jueves, 18 de febrero de 2016

Out of Control Army: El ska vive

Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional


Out of Control Army, Royal Club, Sr. Bikini / 18 de febrero, 2016 / 
Función única / 3:30 hrs. de duración / Promotor: Ilse Briones.

David Cortés
“Apenas han pasado once meses y gracias a ustedes estamos aquí, y ya tenemos nuestro primer disco”, dice Deals Olan, vocalista de Out of Control Army. Osito, en los teclados, hará eco de las palabras del cantante y las recordará continuamente durante la noche, sesión que iniciara con Royal Club, prosiguiera con Sr. Bikini y ahora llega al clímax.


La banda es una especie de supergrupo conformado por integrantes que militan en diferentes combos ya consolidados de la escena del ska nacional, y que al grito de “El ska no está en extinción” —título del primer sencillo que da nombre al álbum—, deja muy claros sus objetivos: reavivar la llama de una corriente sonora que ha sido continuamente denostada y no obstante ha logrado sobrevivir.

Yocupitzio Arellano (batería) y Osito, ambos de Los de Abajo; Big Máscara, guitarra de Sr. Bikini; Papi Montecinos, trompeta de Los Victorios; Poporo, de Sekta Core, en el trombón; Chinwi y Coreano de La Tremenda Korte en sax y bajo, respectivamente, completan la alineación del colectivo que no gusta de complicaciones: lo suyo es el ska clásico y el two tone.
Eso y mucha energía son los componentes principales de Out of Control Army, que esta noche lo mismo homenajea a Goku (con César Franco, la voz de las canciones del anime), el personaje de Dragon Ball Z, invita a Pato de Maldita Vecindad a un palomazo, interpreta una versión inédita de un tema de Los Tres (“El aval”), pide a Mayumi de Tijuana No y a Manueloko de La Tremenda Korte que los acompañen o tiende la mano al rock urbano con la participación de Heavy Nopal para entregar una emotiva versión de “No tengo tiempo (de cambiar mi vida)”.
El baile es frenético por momentos, el slam se organiza casualmente. Primero un empujón, luego otro más, un tercero interviene y de pronto la parte frontal del lugar se convierte en la arena de estos gladiadores del siglo XXI que, como es sabido, se detienen intempestivamente en cuanto la música cesa. También hay espacio para el skankeo, un baile menos energético, el movimiento acompasado del cuerpo sin despegar demasiado los pies del suelo.
Como es característico del género en México, Out of Control Army no es ska puro ni puro ska. La inclusión de Big Máscara, de filiación surfera, imprime toques vertiginosos en la guitarra, que a veces llega a coquetear con el hardcore. Los alientos hablan del crecimiento de los instrumentistas y sus solos, no solo son atinados, también bastante calientes y expresivos.
Foto: Sergio Bautista / Colección Auditorio Nacional
El colectivo se muestra sólido, cohesionado y sus fieles lo agradecen. No solo han gozado de un concierto febril, la reunión de bandas de hoy habla de la diversidad del rock nacional, de este mosaico del que mucho se dice, pero poco se sabe en realidad. 

Programa
Intro / Tijuana Time Bomb / Dancing / We Do the Ska - Sonido radical (con Mayumi) / Where I Want to Be / Mi corazón encantado (con César Franco) / Beber como vikingo (con Hupse y Pato en la guitarra) / Cat Bomb / El ska no está en extinción / No tengo tiempo (de cambiar mi vida) (con Heavy Nopal) / Viviré por siempre (con Manueloko) / El Aval / Al fondo del mar / Skalloween.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.