jueves, 31 de marzo de 2016

Jeans: El desaliño del primer amor

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



Gira Dèjá vu / 31 de marzo y 25 de junio, 2016 / Dos funciones /
1.40 hrs. de duración / Promotor: KARTISIM, S. de R.L. de C.V.

Alejandro González Castillo
El pulso cardiaco de un gigante cimbra el Auditorio Nacional mientras las siluetas de cuatro chicas se advierten, fugaces como parpadeos, entre sístole y diástole sobre el escenario. La víscera cardiaca suena vigorosa, en perfecto estado de salud, tal como lucen Angie, Karla, Melissa y Regina, quienes, apenas los reflectores apuntan hacia ellas, rememoran “la ilusión del primer amor desesperado” mientras el rugido del público —el colosal dueño de los latidos retumbantes— hace entender que hacía tiempo aguardaba este instante.
Es Karla quien certifica que la espera fue complicada: “Pensamos que nunca volveríamos a estar en un escenario. Por eso les damos las gracias, por hacer el esfuerzo de estar hoy con nosotras, compartiendo esto. Buscamos escribir una nueva historia juntos, como si nunca nos hubiéramos ido”. Luego, Angie continúa al micrófono: “¿Veinte años ya? ¡Qué cosa!, ¡y diez mil asientos ocupados esta noche! Ya no estamos en edad de hacer esto, pero ustedes nos convencieron de regresar”. Y ya con el tema del correr del tiempo entre labios, es presentado en las pantallas del recinto el camino que las cantantes anduvieron hace décadas en múltiples canales de la televisión mexicana cuando eran tan niñas que, literalmente, jugaban a las muñecas frente a las cámaras. “Es que crecimos juntos, ustedes y nosotras, somos parte de la misma familia —remata Regina ante la audiencia— y ahora nos damos una segunda oportunidad para bailar y reírnos; ojalá que esto dure mucho”.
“¡Que vivan los noventa!”, gritan las de los atuendos brillantes, sabedoras de la euforia que provocan al dar la bienvenida a un puñado de invitados que las apoya con voces y coreografías. Así aparecen Litzy y Dulce María: la primera con el anecdotario de “Pepe”, un despistado que prefiere entrenar sus pulgares gracias a los videojuegos en lugar de voltear a ver a esa niña que sufre el hartazgo de ser una simple amiga; la otra, describiendo el cataclismo que tiene lugar cuando cierto tipo ignora un juramento para, bien campante, esfumarse cual mago desfachatado. Por su parte, Óscar Schwebel y Ari Borovoy, de OV7, extienden las palmas de sus manos para mostrar que sus pliegues forman un enunciado que, avisan, jamás será desmentido: “te amaré hasta el último de los suspiros que dé”.
Sin embargo, más allá de confesarse con “Sólo vivo para ti”, Óscar y Ari se atreven a hacer pública una idea que se les ocurrió entre camerinos: ¿qué pasaría si Jeans y OV7 hicieran una gira juntos? El plan, obviamente, es celebrado a rabiar por quienes repiten entre asientos los pasos de baile que tienen lugar en el escenario. Porque así como los amantes del rock se transforman en sus ídolos cuando toman un instrumento musical para interpretar los temas que millares celebran, la mejor forma que los devotos del pop encuentran para encimarse el fulgor de sus estrellas, es emulando los pasos de baile que éstas llevan a cabo. Y no hay límites en ese sentido; hoy, por ejemplo, algunas asistentes llegaron al foro de Reforma acompañadas de sus hijas para juntas desobedecer a papá, vestirse tal como les gusta y bailar coquetas, justamente “como hace mi hermana, moviendo la cadera”.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Con el desgarbo adolescente desatado, Madonna y su “Material Girl” sonorizan el arribo de seis mujeres más, todas enfundadas de plata, para así completar las diez integrantes que en determinado momento formaron parte de la historia de Jeans. Y así, mirando ese combo de damas no escatimar sonrisas, es cuando regresan los “bum, bum, bum” que anuncian cómo “mi corazón late, choco chocolate” y el final de la velada se prepara, dando un pasito a la izquierda y otro a la derecha, moviendo las manos cual abanicos; con cada fémina reafirmando, tal como al arranque de la noche ocurrió, que se encuentra “Enferma de amor”, loca y desesperada. Igual que la primera vez que se enamoró y la flecha enervante de cupido se anidó en su costado.

Dos capítulos de una historia
La carrera discográfica de Jeans arrancó en 1996 con un álbum de título homónimo que desde el tema abridor, “Me pongo mis jeans”, marcaba el perfil estético del proyecto integrado entonces por Paty, Angie, Tábatha y Litzy, quienes abordaban los menesteres propios del amor juvenil desde la perspectiva que ofrece la pista de baile.
A partir de entonces, el combo editaría seis discos en estudio —¿Por qué disimular?, Tr3s jeans, Cuarto para las cuatro, Cuarto para las cuatro II, Ammore! y Porque soy libre— antes de que la primera parte de su historia concluyera en 2008, con la salida de un plato grabado en directo: El adiós de Jeans en vivo. Sobresale en esa primera etapa, por cierto, el movimiento llevado a cabo en su cuarta producción, donde las cantantes incursionaron en el llamado género norteño.
Sería hasta 2015 que Angie, Karla, Melissa y Regina volverían a unir sus voces para grabar Dèjá vu y así adherirle un segundo capítulo a la carrera de un grupo donde, además de las siete chicas antes mencionadas, Marcela, Dulce María y Amiel también figuraron como integrantes. (A.G.C.)

Programa
La ilusión del primer amor / Ammore! / Escaparé contigo / Azul / Tonta / No somos ángeles / Estoy por él / Corazón confidente (con Dulce María) / Muero por ti / Lo que queda de mí / Pepe (con Litzy) / En mala hora / Loca de amor / Tu falso amor / Entre azul y buenas noches / Aunque hayas dicho adiós / A cuentagotas / No puede ser / Enamorada / Cómo duele / La mujer maravilla / Dame, dame / Sólo vivo para ti (con Óscar Schwebel y Ari Borovoy) / Me pongo mis jeans / Dime que me amas (con Dulce María, Litzy y Tábatha) / Tal vez / Enferma de amor (con todas las ex Jeans). 




1 comentario:

Anónimo dijo...

DE ACUERDO... QUE PADRISIMO CONCIERTO LAS JEANS GUAPISIMAS EL TOUR TIENE CANCIONES BIEN PADRES... CREO QUE FUE UNA BUENA OPORTUNDIAD PARA LOS NOVENTEROS...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.