martes, 27 de septiembre de 2016

Fifth Harmony: El poder femenino



7/27 Tour / 27 de septiembre, 2016 / Función única / 
1:50 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
¿Qué fenómeno musical provoca que adolescentes con boleto en mano hagan fila durante diez horas para entrar al Auditorio Nacional? La respuesta es Fifth Harmony, grupo estadounidense cuya meteórica carrera inició apenas en 2012.
Ok, las jovencitas mexicanas adoran a Fifth Harmony, pero, ¿por qué se forman si ya tienen ticket? Sucede que, en esta ocasión, se han eliminado las butacas más cercanas al escenario y en ese espacio es posible ver de pie, casi al alcance de la mano, a Normani Kordei, Dina Jane Hansen, Lauren Jauregui, Allyson Brook y Camila Cabello.
La idea es estar en primera fila. Si eso no es posible, entonces en la segunda, tercera, cuarta, quinta o un poquito más lejos, pero dentro de una ola humana que se mueve con un pop de buena calidad, en el que se combinan ritmos como funk y rhythm & blues. Tres mujeres virtuosas tocan guitarra, batería y teclados.
Las cantantes tienen excelentes voces de soprano (Allyson, Camila), mezzosoprano (Dinah, Normani) y contralto (Lauren). A cada una le corresponde iniciar canciones y lucirse a sus anchas, mientras las demás hacen coros potentes y solidarios. Duetos, tríos, cuartetos y quintetos se alternan, sin que ninguna descanse porque todo el tiempo ejecutan perfectas coreografías en las que muestran sensualidad a raudales.
No sólo están de pie quienes hicieron fila con muchas horas de anticipación, sino todos los que hoy agotaron el boletaje porque nadie puede estar sentado con una música tan candente. Además, la gritería ubica a este concierto en el top ten de máximos decibles en la historia del recinto.
¿Y de dónde salieron estas cinco guapas con ropa sexy? En 2012 participaron como solistas en el concurso The X Factor, de la televisión estadounidense. Ninguna alcanzó el éxito en esa modalidad, pero el conductor Simon Cowell las agrupó y participaron primero con el nombre de LYLAS, luego se llamaron 1432 y por fin Fifth Harmony. Quedaron en tercer lugar, pero con el tiempo se han convertido en las más famosas de esa generación.
Ninguna es de origen anglosajón ni de clase económica alta; provienen de familias de inmigrantes y se enorgullecen de eso. Camila Cabello nació en Cuba, su madre es de esa isla y su padre mexicano; a sus compañeras les dice en inglés que en este escenario ha cantado muchas veces Luis Miguel y ellas se muestran emocionadas.
En español, Cabello se dirige al público: “Uno de mis mayores sueños es cantar esta canción en el Auditorio Nacional, y quiero que ustedes me ayuden porque seguramente la conocen”. Entonces interpreta a capella “México lindo y querido”, acompañada de casi diez mil coristas.
Entre los muchos regalos que avientan las fans, destacan una bandera tricolor y una camiseta de la Selección Mexicana de futbol. Camila no duda en mostrar el lábaro patrio y en lucir la playera durante buena parte del show. Ella después dirá en las redes sociales que, sin duda, éste ha sido el concierto más emocionante de su carrera.
Normani, quien se crió en Nueva Orleans, comenta en inglés: “Tenemos una gran familia con ustedes y son la razón por la que nosotras salimos al escenario”. En un par de ocasiones dice groserías en español y provoca risas en el público.
El grupo realiza una gira mundial para promover su segundo álbum de larga duración, 7/27, lanzado al mercado hace cuatro meses. Antes grabaron Reflection (2014) y Better Together (2013), este último un EP que las catapultó en serio.
En la Pascua de 2015 fueron invitadas a la Casa Blanca, donde cantaron “Happy Birthday” en honor al quinto aniversario de Let’s Move, una iniciativa de la primera dama, Michelle Obama, para que la gente baile o haga ejercicio en favor de la salud. En el Auditorio Nacional ofrecen “Bo$$”, tema en el que aparece el nombre de la señora Obama como símbolo de empoderamiento femenino.
Las adolescentes mexicanas que se engancharon en The X Factor con Fifth Harmony, ven en estas artistas un coctel muy atractivo: música, baile, relaciones amorosas y, sobre todo, el gusto por la vida que se tiene a esa maravillosa edad.

La aventura de Camila
En mayo pasado, Camila Cabello publicó un artículo en el portal Popsugar acerca de la forma en que llegó a Estados Unidos. Relata que tenía siete años cuando ella y su madre viajaron treinta y seis horas desde México en un autobús. La mamá iba pensando en conseguir trabajo como arquitecta y la niña en conocer Disneylandia.
El título profesional que la señora había obtenido en Cuba no le sirvió en Miami, así que se vio en la necesidad de ganarse el sustento en empleos mal pagados. Cierto día, la madre tuvo una plática casual con alguien que le preguntó si dominaba Autocad, un programa con el que trabajan los arquitectos; ella pensó “¿qué fregados es eso?”, pero dijo “sí, por supuesto”. En una semana aprendió a manejar ese sistema y pudo laborar en algo relacionado con sus estudios; hoy tiene su propio despacho.
Cuando Camila tuvo la oportunidad de hacer un casting para participar en The X Factor, le preguntaron si alguna vez había cantado en público. La respuesta verdadera era “no”, pero recordó la experiencia de su madre y contestó: “sí, por supuesto”.
En el mencionado texto, Cabello concluye: “Este país fue construido por inmigrantes. Gente lo suficientemente valiente como para empezar todo de nuevo. Qué fuertes somos los que dejamos todo atrás con la esperanza de algo mejor. No es que no tengamos miedo, simplemente nuestros sueños son más grandes que nuestros temores”. (F.F.)

Programa
That’s my Girl / Miss Movin’ On / Sledgehammer / Reflection / This Is how We Roll / Scared of Happy / Write On Me / I Lied / No Way / We Know / Dope / Squeeze / Big Bad Wolf / Bo$$ / Not that Kinda Girl / All in My Head / Brave, Honest, Beautiful / Gonna Get Better / Voicemail / Worth It / Work from Home.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.