jueves, 3 de diciembre de 2015

La Rumorosa: Largo y sinuoso camino


3 de diciembre, 2015 / Función única / 1:40 hrs. de duración /
 Promotor: Xavier López Miranda.

Alejandro González Castillo
“Cantar es mi placer, mi vida, cantando se recrea esta mujer. Cantando soy la luna en plenitud. Cantar siembra en mi entraña valor”. Las primeras palabras de la noche se asemejan a una placa de rayos X que deja al descubierto los anhelos que mueven cada uno de los movimientos de María Inés Ochoa, quien solicita que el satélite natural de la tierra salga de entre las nubes para que los afectos se agiganten con la ayuda de su luz. “Deja que salga la luna”, pide también el público para a continuación vestirse de charro y ponerse a cantarle al amor.

Con las trenzas desatadas y sus ojos tristes cerrados, la cantante toma prestado un repertorio que le ha brindado identidad musical a México, aunque evadiendo los arreglos que por décadas han caracterizado al folclore nacional para permitir que el jazz, el trip hop y el R&B lo revisten, ayudados de los matices que la música electrónica ofrece. Esa capacidad de unir mundos aparentemente antitéticos, le ha permitido a Ochoa hacerse de un público que hoy festeja la dichosa unión con palmas y asiente cuando la originaria de Sinaloa asegura que la de hoy es una noche de verdad festiva. 

“Soy norteña hasta el tope, me gusta decir verdades”, dice la del corazón bandolero luego de, sin ofender, aceptar que no es monedita de oro y que fue en su tierra natal donde aprendió a no quedarse callada. De esta forma, con la honestidad como antorcha, acepta que alguna vez ha llorado a mares tras enterarse del carácter triste del porvenir que vaticinó “nuestro querido José Alfredo Jiménez”, esto ya sin artilugios virtuales revistiendo notas; apenas acompañada de dos guitarras (una de ellas perteneciente a Adrián Ramírez), “bajo un cielo más que azul”. 
Sin embargo, la de Culiacán no sólo canta bien las rancheras. Además de interpretar algunos temas pertenecientes al par de discos que a la fecha ha editado (el EP Amores y el LP Lamento), composiciones de Café Tacvba y Los Rodríguez son retomadas; aunque es “Alármala de tos”, con la presencia de Botellita de Jerez, el tema que lleva al extremo la garganta de la intérprete. “Después de este relajo lo que necesitamos es cumbia”, comunica la del rebozo violeta antes de exigir “Piensa en mí” y luego arrojar un “Lamento” con la ayuda de trompetas y trombones.
Ecléctico como el paisaje de esa zona del país llamada La Rumorosa, allá, por la Sierra de Juárez, al norte del país, así se presenta el temario de hoy; sinuoso, por momentos impredecible, digno de un conductor diestro al volante, capacitado para ir del bolero al house haciendo paradas en la música de banda y el son. Con la audiencia como copiloto, es María Inés quien comanda la nave que hoy cruza la carretera veloz. Mirando de reojo el espejo retrovisor, la intérprete pisa el acelerador, tragando kilómetros gracias al combustible de “Viviré” antes de agitar la mano diciendo adiós y darle las “gracias a la vida, que me ha dado tanto”. 

Programa
Esta mujer / Luna / Mi ciudad / Sin documentos / Para no olvidar / Mentiras / Monedita de oro / Golpe traidor / Noche de mi mal / Algo contigo / La muerte chiquita / La bruja / Gravedad / Alármala de tos (con Botellita de Jerez) / Luna misteriosa / Piensa en mí / Lamento / Gavilán / Todo lo que merezcas / ¿Quién te crees tú? / Eres tú / Año de amor / Viviré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.