martes, 7 de junio de 2016

Tercera de forros: La esclavitud moderna



México. Una novela embotellada / Jennifer Clement, Francisco Barrios El Mastuerzo, Mariana H (moderadora) / 
7 de junio, 2016 / Salón Blanco / 1:15 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

David Cortés
“Todos se quejan de la Ciudad de México”, dice un tanto apesadumbrada Jennifer Clement; pero, continúa la autora de La viuda Basquiat y Ladydi, “nunca se me olvida que estoy viviendo en el lugar de la gran profecía”.

Hoy el Salón Blanco se abre para tratar un asunto espinoso: la trata de personas, “un problema que no es exclusivo de México, porque hoy hay más esclavos en el mundo que en toda la historia de la humanidad”, dice la escritora que en 2001 obtuvo el Conongate Prize for New Writing del Reino Unido, por el libro A Salamander-Child; actualmente es presidenta del PEN Internacional, organización que promueve la literatura y la libertad de expresión.

Francisco Barrios, El Mastuerzo, baterista de Botellita de Jerez desde 1985, ante la pregunta de Mariana H acerca del papel de la música en tiempos de crisis, señala que “los aparatos ideológicos del Estado, como los llamó Louis Althusser, insisten en dominar, pero hay una serie de canciones y manifestaciones artísticas que se han opuesto a la dominación”. A continuación canta “Ven y mira”, un tema que escribió luego de leer un texto de Ryszard Kapuscinski, de donde tomó algunas líneas, “aunque él nunca se enteró de que hicimos una rola juntos”.
La palabra clave de la noche es resistencia. Clement es clara al señalar que la literatura sirve para cambiar gobiernos: “Allí está el ejemplo de Oliver Twist, que ayudó a modificar las condiciones laborales de los niños en Inglaterra, porque siempre la novela es mucho más poderosa que el periodismo”, y recuerda que “no hay mucho que leer en los periódicos, pero sí mucho que leer en la historia”.
Según El Mastuerzo, “el sistema en el que vivimos lo que plantea es la máxima ganancia, si los narcocorridos dejan dinero, se van a seguir haciendo, porque no siempre lo que más se escucha o vende es lo que tiene más calidad. Como artistas tenemos que elegir una serie de temas que nos parecen trascendentales, aunque hablen del dolor. Hay una lucha ideológica de resistencia por no escuchar ‘La mesa que más aplauda’”; cierra su intervención con “Muero por vivir”, una composición más de su repertorio en solitario.
Escritora y músico coinciden en que es tarea del arte retratar la cotidianidad, ser un espejo del día a día, aunque duela, porque, afirma ella, “siempre escribo de lo que me duele y Ladydi habla de las niñas más vulnerables del país y no obstante es un libro amoroso, encantador”.
Remata el dueño de los tambores en la tres veces H Botellita de Jerez: “Los artistas viven distintos valores de la sociedad. Hoy, lo que se busca es vender, no importa lo que se venda, puede ser incluso la conciencia, la máxima ganancia, pero al final quiero que la vida me quiera”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.