domingo, 24 de abril de 2016

Carmen: La libertad por bulerías



Compañía Antonio Gades presenta: Carmen (proyección digital) / 24 de abril, 2016 / Función única /
 1:45 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
Para celebrar el septuagésimo quinto aniversario del natalicio de Antonio Gades (1936-2004), la compañía de danza que lleva su nombre presentó en 2011, en el Teatro Real de Madrid, varias de las coreografías más importantes del artista alicantino, mismas que fueron grabadas en alta definición. Una de esas joyas es Carmen, que esta tarde se proyecta en el Lunario ante un público que muestra su conocimiento y admiración con encomiable silencio. Claro, también con aplausos al final.
Lo que se ve y escucha en las tres pantallas del recinto es una imagen nítida y un sonido perfecto. El director de cámaras, Ángel Luis Ramírez, captó con precisión el trabajo de la compañía que ahora funciona con la dirección artística de Stella Arauzo. Asimismo, Vanesa Vento es una Carmen que baila con sensualidad y encara al destino con determinación; es una protagonista del siglo XXI que hubiera agradado a Gades, quien utilizó a Cristina Hoyos para el estreno teatral en París y años más tarde la suplió con Arauzo.
Ya se sabe que el origen de esta Carmen fue cinematográfico, cuando Gades se juntó con Carlos Saura y crearon una obra maestra que en 1983 estuvo nominada al Oscar a la mejor película extranjera, y ganó el premio BAFTA a la mejor cinta no inglesa de 1984. Curioso periplo: del cine al teatro y ahora en proyección digital.
El argumento parte de la obra homónima de Prosper Mérimée, con adaptación de Gades y Saura. Contiene pasajes musicales de la ópera de Georges Bizet, específicamente de una grabación con la Orchestra della Suisse Romande, con las voces de Regina Resnik, Mario del Monaco y Tom Krause. Pero también hay música flamenca creada por Gades, Solera, Freire, Penella (El Gato Montés) y Ortega. Alguna vez, Gades comentó: “Yo quería que se viera que una guitarra y un cantaor pueden tener tanta fuerza, o más, que una orquesta con cien profesores”.
Tal propósito se logra con las guitarras de Antonio Solera y Camarón de Pitita; y las voces de Alfredo Tejada, Enrique Pantoja, Gabriel Cortés, Joni Cortés y, sobre todo, Ángela Núñez La Bronce, quien tiene una voz honda y profunda, y una presencia escénica que acaba con el cuadro.
Don José es interpretado por un joven bailarín, elegante y carismático, llamado Ángel Gil. El toreo, Jairo Rodríguez, reivindica la fiesta brava con una escena antológica en la que se viste de luces con parsimonia y garbo, y luego ejecuta unas verónicas lentas y templadas que son coreadas en la plaza granadina de la imaginación. En la versión flamenca hay un marido (Joaquín Mulero), a quien Carmen le avienta el anillo de compromiso cuando ya no quiere nada con él.
En la escenografía de Saura hay sillas, mesas y espejos, estos últimos en realidad unas placas de aluminio en las que se reflejan los personajes como si los hubiera pintado Francis Bacon; en tales dobles surgen gestos dignos del inframundo.
Teatro dentro del teatro o, mejor dicho, danza dentro del teatro, la historia arranca con una clase de baile que dirige Ángel Gil, quien más adelante se transforma en Don José. Con tangos se advierte a hombres y mujeres que no se metan con la guapa tabaquera, quien luego se pelea con Manolita entre una soleá por bulerías. La arrestan pero queda libre por obra y gracia de un Don José enamorado.
Carmen anda de aquí para allá mientras se escucha “Verde que te quiero verde” (Lorca). Don José va a la cárcel y su amada ni se inmuta. Ella es honesta porque nunca prometió nada a nadie. Gades la quería insumisa y Vanesa Vento lo complace a cabalidad. “Los amores son terribles y los celos traicioneros”, gimen los cantaores antes de que la tragedia suceda.
Carmen es acuchillada y muere en escena, pero su espíritu libre perdura en un mundo que se resiste a darle la puntilla al machismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.