lunes, 29 de agosto de 2016

Renoir: Alumno de la naturaleza


Exhibition on Screen: Renoir. Desde la Fundación Barnes de Filadelfia. Proyección digital con subtítulos en español / 29 de agosto, 2016 / Función única / 1:30 hrs. de duración /
 Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
Se corrió la voz de que Exhibition on Screen es una serie de documentales de calidad excepcional, y por eso esta noche Renoir: Desde la Fundación Barnes de Filadelfia registra la mayor afluencia de público en el ciclo. Antes se vieron en el Lunario Pintando el jardín moderno: De Monet a Matisse, y Goya: Desde la National Gallery de Londres.
En los dos casos previos, el director Phil Grabsky trasladó a la pantalla sendas exposiciones temporales de museos londinenses. En cuanto a Renoir, se trata de una visita a la Fundación Barnes de Filadelfia, en donde hay ciento ochenta cuadros del pintor francés de manera permanente, sobre todo de su periodo vanguardista que abarca de 1890 a 1919.
En el reportaje de Grabsky, varios críticos de arte señalan que Renoir no se conformó con ser una de las figuras estelares del impresionismo, sino que dio un paso adelante. Luego de un viaje a Italia, donde se empapó del arte renacentista, sintió que su pintura era superficial y efímera, “como la de un acuarelista”; entonces se preocupó más por la composición y técnicamente viró hacia “un trabajo en seco y controlado”.
Sus ideas acerca del proceso creativo quedaron plasmadas en el libro Renoir, mi padre (1962), escrito por el cineasta Jean Renoir, a partir de muchas horas de plática entre ambos. El pintor le dijo a su hijo que la creatividad gira en torno a la naturaleza, “la única maestra”. Creía que “el arte es la naturaleza misma, filtrada por cerebros humanos”.
En su etapa de madurez, Renoir recibió muchas críticas por la obsesión en el desnudo femenino, y aún en la actualidad hay voces que lo consideran un pintor misógino que sólo plasmó cuerpos sin alma en la mirada. En su momento, Jean Renoir calificó esos comentarios como “parte de la mojigatería imperante”.
Las cámaras se pasean con deleite por las salas de la Fundación Barnes, pero también viajan a otros museos para mostrar cómo evolucionó la pintura de Renoir, desde El palco (1874, Courtauld Gallery de Londres), El columpio (1876, Museo D’Orsay de París), Almuerzo de remeros (1881, Galería Nacional de Washington) o Las bañistas (1918, Museo D’Orsay). Este último cuadro lo consideraba el autor su obra cumbre: “después de cincuenta años, por fin encontré la fórmula”.
Entre las obras de Renoir que posee la Fundación Barnes destacan Lavandera con niño (1886), que es estudiada a fondo en el documental porque ahí se percibe al artista en plena experimentación; Bañistas en el campo (1897) y Composición, cinco bañistas (1918).
Pierre-Auguste Renoir (1841-1919) provenía de una clase socioeconómica baja y pasaron muchos años antes de que pudiera vivir de su trabajo con cierta holgura. Por necesidad inició su carrera como decorador de porcelanas y abanicos, y sus primeros cuadros los vendió en ochenta francos. En 1990, Baile en el Moulin de la Galette fue subastado en 78.1 millones de dólares y en la actualidad pertenece al Museo D’Orsay.
Albert C. Barnes (1872-1951) fue un químico estadounidense que amasó una gran fortuna gracias medicamentos antimicrobianos que él patentó. En 1922 creó la fundación que hoy resguarda alrededor de ochocientas pinturas de grandes artistas como Paul Cézanne, Henri Matisse, Pablo Picasso y Vincent Van Gogh, entre otros. Barnes no era un intelectual típico, pero se ufanaba de “haber leído todos los libros de arte importantes que se han editado en el mundo”.
En Renoir: Desde la fundación Barnes de Filadelfia, se incluyen algunas imágenes fílmicas del pintor durante sus últimos meses de vida. Tenía artritis reumatoide y un asistente le acercaba el cuadro para que él pudiera trabajar sin moverse de su silla de ruedas. Casi se podría decir que murió con el pincel en la mano a los setenta y nueve años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.