jueves, 22 de septiembre de 2016

Ana Torroja: La mutua confidencia


Tour Conexión / 22 de septiembre, 2016 / Función única / 2:45 hrs. de duración /
 Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas 
Ana Torroja está a un año de cumplir cuatro décadas de vigencia en la música. Su carrera empieza en 1977, y es entre 1981 y 1992 la época en que le da cuerpo y alma a las canciones del grupo Mecano, considerado como uno de los máximos exponentes del pop español.

Cuando inició su ruta individual en 1997, Torroja se propuso desarrollar una identidad artística diferente a la que tenía como integrante del trío. Gracias al apoyo de otros artistas, compositores y productores, esa búsqueda está resuelta: es epítome de la cantante pop y su extendida influencia es reconocida sin reparos. 

Imposible ignorar cómo el grupo acompañante, formado por músicos mexicanos, llama la atención del público para activar el concierto. Elabora una entrada instrumental llena de suspenso, que anuncia un gran acontecimiento. Es tan impactante su intervención que ahí queda como el equivalente de una firma. El director del quinteto es el guitarrista Joe Demikeli, talento cuya pista vale la pena seguir. 
Semejante encuadre sonoro prepara al público para que reciba a la cantante madrileña en medio de un aire de magnificencia. Es conocido el punto de vista de ella acerca de las circunstancias que provocan giros decisivos en su existencia. Se entiende por eso que el primer tema sea “La fuerza del destino”, y en seguida “Hoy no me puedo levantar”, la canción que puso a Mecano en el umbral del reconocimiento, en 1981. 
Sin pausa alguna, escuchamos “A contratiempo”, primer sencillo de la transformación en solista, por lo tanto, pieza clave. Esta yuxtaposición marca la tendencia a seguir: armar un entramado entre las canciones ya instaladas en la memoria de la gente, por obra de Mecano, con las de la carrera individual. Entre ellas “Disculpa”, recién nacida que representa el futuro. Se desprende del nuevo compacto, y primero en vivo, titulado Conexión. Este proyecto, que implica el concepto de biografía musical, configura por vez primera la trayectoria de Ana Torroja de manera íntegra y congruente.
Los invitados especiales mantienen y vigorizan esa estructura imbricada. La gente ovaciona a Río Roma por su participación en “Cruz de navajas”. Mientras que Los Ángeles Azules arman el bailongo con su versión en cumbia de “Me cuesta tanto olvidarte”, que incluye al rapero regiomontano MC Davo. El entusiasmo con el cual Ana cobija estas participaciones nos da una idea de hasta qué punto ha hundido sus afectos en la cultura mexicana, más allá de la mera superficie. 
Esa actitud es más evidente cuando María León la acompaña con su deslumbrante presencia y memorable interpretación de “Mujer contra mujer”. Es uno de los principales temas de José María Cano, forma parte del disco Descanso dominical, de 1988. En aquella época, e incluso ahora, la canción ha estado involucrada en polémicas por abordar el tema de las relaciones lésbicas. María León y Ana Torroja la cantan cara a cara, con desbordante pasión en las voces, sutileza en el roce de los cuerpos e intercambio de sugerentes miradas. Concluyen cuando se besan en la boca, sellando así dichos acercamientos. Como pocas veces antes, el asombro se apodera del público ante lo que pasa en el escenario. “¡Viva la diversidad!”, grita la Torroja mientras María se dirige a los camerinos.
La profesión de cantante, según ha comentado Ana, es ajena a la rutina y está llena de sorpresas, “porque cada disco y cada concierto son diferentes, suceden en un momento histórico” (El Tiempo, 8 de julio de 2014).
Diego Silva, autor del libro El pop español, a manera de elogio describe a Mecano como “un perfecto ejemplo de acierto empresarial”. Y explica que la razón de su éxito está en la voz de Ana, que “hace lo que quiere con ella”, y en la calidad de las canciones de José María e Ignacio Cano, con “letras que llegan a todo tipo de gente sin ningún problema, melodías que se enganchan durante días a la memoria ‘tarareadora’ que todos tenemos”. Para redondear la idea, agreguemos que los compositores también abordaron temas poco tratados o considerados tabú. 
Sirva esa cita para ilustrar en qué consiste el acervo de canciones que Ana Torroja se ha propuesto que pase de una generación a otra, como parte de su propia biografía musical. Esta idea, central en la producción del evento, acaba por establecerse sin confusión alguna durante el último tercio del concierto, cuya selección de canciones tiene mayor peso en el catálogo de Mecano.
Un júbilo generalizado y contundente marca la despedida. Vemos a la cantante, en su segundo cambio de vestimenta, luciendo un atuendo a lo dark queen. La escenografía se transforma para simular la bóveda celeste, mientras interpreta  “Hijo de la luna”; seguida por “Corazones”, guiño para Miguel Bosé, de quien ella aprendió dos lecciones de vida: no tener miedo a equivocarse y saber decir que no. “Barco a Venus” hace el puente con  “Me cuesta tanto olvidarte”. Interpretada por una voz colectiva, ésta adquiere la dimensión de una mutua confidencia entre Ana Torroja y su público.

El respaldo de Joe Demikeli
La participación del dúo Madison como abridor de Ana Torroja fue breve, apenas quince minutos. Tiempo suficiente, sin embargo, para demostrar que hace un pop de calidad, reflejo de un alto nivel de preparación y de la experiencia adquirida en la industria musical por parte de sus integrantes. Daniel Dayz y Joe Demikeli se conocieron en el prestigiado Berklee College of Music, en Boston. Tiempo después, luego de haber impulsado proyectos por separado, se unieron con el nombre que ahora tienen.
Su primer y único disco fue realizado en los East-West Studios de Los Ángeles, California, donde han grabado destacadas figuras del pop y el rock. Una vez terminado su acto de apertura, Joe Demikeli apareció como director del grupo que respalda a la cantante española. Él y sus compañeros se complementan a la perfección con ella. Tienen su parte de protagonismo, sobre todo por la acertada compatibilidad de los arreglos con la voz de Ana y la intención de las canciones. Aportan la flexibilidad melódica necesaria, con una carga de energía propia del rock. Son parte fundamental en el proyecto Conexión. Demikeli destaca como guitarrista —ha hecho versiones de "Voodoo Chile” y “Foxy Lady”, de Jimi Hendrix— y líder que agiliza a la agrupación. Es su vida profesional también es cantante, compositor y productor musical, con su propio estudio de grabación, requerido por artistas como Alejandra Guzmán, Emmanuel o Moderatto. (R.F.B.)

Programa
Introducción instrumental / La fuerza del destino / Hoy no me puedo levantar / A contratiempo / Disculpa / Con Río Roma: Cruz de navajas / Aire / No me canso / Ya no te quiero / Los amantes / Maquillaje / Con Los Ángeles Azules y MC Davo: Ay amor – Me cuesta tanto olvidarte / El cine / Con María León: Mujer contra mujer / El siete de septiembre / Como sueñan las sirenas / Sonrisa / Popurrí: Quédate en Madrid – El uno, el dos, el tres – Naturaleza muerta – “Eungenio” Salvador Dalí – No hay marcha en Nueva York – Las curvas de esa chica / Duele el amor / Me colé en una fiesta / Ay qué pesado / Un año más / Hijo de la luna / Corazones / Barco a Venus / Me cuesta tanto olvidarte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.