jueves, 18 de febrero de 2016

Pandora: Tres corazones de flan con caramelo

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Pandora 30 / 18 de febrero, 2016 / Función única / 2:10 hrs. de duración /
 Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Isabel solicita que la maten a besos, despacio y suavemente, mientras Mayte y Fernanda la acompañan con sus voces. El resultado: una armonización vocal impecable, como la ocurrida hace treintaiún años, cuando el trío debutó en el programa televisivo Siempre en domingo. “Pertenecemos a una década maravillosa en la historia de la música, llena de grandes canciones: los años ochenta. Así que vámonos, ya, al pasado”; de este modo el combo impone las leyes que rigen la cita de hoy, una noche donde el público se siente “Como una mariposa” poseedora de un “corazón de flan con caramelo”.


La sacarosa lírica que las cantantes espolvorean en sus letras no es casual, lejos está de anunciarse como un accidente; se trata de un hecho constante en la historia de la agrupación. Hace tres décadas, cuando en el panorama del pop en español no se escatimaban recursos verbales para hacer reproches en desoladas melodías para malqueridos, Pandora se regodeaba en la dulzura del amor, cantándole a “la ternura y el placer”. Así que el plan de andar hacia atrás con tal de recordar está condicionado a visitar sólo anécdotas venturosas. Bien lo dice la primera invitada de la noche, Margarita, La Diosa de la Cumbia: se trata de disfrutar “las cosas buenas que tiene la vida”. 

“Dicen que me tengo que cuidar, que en el amor no todo es miel”, canta Fernanda en “Sólo él y yo”, el relato de dos que aceptan pasársela “dándonos amor del bueno”. Sin embargo, la del cabello rizado no es cautelosa con sus emociones. “Has abierto las puertas de mi corazón, vivo una gran aventura, una hermosa locura, una historia sin miedo”, entona la morena mientras las rubias preparan el terreno para hilar “un popurrí de baladas precioso” cuyo fin es dejar satisfecho hasta al más exigente de sus fans en tiempo récord, a lo largo de “cinco minutos, nada más”.
Entre velas y arbustos de ramaje pálido, Marisela (“Sin él”), Emmanuel (“Enséñame”, “Pobre diablo” e “Insoportablemente bella”), Yuri (“Maldita primavera”) y Juan Gabriel (con “Amor eterno” y media docena de éxitos más) son recordados al tiempo que el público descubre que, además de contar con la presencia y voz de Samo entre pasillos, comparte palmas con algunos de los personajes célebres de la farándula nacional —Mijares, Ana Victoria, Luz María Zetina, Adal Ramones, Yolanda Andrade y Monserrat Oliver sonríen al ser nombrados al micrófono—, un gozo que aminora la desgracia pasajera que atrae “Alguien ocupa mi lugar”, un tema dedicado especialmente al “Soldado del amor” que, pese a la insistencia del público, se niega a subir al escenario para “echarse el palomazo”. 
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
“Te encontré un poco más flaco, fue mirarte y derrumbarme. Te creí asunto olvidado, otra vez me equivoqué; ¿cómo te va mi amor?”, es la interrogante sin respuesta —interpretada, además del trío, por el autor de las rimas, Hernaldo Zúñiga— que aniquila un espectáculo de nostálgico dulzor cuya sede es alabada por las intérpretes, antes de agitar sus manos a modo de adiós. “Cuando una viene aquí, al Auditorio Nacional, la hacen firmar un recordatorio para certificar que, efectivamente, se estuvo en este foro, cantando. Nosotras acabamos de hacer esto y, ¿saben qué escribimos?: ‘Auditorio Nacional, eres un reto, pero también un dador de felicidad. Tremendo compromiso pararse en tu escenario’”.

Amor sin escape
“Nuestro primer sencillo fue ‘¿Cómo te va mi amor?’, una canción súper bendecida por el público que nos dio a conocer, un bombazo que a la fecha sigue marcándonos. Hoy seguimos en el camino, sin escapar del amor, por eso aún solicitamos su presencia en nuestras canciones”. 
“Bendito sea Dios seguimos con salud, lanzando temas totalmente inéditos y con la fe intacta; hemos decidido tomar el riesgo de seguir adelante y estamos muy ilusionadas, aunque sabemos bien que ya no contamos con la exposición que teníamos antes en televisión, cuando estábamos desde la mañana, con Guillermo Ochoa, hasta la madrugada, con Ricardo Rocha y Verónica Castro. En esa época hacías un sencillo y con eso bastaba, ya todos te conocían. La situación ahora es muy distinta. Sin embargo, resulta curioso notar que, pese a que existe internet, poco a poco vamos volviendo a la época cuando la gente iba a conocer a las plazas de toros a quienes cantaban en la radio; antes, esa era la única alternativa que muchos tenían para conocer cuáles eran los rostros que interpretaban sus canciones favoritas”. (A.G.C.)

Programa
El cielo es mío / En carne viva / Mi hombre / Matándome suavemente / Como una mariposa / No puedo dejar de pensar en ti / Enséñame / Pobre diablo / Bella / La otra mujer / Frente a frente / Sólo él y yo / Con tu amor / Todavía / Después de ti no hay nada / Cinco minutos / Sin él / Un toque de locura / Una historia sin miedo / Maldita primavera / Alguien llena mi lugar / Las cosas que nunca te dije / Demasiado cielo / Con Samo: De qué me sirve la vida - Ojalá / Maldita sea / Amor eterno / El Noa Noa / Yo no nací para amar / Hasta que te conocí / Con Margarita: Oye / Con Hernaldo Zúñiga: ¿Cómo te va mi amor? / Debo hacerlo / Caray / Me nace del corazón.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.