jueves, 5 de mayo de 2016

Sonido Gallo Negro + Sonido La Changa: Bailar en 3D



5 de mayo, 2016 / Función única / 3:20 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional. 

David Cortés
El volumen de Sonido La Changa es atronador. Las bocinas parecen reventar, el suelo se cimbra, las caderas se menean, no hay forma de pararlas y Ramón Rojo, su fundador, no cesa de pinchar discos y de mandar saludos. Mientras giran los vinilos, los asistentes tallan el piso, le sacan lustre y el ambiente se caldea, hierve, se pone a punto.

La visita de La Changa al Lunario es inusual. El Sonido, nacido en Tepito en 1968, opera en espacios abiertos y es raro apreciarlo en locales cerrados. Cuenta la leyenda que el señor Rojo vendía discos en su barrio y que en una ocasión una señora le alquiló su tocadiscos para celebrar una fiesta en Azcapotzalco. Así dio inicio una tradición urbana que se acerca al medio siglo de existencia.

Acerca del nombre, es su fundador el que relata: “Mi familia era muy pobre y no teníamos televisión. Nosotros teníamos una radio de bulbos en la cual escuchábamos las radionovelas de la época. Una de ellas era Chucho El Roto, que era un personaje que robaba a los ricos para darles a los pobres y Chucho el Roto tenía de ayudantes a dos personas: uno era El Rorro y el otro La Changa. Entonces, como yo escuchaba mucho esa radionovela desde que estaba en la primaria, pues se me quedó el apodo de La Changa” (sonideros.com).
Cuando el ejército llamado Sonido Gallo Negro (SGN) —Gabriel López y Darío Maldonado, guitarras; Enrique Casasola, timbales; Israel Martínez, bajo; Edwin Irigoyen, congas; Roberto Bañuelos, güiro; Lucio de los Santos, flauta, bongo, cencerro; Julián Huerta, órgano, sintetizador, samplers; Dr. Alderete, theremin, animaciones— se posiciona del escenario, la intensidad sube sin cesar y amenaza con volverse incontrolable. En cinco años, el noneto ha logrado incendiar cada sitio en el que posan sus instrumentos y hoy no es la excepción. Arremeten con composiciones rápidas, vertiginosas, la mayoría propias; también hay versiones, las menos, pero el todo se asienta en una mezcla de música negra que se fusiona con la sicodelia, el funk y echa mano de una guitarra volcánica que calcina todo lo que se encuentra a su paso.
La historia de la banda, no exenta de polémica, comenzó hace cinco años y se inauguró con un primer disco (Cumbia salvaje); hoy la agrupación ya cuenta con dos producciones más, una de ellas en directo, en donde han vertido su peculiar manera de sentir la cumbia. Esta noche, además de los temas conocidos, estrenan melodías que formarán parte de un próximo disco (Mambo cósmico) y que se escuchan más contundentes con la adición de un par de trompetas.
Si bien el baile es la sustancia que alimenta el quehacer de SGN, su música se encuentra matizada por pasajes cósmicos, espaciales; hay infusiones de chicha peruana, instantes en los que la flauta se encarga de tender una atmósfera casi pastoral. El theremin —ejecutado con brillo por el invitado Ernesto Mendoza, conocido como el único profesional mexicano de ese instrumento— imprime tonos de suspenso y oscuridad. 
Sin embargo, es el ritmo salvaje, devastador, continuo, el que propicia la distinción. El colectivo crea pasajes hipnóticos, mismos que se refuerzan con las animaciones que esta noche se disfrutan en 3D con ayuda de gafas especiales; es una invocación a Dionisio, un ritual que conforme transcurre el tiempo ejerce una suerte de posesión de los presentes que entran en frenesí.
En realidad el grupo no necesita de coartadas ni de justificación alguna, lo suyo es la danza; una noche con ellos invita a perderse y dejarse llevar. Aquí funciona perfectamente aquel dicho que dice: “A donde fueres haz lo que vieres”, así que si las piernas se mueven hay que dejarlas libres en medio del trance al que nos conduce la banda, en donde hay un caleidoscopio de estímulos visuales por descubrir, sin necesidad de ayahuasca.

Programa
Intro / La danza de los jíbaros / Caballito nocturno / Leticia - Lamento de la selva / El mercado de los brujos / Alfonso Graña (Selvática) - Danza de los diablos / Valicha - Vírgenes del sol / Rymsky - Serenata Guajira (con Ernesto Mendoza) / La patrona - Cumbia espantamuertos / Mambo cósmico - Mambo Egipto (con Enrique Villa y Enrique Montesinos) / Bocanegra / Santa Bárbara / Embrujo amazónico / Chamula / La danza de la chiva - Me robaron mi mula runa / La pollera amarilla/ El llanto de la tortuga / Lamento del Cullachaqui / Volando / Minah menina / Cumbia amansaguapas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.