jueves, 26 de mayo de 2016

Andrés Suárez: Abrir todas las puertas


Paruno Sessions presenta / 26 de mayo, 2016 / Función única / 
1:50 hrs. de duración / Promotor: Grupo Industrial Ital Moda S.A. de C.V.

Gustavo Emilio Rosales
El concierto da comienzo en la calle, en el umbral del Lunario, donde el cantautor español entona “Vuelve” y “Te doy medianoche” ante un azorado grupo de seguidores que no acaban de situarse en lo inusual del hecho. “Me han comentado que hay menores de edad que no pueden ingresar, pero no es asunto del recinto, es cosa de la ley; lo siento. Os prometo que volveré más a menudo”, declara el nacido en Valdoviño, una pequeña localidad costera del noroeste de Galicia, bajo un alud de “¡Andrés, te amo!”.

A sus treinta y tres años y con un cuidado aspecto de profeta como carta de presentación, Andrés Suárez parece dispuesto a abrir todas las puertas. Su buena voluntad se hace patente en lo que expresa con una capacidad de asombro imposible de fingir. Agradece constantemente: a México, como nación que lo recibe con gentileza; a los hombres, mujeres y niños mexicanos, que demuestran placer al oír su música y lo tratan con cariño en cada encuentro; a los productores de la serie de conciertos Paruno Sessions, de la cual forma parte.

La energía positiva que transmite Suárez no se circunscribe a los despliegues de la cortesía: es también el motor de un canto extrovertido, de fuerte entonación, que gusta de los arrebatos sonoros en mitad de una misma melodía. Quienes conocen el estilo inconfundible de Glen Hansard notan de inmediato la profunda huella que este músico irlandés ha tatuado en el proceder acústico del ibérico, quien, a la manera en que lo hace su héroe, trabaja por construir la figura del cantautor como la de un hombre orquesta, capaz de incorporar a su universo creativo los recursos dramáticos de la teatralidad.
El abundante pelo que tapiza su cuerpo no impide el protagonismo de una sonrisa que, por franca, resulta seductora; tampoco oculta el brillo intenso de dos grandes ojos negros que no paran de transmitir alegría cuando miran lo bien plantado del set escenográfico, la abundancia de público y los gestos de amor que se le brindan en carretadas de aplausos y piropos intensos. También fascina con su forma de sacudir las cuerdas de una guitarra acústica que luce su antigüedad a través de evidentes rasguños y magulladuras, al tiempo que constantemente agita su negra melena al emitir las románticas frases que articulan canciones memorables, como “Esta vez, si puedes” y “Así fue”.
En compañía de Ovidio López, eficaz intérprete de la guitarra eléctrica —“mi hermano”, lo llama—, Andrés brinda “Pequeña historia de Marina”, una linda canción de su más reciente disco, Mi pequeña historia, cuya temática de espera y desamor recuerda a la “Penélope” de Joan Manuel Serrat. De alguna forma, la marea creativa de la Nova Cançó catalana ha dejado su impronta en la vocación de Andrés Suárez por asumirse como un relator de historias cotidianas.
Hace catorce años, un imberbe Suárez lanzaba su primer disco, De ida, con el que caminó un lustro hasta comenzar a ganar modestos concursos de interpretación y composición en pequeñas ciudades españolas, como Burgos y Elche, que lo llevarían a lograr su segundo larga duración, en 2008, titulado Maneras de romper una ola. Desde esa época hasta hoy, cuando el artista gallego disfruta de un extenso sorbo de tequila antes de interpretar a Antonio Vega y José Alfredo Jiménez con una particular lectura de “Lucha de gigantes” y “Que te vaya bonito”, el autor de Moraima (el disco que lo catapultó a la fama internacional) se ha despedido públicamente dos veces de la industria musical y otras tantas ocasiones ha retornado a ella; ha grabado hasta tres versiones de una misma canción y ha logrado duetos notables con artistas más experimentados que él, como Pablo Milanés.
En diciembre de 2014 se presentó en el Lunario y desde entonces causó furor. Ahora, al verlo recorrer con entusiasmo la mayor parte del sector de mesas, para cantar su trova encendida casi al oído de las damas que no sin esfuerzo reprimen la urgencia de saltar encima de él, uno podría pensar que este hombre aún joven, perfeccionista y entregado, no tiene más destino que la luz de su propia inspiración.

Programa
Vuelve / Piedras y charcos / Esta vez, si puedes / Así fue / No saben de ti / Benijo / Voy a volver a quererte / Una noche de verano / Rosa y Manuel / Pequeña historia de Marina / Más de un 36 / La vi bailar flamenco / Te doy medianoche / Números cardinales / 6+4 / Lucha de gigantes / Que te vaya bonito / No te quiero tanto / Perdón por los bailes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.