viernes, 19 de agosto de 2016

Manuel García: Alzar la voz con guitarra en mano



Gira 10 años  / 19 de agosto, 2016 / Función única / 2:05 hrs. de duración /
 Promotor: Ángel Ortiz Beltrán. 

Rodrigo Farías Bárcenas
¿Qué motivó al cantautor Manuel García a celebrar su trayectoria de diez años como solista? Él ya es uno de los músicos más populares de Chile, ahora toca reforzar vínculos profundos con el público de otros países. La gira Diez años integra el pasado con el porvenir, comprende una retrospectiva que apunta hacia el futuro. 

La escenografía contribuye a que se capte esa invitación, la de seguir compartiendo experiencias. Un buzón en el que anidan cartas recibidas recientemente, representa el interés puesto en la comunidad y cuánto importa su retroalimentación. En la pantalla del fondo se proyectan imágenes que simbolizan los recorridos que el compositor desea compartir: el que está en curso, con panorámicas de terrenos surcados por carreteras y senderos, y el que viene, un camino que conduce al estudio de grabación Red Rock, en Pensilvania. En el buzón hay un letrero que dice: “Harmony Gardens”, que se refiere a un paisaje cercano a ese lugar. El efecto consiste en ubicar ahí al público, como si participara en la gestación del disco más reciente, punta de lanza del nuevo ciclo, aún inédito.

Manuel García nace el 1 de marzo de 1970, en Arica, al norte de Chile. Se inicia profesionalmente en la música en 1995, sin dejar de tomar parte en las manifestaciones sociales. Dos años después funda la banda Mecánica Popular, destacada en la historia del rock chileno. En 2005 inaugura su trabajo como solista, lanzando a fines de ese año el primero de los cinco discos que tiene en su haber, todos ellos con altas ventas en su país, junto con dos videos que registran sendos conciertos. En las entrevistas menciona con gratitud a quienes han inspirado su trabajo como cantautor: Atahualpa Yupanqui, Violeta Parra, Víctor Jara. También a The Beatles, Pink Floyd, Radiohead, Los Tres, Gustavo Cerati, entre otros. 
Su popularidad crece a partir de 2011, con un impactante concierto en el teatro Caupolicán, uno de los principales de la capital chilena. Y más aún con su participación, un años después, en el Festival Internacional de la Canción Viña del Mar. Ahí el público lo apoyó otorgándole las preseas de mayor valor, y ovacionándolo cuando abogó en favor de comunidades mapuches. Los mayores logros de Manuel García en su trayectoria de diez años son una fina obra artística, que goza de credibilidad, y el respaldo de la gente. 
De 2010 a la fecha se ha presentado en México en algunas ocasiones; aquí no goza de semejante nivel de popularidad, pero podría llegar a ser más conocido de lo que ya es. Eso deja ver la bienvenida que recibe. Que es entusiasta y calurosa, es decir lo menos. El comienzo es “Témpera”. De gentil melodía y letra contundente, sirve para entrar de lleno con una metáfora social: “Difícil pensar sin hablar / difícil hacerse un lugar en los labios / al toro si no es por los cuernos / difícil llevarlo arrastrando al infierno”.
Las canciones siguientes nos llevan al punto de partida de la celebración por los Diez años. Forman parte de Pánico, el álbum que inauguró la carrera solista del chileno en 2005: “Hablar de ti”, “Tu ventana” y “La danza de las libélulas”. Esta última, acompañada con guitarra acústica, como las anteriores, es un modelo de la mezcla de tersura y nostalgia que caracteriza el estilo de García: aun cuando es evocativo, no se ancla en el pasado. 
Ya entrados en el recorrido, escuchamos un bloque en el que sobresalen la raíz folclórica y los contenidos que, sin dejar de referirse a experiencias cotidianas, tienen una connotación más inclinada hacia la reflexión filosófica y social. Por ejemplo, el callejón sin salida que plantea “Piedra negra”, o el retrato del “Viejo comunista”, que privilegia al ser humano por encima de la ideología. Con “Los colores” vuelve al tema amoroso, llevando el ritmo con la guitarra en forma percutida, emulando al corazón que menciona en la letra, en una ejecución a la vez sencilla y poderosa. 
La participación del guitarrista Craig Thatcher propicia que el músico ariqueño se explaye contando detalles de su trabajo en Red Rock, con Thatcher como coproductor. Es cuando aparecen las imágenes del camino que conduce al estudio. Además presenta, entre otros, un tema inédito que escribió a los veintiún años: “Venga la vida”, interpretado por ambos con sólido acoplamiento de guitarras. Está dedicado a la “juventud inquieta”, para usar palabras del autor, es decir: a las nuevas generaciones.
Viene otra sección de García solo, que incluye canciones inspiradas en México. Y es en su segunda intervención cuando Thatcher sale en plan arrasador con su requinto, haciendo mancuerna con el chileno, que no sólo es maestro del punteo con la acústica, sino también de la eléctrica en plan rítmico, como en los casos de “La gran capital” y “Reloj”. Hay momentos en los que la dinámica de las guitarras recuerda a las músicas folk y country de Estados Unidos, como eran abordadas por Allman Brothers o Creedence Cleawater Revival. Este pasaje es de lo más sobresaliente. 
El cantautor menciona el centenario del natalicio de Violeta Parra, que será el próximo año, antes de culminar su concierto con una canción de ella, “Volver a los diecisiete”. Una vez que el escenario se vacía, cuando ya no están las guitarras, dos eléctricas y cuatro acústicas, permanece la huella que éstas dejan en el oyente, la de objetos hermosos que cobran vida con la sensibilidad de Manuel García, quien alza la voz con ellas como si fueran un solo ser.

Programa
Témpera / Hablar de ti / Tu ventana / La danza de las libélulas / Pañuelí / La canción del desvelado / Piedra negra / Viejo comunista / Los colores / Con Craig Thatcher: Sobre los campos - Diamantes - La voz del trueno - Venga la vida - El rancho - Romance trajinera / Acuario / Carcelero / Alfil / Un rey y un diez / Con Craig Thatcher: La gran capital - Reloj / Medusa / La pena vuela / Volver a los diecisiete.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.