viernes, 10 de junio de 2016

Flans: Cumbre de la música pop



30 años / 10 de junio, 2016 / Función única / 1:50 hrs. de duración / 
Promotor: Entretenimiento y Cultura, S.A. de C.V.

Rodrigo Farías Bárcenas 
La proyección de un video introductorio funciona como referencia para que el público recuerde cómo ha sido la carrera de Flans durante treinta años. Luego de una eficaz síntesis, queda claro que la popularidad del trío sigue firme, a pesar de la falta de continuidad. Es un hecho que se confirma con la entrada triunfal de Ilse, Ivonne y Mimí.

Para empezar, interpretan no un antiguo éxito sino el más reciente: “Yo no sería yo”. Es una elección significativa que indica la dirección del concierto. Si bien éste hace un recorrido por diferentes épocas en la historia reciente de la música juvenil, lo que muestra es el presente de las intérpretes.

Esa actualidad es la de tres mujeres maduras que no pretenden ser las jovencitas de entonces, pero que sí conservan su condición física y facultades artísticas en buen estado. Hay pasión y compromiso con las canciones. Además, no han perdido su identidad como conjunto, con características como su simpatía, voces individuales con sello propio, inconfundible armonía vocal y coreografías tantas veces imitadas por la gente que las sigue. La vestimenta se inclina por la sobriedad que confiere el atuendo de color negro, en lugar del colorido desparpajo de antaño. 
La música afianza la connotación de actualidad, con arreglos ajenos al tecno rock —en el cual sobresale el uso del sintetizador—, subgénero que marcó la época en la que nació y creció Flans, y que fue su principal nutriente sonoro. En cambio, respalda un grupo que despliega poderío, formado por dos guitarras, bajo, batería, teclados y coros. El énfasis está puesto en la consistencia del ritmo y en la máxima expresión de la energía, aspecto en el que destaca el baterista Ramón Guadalupe, con el arrollador pálpito de su bombo. Paco Vanegas, ex tecladista de Gloria Trevi, dirige la agrupación. 
Mimí se muestra sorprendida al ver el Auditorio Nacional lleno a toda su capacidad. Acaban de cantar “20 millas”, la quinta en el orden, cuando exclama visiblemente conmovida: “¿Qué puede una decir frente a esto?”. Hay presencia de niños y adolescentes que aún no nacían cuando ellas iniciaron su carrera. El público que más abunda, sin embargo, es el adulto. Mujeres y hombres a quienes falta poco para llegar a su cuarta década de vida, que se alegran tanto o más que los pequeños reviviendo emociones latentes. “¡Gracias por acompañarnos estos treinta años y bienvenidas las nuevas generaciones!”, remata la cantante, aún más emocionada, para luego dar paso a “Tiraré” y a “Verde más allá”. Esta última es original de Jenny and the Mexicats, banda independiente con integrantes de Inglaterra, España y México, cuya popularidad ha crecido en años recientes. 
Sucede entonces algo inesperado: el reencuentro de Flans con su antigua productora ejecutiva y representante, con quien estuvieron distanciadas durante años. Toca a Ilse comentar: “Habiendo tantos buenos conciertos, que ustedes se decidan a venir aquí es de agradecerse muchísimo”. Y luego pide un aplauso para una persona que “con sus ideas y nuestro arduo trabajo”, es parte fundamental de ese reconocimiento. Las luces señalan un lugar entre las filas preferentes, donde está Mildred Villafañe, quien recibe la ovación levantando los brazos. Este acontecimiento deja huella en el transcurso del concierto, porque exacerba la emotividad en torno al valor de la reconciliación. Es cuando “Alma gemela” viene muy al caso. Más adelante, Ilse bajará del escenario para darle a Mildred un abrazo. 
Para tener una idea de la importancia de Villafañe, recordemos que ella creó la estrategia que introdujo a Flans en el mercado, dirigió un equipo que seleccionó a las integrantes, diseñó la línea musical —con temas que describen vivencias juveniles— y elaboró una imagen meticulosamente cuidada, aceptable para la televisión nacional e internacional (léase MTV). Entre 1985 y 1990, Flans fue el súmmum de la música pop en español, nadie como ellas para transmitir la idea de un mundo idílico. 
Hay otros elementos de la producción que amplían la dimensión del espectáculo. Uno es la participación de Beto Castillo con su coro de doce integrantes en “Quédate a mi lado”, “Hadas”, “Finge que no” y “No controles” (al final); otro es el set acústico de “Trinchera”; finalmente, el homenaje a Cristian Castro con la versión de “No podrás” —“los noventa no se entenderían sin él”, dice Mimí— y el reconocimiento para una de sus mayores influencias, el grupo español Mecano, con un cover de “Barco a Venus” muy celebrado. 
Llegamos a un cierre circular con un video más que anuncia el final del concierto. Remite a los inicios de Flans, en particular a su lanzamiento en el programa Siempre en domingo, el más importante de una larga cadena de impactos mediáticos. Ilse, Ivonne y Mimí cambian sus vestidos negros por un colorido ropaje, similar al que las caracterizaba en aquella época, informal y de aire juvenil. “Bazar”, “Las mil y una noches” y “No controles” resulta ser la trilogía ideal para concluir por ser las canciones más exitosas. Las cantantes dejan constancia del “arduo trabajo” al que antes se había referido Ilse y que todavía rinde frutos: entrenamiento en canto, baile y expresión corporal. El público reconoce esta disciplina, sí; pero sobre todo aplaude la total entrega que hay de por medio.

El periplo de “No controles”
“No controles” fue compuesta por Ignacio Cano, del trío español Mecano, para sus paisanos de Olé Olé, cuando Vicky Larraz era la cantante. Este último grupo se dio a conocer con dicho tema a principios de 1983, sonando principalmente en España e Italia. A partir de entonces, la canción ha tenido tal preferencia que puede ser considerada una de las clásicas de la música pop, si es que vale la expresión.
A Flans corresponde la versión más trascendente, es parte de su disco homónimo de 1985, y como sencillo circuló en España, Estados Unidos y América Latina, hasta convertirse en un signo de identidad para el trío e inspiración para otras versiones. Ellas mismas la han regrabado, con diferentes arreglos, en 2002 y 2014. En 1996, el grupo mexicano Café Tacvba hizo lo propio con un sesgo agresivo, al estilo punk, acercándola al público roquero de habla hispana en Estados Unidos y Latinoamérica.
“No controles” fue parte del musical Hoy no me puedo levantar, basado en las canciones de Mecano, y cuyo estreno en México fue en 2006. Entre los invitados al festejo de las trescientas representaciones estuvieron Nacho Cano, creador y director del montaje, Ilse y Mimí, quienes cantaron a dúo el tema que las hizo famosas ante el beneplácito de la asistencia, según reporte de El Universal. Hay otros covers de “No controles” —como los de Patricia Manterola (2006), Stereo Total (2009) y Marta Sánchez (2012)— que considerados en su conjunto han contribuido a que la gente mantenga en su memoria a Ilse, Ivonne y Mimí. (R.F.B.)

Programa 
Introducción / Yo no sería yo / Me gustaría ser sonrisa / Los salvajes -Uhm Ah Oh - Esta noche no / Giovanni Amore / 20 millas / Tiraré / Verde más allá / Alma gemela / Quédate a mi lado / Hadas / Finge que no / Trinchera / Ay amor / No podrás / Hoy por ti / Tímido / Barco a Venus / Él no es un Rocky / Me he enamorado de un fan/ Corre corre / Bazar / Las mil y una noches / No controles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.