lunes, 7 de diciembre de 2015

Luis Eduardo Aute: El que todo lo sabe

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Gira Luna / 7 de diciembre, 2015 / Función única / 3:00 hrs. de duración / 
Promotor: Get in México S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
No se puede asistir a un concierto de Luis Eduardo Aute y salir del recinto sin mensajes definitorios en la cabeza, el corazón y, sobre todo, la piel, el órgano sexual más extenso. El artista español, nacido en Filipinas, es como los buenos novelistas: parece saberlo todo.


El conjunto de la obra de Aute es similar a una novela río, en donde está plasmada la esencia de la vida, como en Rayuela de Julio Cortázar o En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. Quien lee uno de esos libros se transforma en otra persona, tal como sucede al escuchar en vivo poco más de tres decenas de canciones que fueron elegidas por los amigos del cantautor, luego de que él les pidiera una lista de cincuenta para la gira con la que festeja medio siglo de historia musical.

Luis Eduardo Aute es como un viejo amigo que sabe mucho de romanticismo, pero que aconseja conquistar la plaza no con ramos de flores sino con la espada desenvainada y propuestas indecorosas, como bailar despacio (“Slowly”) aunque “nos pille el estúpido de tu marido”. Táctica que humedece el ambiente, en espera de que se abran las compuertas cuando llega “Mojándolo todo”. Y si el problema es la soledad, “Dentro” es el manual idóneo para “el acto de amor perfecto”, aquél que “no falla aunque no se folle”.
Aute le otorga a la mujer el poder de regresar a la vida a quien ha dejado de dar “Señales de vida”, pero advierte que el amor puede doler como un “golpe de puñal”. Acepta públicamente la contradicción del compositor que, en un tema, le pide a su pareja que se desnude de inmediato, y en otro que todavía no lo haga. Entre el amor y el odio hay sólo un paso.
También ofrece añejas canciones de denuncia (no le gusta la palabra “protesta”) como “Aleluya No. 1” y “Rosas en el mar”. Acerca de esta última, él mismo comentó en conferencia de medios que para componerla se inspiró en “Blowin in the Wind”, de Bob Dylan. En un tema más reciente, “La belleza”, se declara “enemigo de la guerra y su reverso, la medalla”, y cuando grita “viva la revolución”, el público mexicano aplaude mientras algunos devuelven la consigna: “¡Viva!”. Las versiones de Massiel y Miguel Bosé a esa tercia de composiciones flotan en el ambiente, pero se diluyen aquí y ahora en la garganta de su creador.
Algunos fans piden a gritos éxitos que “ya vendrán más adelante”, según advierte el cantante, quien aprovecha una pausa para expresar “la felicidad de estar de nuevo en el magnífico Auditorio Nacional, en una ciudad y en un país tan entrañables”. Comenta que tiene tres discos con canciones nuevas, pero hace mayor énfasis en Giralunas, el homenaje que le brindaron intérpretes jóvenes de Latinoamérica y España como Natalia Lafourcade, Leonel García, Estopa, Miguel Poveda y Rubén Pozo, entre otros.
En el escenario lo acompaña un grupo capaz de seguirle el paso por un pop refinado que, a veces, toma atajos por el jazz y el rock. El líder de los instrumentistas es Tony Carmona, quien desde su guitarra dicta la línea a seguir, a la vez que luce en solos de requinto de especial virtuosismo. 
“Alevosía” remite a una telenovela mexicana y “Cinco minutos” es una dulce composición dedicada a Katy Jurado, Tepoztlán y la amistad. Ofrece “Al alba” a capella y provoca admiración, estupor y silencio cómplice porque se muestra en plenitud como intérprete. El adiós llega casi a la medianoche, pero hay tiempo para un encore singular, “Albanta”, cuyo título tiene una explicación en voz del compositor: “Es un sitio imaginario, inventado por mi hijo cuando era muy pequeño; antes no le gustaba que yo cantara esta canción, pero ahora tiene cuarenta años y ya le da igual”.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Antes del concierto se proyectó Vincent y el giraluna, cortometraje de animación con dibujos, música y dirección de Aute, quien se asume como “un pintor que además hace canciones”. En ese material se cuenta la historia de un girasol que quiere ser distinto a los demás y le da por seguir a la luna, un satélite muy romántico pero peligroso, pues puede orillar a la locura. El giraluna entra en crisis y pierde la posición vertical, agoniza, pero es rescatado por un pintor (Van Gogh) que lo convierte en símbolo de la insumisión.

Pintar es libertad
Tres semanas antes de su presentación en el Auditorio Nacional, Luis Eduardo Aute ofreció una conferencia en el vestíbulo del recinto, donde mostró la bonhomía que lo caracteriza. Antes de escuchar la primera pregunta, quiso felicitar a Fernando del Paso por la obtención del Premio Cervantes y lo definió como “un gran narrador, poeta, pintor y artista por todo lo alto”.
Acerca del disco Giraluna se mostró satisfecho de que “dieciséis jóvenes me hayan reinventado”. Respecto al cortometraje del mismo título, advirtió que “es algo que no tiene nada que ver con Disney ni con Pixar”. Dijo que “la pintura es la libertad absoluta, no tienes que seguir reglas, como sí sucede al escribir una canción de tres o cuatro minutos”.
El autor de Volver al agua. Poesía completa (1970-2006), anunció que acaba de aparecer el sexto volumen de la serie AnimaLhada, libros objeto que contienen ilustraciones y poemigas (haikús) de su creación. 
Cuando un periodista le preguntó si acaso está muerta la canción de protesta, respondió: “No lo creo, esa tarea la están retomando los raperos, quienes son los trovadores de la actualidad”. (F.F.)

Programa
Me va la vida en ello / De paso / Rosas en el mar / Aleluya No. 1 / Pasaba por aquí / Siento que te estoy perdiendo / Hafa Café / Dos o tres segundos de ternura / Imán de mujer / Volver a verte / Slowly / Alevosía / Dentro / De alguna manera / Las cuatro y diez / Anda / No te desnudes todavía / Quiéreme / Mojándolo todo / Cinco minutos / Prefiero amar / Una de dos / Queda la música / Señales de vida / Todo es mentira / Sin tu latido / El niño que miraba el mar / Cada vez que me amas / A día de hoy / La belleza / Al alba / De la luz y la sombra / Albanta.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.