domingo, 25 de octubre de 2015

The Essence Of The Platters: Perdurable toque mágico


Leyendas de ayer y hoy / 25 de octubre, 2015 / Función única / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: Barry Ivan White.

Fernando Figueroa
A mediados de los cincuenta, el mundo tuvo la sensación de que la música ya no era la misma. En la radio se empezaron a oír canciones como “Only You” y “The Great Pretender”, las mismas que seis décadas después suenan como nuevas en el Lunario del Auditorio Nacional. Eso se debe a que los temas de Buck Ram son inmortales y porque los intérpretes también han sido tocados por los dioses.
El barítono Barry Ivan White lidera a otras cuatro voces de amplísimo rango, cuyos dueños responden a los nombres de Michael Gregory, Elizabeth Ozuna, Gregg Jackson y Gregory Dawkins. Cada uno de ellos podría triunfar como solista en cualquier parte del mundo, pero parece que nacieron para continuar con la leyenda del célebre grupo que se fundó en Los Ángeles, California.

Elizabeth Ozuna es de República Dominicana y los demás de Estados Unidos; este último país también es el origen de los seis instrumentistas que saben acompañar con disciplina, pero que a la menor provocación transforman en jazz lo que inicia como soul, funk o rhythm blues. Quienes están en el teclado, bajo, guitarra, batería, trompeta y trombón forman parte de The Satin Soul Orchestra, una agrupación más grande que la noche anterior acompañó aquí mismo a Barry Ivan White en solitario.

Quien esta noche parte el queso ha dicho muchas veces que sus papás lo registraron con ese nombre antes de que surgiera a la fama Barry White, con quien no lo une ningún lazo sanguíneo. El parecido en el físico y en la voz también son obra de la casualidad, aunque en algún momento ambos artistas sí se conocieron, fueron amigos y el que aún vive recibió cierto padrinazgo del célebre compositor e intérprete fallecido en 2003.
Barry Ivan White vive en Miami pero pasa largas temporadas en Cancún y por eso habla en español con bastante fluidez; gracias a eso funge como un agradable maestro de ceremonias que es capaz de generar con rapidez un cálido ambiente de hermandad. El programa inicia con los grandes éxitos de The Platters, pero luego vira hacia hits de James Brown, The Temptations, Whitney Houston y Frank Sinatra.
La democracia impera entre los cinco cantantes, pues cada uno de ellos tiene su momento estelar, mientras los demás hacen coros con humildad y categoría. Gregory Dawkins luce un falsete de antología que casi rompe las copas que hay en la barra y las mesas, mientras que Gregg Jackson se luce a la hora del funk; Michael Gregory hace lo propio en las baladas y Elizabeth Osuna cuando se trata de rememorar a Roberta Flack o Gloria Gaynor.
El final se acerca (ya) con “My Way”, en voz de Barry Ivan White, quien ofrece una larga versión en inglés y español. El verdadero cierre se da con “I Will Survive”, a cargo de Ozuna y de varios parroquianos que se dedican profesionalmente al canto y que son amigos de White. Un broche espectacular que se convierte en una abierta invitación a seguir la fiesta en otro lado hasta el amanecer.

Programa
Intro / Great Pretender / Remember When / You Never Know / Harbor Lights / Twilight Time / My Prayer / Killing Me Softly with his Song / Sixteen Tons / Magic Touch / Smoke Gets in Your Eyes / I Have Nothing / Kiss / Ain’t too Proud to Beg / My Way / I Will Survive.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.