sábado, 10 de octubre de 2015

Rodrigo Rojas: Cadena de favores


Fin de la gira Amor adentro / 10 de octubre, 2015 / Función única / 
2:45 hrs. de duración / Promotor: Anette Cecilia Asbun Handal.

Fernando Figueroa
Rodrigo Rojas tiene doble personalidad: es un original y tierno cantautor del movimiento musical que se engloba en la palabra “trova”, pero también tiene una vena cómica y puntillosa que le sirve para entretener al público entre una canción y otra. La combinación de ambas vertientes da por resultado un placentero espectáculo que dan ganas de volver a presenciar.

Rojas nació en La Paz, Bolivia, donde tenía gran éxito. Sin embargo, quiso conocer el ambiente musical de la ciudad de México y desde hace trece años radica aquí, donde se ha integrado a una fraternidad donde no caben la competencia desleal ni las zancadillas. Al contrario.

En 2010 se presentó en el Lunario como telonero, gracias a la invitación que le hizo el intérprete estelar de esa ocasión, Edgar Oceransky. Hoy, Rojas cierra la gira Amor adentro que inició aquí mismo en septiembre de 2014. Para continuar con la cadena de favores, permite que un jovencito de Pachuca, llamado Zabdiel, inicie la velada con seis temas propios.
El sudamericano, quien se asume con orgullo como un “chilango honoris causa”, ha grabado cuatro discos: Los cuentos, la vida moderna y tú (2000), La danza del deseo (2006), Miradas (2010) y Amor adentro (2014). En su página de Facebook sólo se utiliza el término “pop” para definir el género musical al que se adscribe, pero en los arreglos y la alineación del grupo es evidente el gusto por el rock: Paco Rojas (guitarra), Giovanni Buzzurro (bajo), Fernando Meza (teclado) y Paco Godoy (batería). Y, claro, el gusto por las frases bien armadas y con aliento poético: “Tus pechos esconden un mágico valle”; “sólo la completa oscuridad nos permite contemplar más estrellas en el cielo”; “soy también lo que he callado, el camino no elegido”.
Cuando asume el rol de entretenedor, Rodrigo Rojas provoca continuas risotadas, pues trae muy bien armado lo que por sí mismo es un show de stand up comedy. Se burla de todo, incluso de él: “Por ahí me han dicho que muchos de ustedes no vienen a oírme cantar sino a escuchar las tonterías que digo”. En un momento dado pide “un minuto de silencio… para ver si se escucha algo de Serrat”, quien presenta en el Auditorio Nacional su segundo y último concierto de la gira Antología desordenada. “Ya puedo presumir que canté a sus pies”, añade con gracia.
Las fans se esfuerzan por gritar el piropo más original para Rojas, aunque la dama que más llama su atención es quien porta una matraca y la hace sonar cada vez que se emociona, es decir, todo el tiempo. El trovador pregunta de dónde viene la gente y las respuestas no se hacen esperar: Brasil, Dallas, La Paz, Venezuela, Pachuca, Oruro. Cuando alguien grita “¡DF!”, el cantante comenta: “No pueden faltar mis defeños… yo no sé por qué no se declara a la ciudad de México como pueblo mágico”.
Al filo de la medianoche, la despedida llega con Rodrigo Rojas rodeado de sus amigos, todos ellos entonando “Vivo” en un ambiente muy alegre que tal vez se escuche hasta el camerino de Joan Manuel Serrat, quien para entonces ya acabó con su propia “Fiesta”.

Programa
Rodrigo Rojas: Amor adentro / Delirante / La sed / Crimen perfecto / Si no estás tú / Abismo irresistible (con Paulino Monroy) / Hasta ti / El tango del olvido / No sé lo que haría / Sirena - Sólo faltas tú (con Adrián Tigre Gil) / La excepción / Ayer se fue / El dolor / Domingo / En el fondo / Amor eterno / Quiero ser / Qué bien se ven / Vivo (con Diego Rojas, Zabdiel, Aldo Obregón, Lazcano Malo, Adrián Tigre Gil y Salvador Aviña).
Zabdiel: Un minuto más / Te encontré / Como nunca, como siempre / Bajo tu cintura / A qué diablos volviste / Huyamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.