viernes, 11 de marzo de 2016

Valgur: La raíz del futuro

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Besos de canela / 11 de marzo, 2016 / Función única / 
1:55 hrs. de duración / Promotor: Esther Gurrión del Valle.

David Cortés
En algunas culturas, el negro —color del vestido de Valgur— es símbolo de aprendizaje y Elizabeth Valdivieso Gurrión (su nombre real) reconoce con humildad que aún se encuentra en proceso de formación. Pero la cantante, quien fue acreedora a la Beca María Grever para Composición de Canción Popular Mexicana en 2011, también es luz y en la segunda parte de su set portará un atuendo blanco.


De esos colores también se construye su música y en ella encontramos contrastes, claroscuros, un encuentro de pasado y presente, un reconocimiento a las raíces, aunque también una necesidad de mirar al futuro. Valgur está orgullosa de su lugar de origen, Juchitán, sitio “en donde la música florece por debajo de las piedras”, pero consciente de lo importante que es distinguirse, separarse: “Considero que lo que me hace diferente, es componer nuevas melodías y letras con la simple intención de que en algún momento se vuelvan parte del acervo sonoro de Oaxaca”.

Sus temas los canta en español, pero en ocasiones ofrece alguno en zapoteco o combina ambos idiomas. También aprovecha las pantallas para mostrar imágenes de su estado y por allí desfila el pintor Francisco Toledo, aunque abundan las postales de los lugares más vistosos de esa región. Mientras, ella deshilvana una a una sus canciones. Si por momentos se muestra respetuosa de la tradición y por el lugar resuenan los ecos de un son istmeño, también aparecen otras sonoridades, sobre todo las tinturas del pop y de un soft rock que imprimen a cada una de sus creaciones un aire más contemporáneo. 
Luego de grabar una primera placa, Trébol, ahora hace llegar su nuevo sencillo “Besos de canela”, tema que, como los precedentes, posee esa cualidad de levantar el ánimo, contagiar el carisma de la compositora, todo ella sonrisas y alegría, misma que transmite en cada una de sus acometidas.
Hay un variopinto desfile de invitados: Juan Solo, Pablo Preciado (Matisse), Kaay, Carreyó, Alex Serhan, Mariela Josid. Vienen a acompañar a la cantante, pero no sólo son solidarios; todos ellos se saben integrantes de una nueva generación de compositores e intérpretes que a partir de afinidades fincan un frente común.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
El final es celebratorio, la talentosa Valgur comprueba su capacidad de comunicar, de tocar las fibras de sus seguidores, también deja muy claro que la suya es una forma en donde la sencillez es importante, pero ésta no riñe con las buenas hechuras. Sus composiciones hasta ahora son sólidas, aunque aún habrán de crecer y fortalecerse con el tiempo. Para entonces, el negro habrá dejado de ser el color del aprendizaje para tornarse un mero recurso estético.

Programa
Viento / El pintor / Soñamos / Trébol / Valgur / Azúcar morena / Fucsia (con Carreyó) / Para qué / Al lado norte / Más de media vida (con Juan Solo ) / De dos / Nada más bonito / Prepara las velas / Guapa (Kaay) / La torre de Babel / Mujer de las flores / Chitugui / Juchitán / Arena y mar (con Alex Serhan ) / Miel / Te voy alcanzando (con Pablo Preciado) / Mazunte (con Mariela Josid) / Hielo / Besos de canela.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.