viernes, 26 de febrero de 2016

Paco de María: De ayer a la eternidad

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Mi música y su pasado / 26 de febrero, 2016 / Función única / 
2:05 hrs. de duración / Promotor: Francisco Javier Barrón M.

Fernando Figueroa
Paco de María comenta que el Lunario es como su segunda casa, y tal parece que antes del show se tomó en serio tal afirmación, pues en una de las paredes del recinto pueden verse grandes fotos en blanco y negro de sus ídolos: Frank Sinatra, Tony Bennett, Bobby Darin, José José y Harry Connick Jr. Al lado de ellos, se aprecia una imagen del joven cantante nacido en Ciudad Obregón, Sonora.
Ese puñado de intérpretes da una idea clara de lo que hoy escuchan las personas que agotaron el boletaje, tal como es costumbre cada vez que se presenta aquí el artista norteño, acompañado de una big band de diecisiete elementos con sonido diáfano y potente. El combo está dirigido por el pianista Christian Bernard y tiene dos incrustaciones que es obligatorio mencionar: Juan Ramos en el saxofón alto y el cubano Yumar Bonachea en la trompeta; aunque parezca una irreverencia, por momentos el instrumento del isleño hace recordar a Miles Davis.
El espectáculo se denomina Mi música y su pasado. Inicia con cinco temas que fueron éxitos en la voz de Frank Sinatra (1915-1998), mientras en las pantallas se ven imágenes del divo estadounidense en presentaciones personales y películas. El segmento finaliza con “New York, New York” y da paso a lo que puede ser una noticia de espectáculos de ocho columnas, pues Paco de María confiesa que tiene un modelo a seguir más fuerte que Sinatra: Tony Bennett. “Él empezó a los veintidós o veintitrés años y sigue vigente a los ochentaisiete; para mí sería un sueño durar lo mismo”.
Una vez dicho lo anterior, el vocalista mexicano y sus músicos ofrecen “Steppin’ Out with my Baby”, al mismo tiempo que el público observa el video con el que Bennett promovió esa canción en 1993, acompañado por magníficos bailarines profesionales. “Beyond the Sea” va para la memoria de Bobb Darin (1935-1973) y “Come By Me” es un reconocimiento a Harry Connick Jr., quien está por cumplir medio siglo de vida.
Los estándares quedan atrás y llegan las baladas en español a bordo de un espectacular auto deportivo, que puede verse en el video de “Desahogo” con Paco de María al volante. La orquesta se ajusta sin sobresaltos al cambio de velocidad y le da una rica envoltura al tema de Roberto Carlos.
Los boleros con arreglos de jazz ocupan buena parte del programa. Entonces surge el talento de compositores inmortales como Consuelo Velázquez, Alberto Domínguez y María Grever. Aunque muchas mujeres piropean al joven rubio que domina el escenario, sólo una de ellas es elegida para que suba y le canten de cerquita “Un poco más”, de Álvaro Carrillo.
 
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Si De María venera a Sinatra y Bennett, algo parecido siente por José José, a quien dedica “Preso” y un popurrí que llega en la recta final de la velada. La gente no quiere irse todavía y le regalan “Granada” como encore.
En el vestíbulo se ofrece el álbum más reciente de Paco de María, Cuando quieras (2014), cuyo título parece una invitación irresistible para las aguerridas fans.

Programa
Come Fly with Me / The Lady Is a Tramp / I’ve Got You Under my Skin / My Way / New York, New York / Steppin’ Out with my Baby / Beyond the Sea / Come By Me / Desahogo / Perfidia / Ingrato amor / Preso / Nada se compara contigo / Un poco más / Quién será / Alma mía / Can’t Take my Eyes off You / Cuando yo quería ser grande / Enamórate / Popurrí José José (Anda y ve – Quiero perderme contigo – Voy a llenarte toda) / Granada.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.