiembre, 2016 / Función única / 3:00 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Alejandro González Castillo
Marisol Mandujano se cubre el pecho con su rebozo violeta para cantar “Morena”, y a su lado Emilio Bozzano la acompaña con la voz y una jarana colgada de los hombros. Juntos preparan sus gargantas para repetir las rimas de “Mientras no digas nada” al tiempo que el tres de Alberto Jiménez, el bajo de Joel Castellanos, las percusiones de Omar Sosa y Amir Isaac, el corno de Ernesto Miramontes y el saxofón de Rodolfo Hernández los ayudan a explicar cómo es que un corazón adquiere la capacidad de latir como el chocolate, claro, siempre que un ritmo tropical sea el que le marque el paso.
Las palabras que Marisol emplea para definir el perfil sonoro del grupo que lidera resultan certeras, pues la salsa, el reggae, la bachata y el latin jazz se adhieren al son jarocho que los músicos procuran en un tema como “Gallina”. “Muchos de ustedes no nos conocen, así que nos presentaremos; somos Macuiles, hacemos son jarocho-fusión y venimos de Xalapa”, explica la cantante antes de hacer público su deseo para esta cita: “ojalá pronto los veamos a todos bailando arriba de las mesas”.
Por fortuna, el anhelo de Mandujano no alcanza a concretarse; sin embargo, apenas ella y sus compañeros se despiden, Los Cojolites toman su turno avisando que vienen con ganas de transportar a la audiencia “adonde se vive el fandango sobre la tierra mojada”. Luego, es Benito Cortés quien platica cuánto tiempo pasó antes de que él y sus compañeros aterrizaran en el Lunario esta noche; “hace veinte años que inició nuestro sueño, pero finalmente aquí estamos”. Y con el arrojo de quien, pese a no ser marinero, tiene la certeza de que oleaje más salvaje le hace los mandados, los jaraneros rasguean “La bamba” para a continuación elogiar la belleza de “El pájaro cu”.
Cuando Nora Lara toma las puntas de su vestido para comenzar con el zapateado, Joel Cruz, Noé González Molina, Gonzalo Vega, Alberto de Jesús Nazario y Julio de la Cruz explican que no son guapos ni famosos, pero sí lo suficientemente atrevidos como para soltar una orden inapelable —“quiero un beso de tu boca y de tu blusa un botón”— y promover su cuarta producción discográfica, Zapateando; “un homenaje a la gente de antaño que nos heredó su milenaria tradición musical”. 
“Esta música es como el estilo de vida del campo, como el café, el maíz y la piña. Nos enseña a alegrarnos con las cosas más sencillas”. Las palabras de Benito apelan a su tierra natal, Veracruz, donde, según el jaranero apunta antes de marcharse, el apacible viento campestre invita a orar por el son jarocho de raíz profunda que esta vez él y sus compañeros de Jáltipan traen consigo; “porque la música es el altar donde vive la alegría”, informa Cortés antes de que los presentes bailen las últimas coplas de la noche, unidos todos por el título de “Sembrando flores”. 

Programa
Macuiles: Morena / Mientras no digas nada / Chocolate / Dejarlo todo / Curripiti / Llueve / Alebrije / Mala maña / Gallina / Colás.
Los Cojolites: El camotal / La bamba / El pájaro cu / El aguanieve / Contradicción / La morena / Luna negra / Sembrando flores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.