miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los Ángeles Azules: Baile sinfónico y guapachoso



De plaza en plaza / 21 de septiembre y 15 de octubre, 2016 / Dos funciones / 
2:25 hrs. de duración / Promotor: OCESA promotora S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano
Flexione el brazo derecho. Póngalo a la altura del ombligo. Levante la mano izquierda hasta rozar los cachetes. La cintura hay que rotarla sobre su propio eje: tantito para allá, tantito para acá. Esquive las butacas. La cabeza recárguela como si enfrente tuviera el hombro de alguien a quien esta noche amará por primera vez. Listo. Está usted bailando solito “El listón de tu pelo”, con Los Ángeles Azules y una orquesta sinfónica de cincuenta instrumentistas y un coro de doce elementos.
Cientos ejecutan este método, animados por los violines, violas, chelos, clarinetes y oboes que suenan, en este caso, guapachosos.
La primera parte del concierto es cumbia pura, con Los Ángeles Azules sintiéndose en explanada delegacional. “Vámonos… vamos a bailar, bailar, bailar”, dice Elías Mejía Avante con ese tono sonidero con el que nacieron en Iztapalapa hace cuatro décadas. “Vamos a ponernos de pie para aprovechaaar”, incita el fundador de la agrupación. Pero incluso antes de que lo diga, varios se dejan llevar por ese inexplicable impulso de mover el pie izquierdo en diagonal hacia atrás y luego pasar el pie derecho por enfrente para, finalmente, regresar hacia la posición original mientras se le da vuelo a los brazos que hacen girar a la pareja.
Luego de media hora, un telón se levanta y deja ver a la sinfónica. Los timbales y tambores callan para dar paso a una poderosa obertura de cuerdas. A los pocos segundos se incorpora un coro que anuncia lo que Odilón Chávez, el director de la orquesta, considera una fusión natural. “La música de concierto es música, y la cumbia también es música, entonces no debe haber problema en acoplarlas”, dijo hace casi dos años, cuando se concibió esta idea de hacer cumbia sinfónica, la cual tuvo una primera presentación en el Auditorio Nacional en diciembre de 2014.
El tiempo le dio la razón. Y también los miles de gritos que se escuchan ahora, cuando se agregan los dos últimos elementos de esta ecuación: una morenita chaparrita y una güerita alta, según la descripción de Elías. O lo que es lo mismo, Ha*Ash, el dueto de hermanas que suman su voz de pop juvenil a “Mi niña mujer”, canción incluida en el álbum De plaza en plaza. Cumbia sinfónica (2016), en el que también colaboran Miguel Bosé, Fito Páez, Yuri, Gloria Trevi y varios más.
Entonces ya no hace falta tener una pareja para bailar. Lo que más se ve en los pasillos es a hombres y mujeres ensimismados en sus propios pasos de baile. Tan concentrados están que pierden la oportunidad de repetir la experiencia de la colaboración: “La hubieran pedido otra vez”, dice José Mejía cuando Ha*Ash va de regreso a los camerinos. Aunque el público reacciona, ya es tarde: “Ahí para la otra”, les dice.
Esa segunda oportunidad llega cuando convierten “Ay amor” en una cumbia de alto grado de dificultad. A la orquesta sinfónica se suma el pop de Ana Torroja y el rap de MC Davo. El resultado es tan satisfactorio que entonces sí el público se acuerda de pedirles que se queden para oírla otra vez. “Estoy feliz de estar en una noche muy especial con todos ustedes”, dice la española antes de la repetición.
Sucede lo mismo cuando Kinky participa en “Cómo te voy a olvidar”, que dio título al álbum de 2014, en la que Gil Cerezo y Ulises Lozano suman su voz y acordeón de sonido electropop regiomontano. Al escuchar que les piden otra, los invitados se desconciertan. José Mejía los tranquiliza: “Vamos a cantar otra vez la misma”. Para Los Ángeles Azules no es raro hacer algo así, mucho menos con este tema. “Hubo veces, cuando la sacamos y estaba de moda, (finales de los 90) en que la cantábamos hasta cuatro veces… la gente no se la podía sacar de la cabeza”. Ahora sólo son dos.
No sólo se queda en la cabeza, también permanece en el cuerpo de quienes la escuchan. Por eso mueven la mano como si ofrecieran una flor a quien los abandonó: “si en una rosa estás tú”. Luego se tocan la nariz para recordar el olor de aquél al que tanto siguen amando: “si en cada respirar estás tú”. Se llevan los dedos a la sien para reclamar su ausencia: “¿cómo te voy a olvidar?”).
Para entonces ya se ha comprobado que todo cabe en una cumbia (sinfónica, pop, electro, rap), sabiéndola bailar.

Fieles al origen
¿Puedes o no puedes? Esta pregunta se ha convertido en una especie de mantra para Los Ángeles Azules.
La etapa más reciente del grupo comenzó con una reunión en la que el ejecutivo de una disquera los sentó a la mesa y les propuso convertir en cumbia “Ella usó mi cabeza como un revólver”, de Soda Stereo. Los hermanos Mejía Avante se miraron extrañados. Entonces, Elías le lanzó la pregunta a Jorge (compositor y arreglista del grupo): “¿puedes o no puedes?”. Convertir en cumbia un tema emblemático del rock latinoamericano no era cualquier cosa, pero basta con echar un vistazo a la historia de la agrupación para entender que la pregunta sobraba.
Luego de una época de éxito en los ochenta, a comienzos de los noventa resintieron la llegada de la quebradita. En esa época, en que muchos grupos de cumbia sucumbieron a la moda del nuevo género, Los Ángeles Azules sobrevivieron gracias a Entrega de amor, un disco publicado en 1994. Diez años después llegó el pasito duranguense y otra vez las disqueras dejaron de confiar en ellos. Y una vez más los músicos decidieron ser fieles a su cumbia iztapalapense. Soportaron el vendaval del reggaeton y la música de banda hasta que se toparon con el rock. Fueron invitados al Festival Vive Latino (2013) e hicieron duetos con Saúl Hernández, Jay de la Cueva y Kinky, entre otros. Finalmente, el último paso de todo proyecto musical iconoclasta: poner una sinfónica detrás.
Por eso, cada vez que les presentan una nueva fusión (como la de Cerati), los Mejía Avante se preguntan, por rutina, ¿puedes o no puedes? “Sí podemos”, es siempre la respuesta. (J.A.Q.)

Programa
Entrega de amor / Cumbia pa’ gozar / Mi único amor / La cumbia picosa / A la cumbiamba / Toma que toma / La cumbia coqueta / La cumbia de la tostadita. Con sinfónica: El listón de tu pelo / Por tu amor / Juventud / Mi niña mujer (con Ha*Ash) / La cumbia del infinito / Me haces falta tú / Entrega de amor / ¿Cómo te voy a olvidar? (con Kinky) / La cumbia del acordeón / Las maravillas de la vida / Mi cantar / 20 rosas / Hermoso bebé (con Tessa Ia) / Amor de amores / Amigos nada más / Mis sentimientos / Ay amor (con Ana Torroja y MC Davo) / 17 años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.