viernes, 31 de julio de 2015

Paulino Monroy + Manuel Medrano: Historias paralelas

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional


Larga duración / 31 de julio, 2015 / Función única / 2:00 hrs. de duración / 
Promotor: Get In México, S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Paulino Monroy nació en Celaya, se dio a conocer en algunos bares de Guadalajara, y en la ciudad de México fue contratado por una compañía de discos trasnacional. Manuel Medrano es originario de Cartagena, tocó en antros de Bogotá y firmó con la misma empresa que el mexicano. Esta noche ambos se presentan en el Lunario, cada quien con su show, y son aclamados por igual.


Monroy viste saco y camiseta blanca, muy cool. Lo acompaña una banda que suena potente: dos teclados, requinto, bajo, batería. Él canta y toca guitarra, teclado y pandero. En su momento, Medrano también porta saco, pero con camisa y corbata. Está solo en el escenario, acompañado de su voz y una guitarra. Los dos le componen al amor y sus consecuencias.

El de Guanajuato escuchó de niño los acetatos que su papá ponía de The Beatles, Joan Manuel Serrat y Chava Flores. Siente admiración por Fito Páez y en el programa de hoy incluye “El amor después del amor”, del argentino, que es una influencia notable en su trabajo. También hay reminiscencias de Smashing Pumpkins, Coldplay e incluso Fobia. De su parte, el colombiano se ha definido, con cierto sarcasmo, como creador del género musical pop fundido. Tiene una asombrosa facilidad para fusionar la balada con soul, blues, jazz y hip hop.
“Yo ya había estado aquí, abrí algunos conciertos de otros compañeros, pero hoy es otra cosa”, dice Paulino Monroy, quien en plan estelar presenta Larga duración, un álbum con once temas en el que se muestra como mago de la melodía y un letrista que puede ser profundo o ligero, según se le antoje (“siento que voy un paso adelante de toda la gente / que va a ninguna parte”, es una de sus frases más logradas). Sus canciones tienen imán integrado y por eso han sido utilizadas en diversas áreas: “Tú y yo y ya” se usó en la película Milagro en Praga (Lenka Kny, 2013); “Vivo” es el tema de un programa de televisión dedicado al jogging, y compuso un himno para el equipo de futbol Chivas, de Guadalajara.
Larga duración fue grabado en Nueva York y el video de “Conexión espiritual” se realizó en Perú, mismo que se ve en las pantallas del recinto. Las fans de Monroy son mayoría, pero también arropan a Medrano con gran enjundia. Este último señala que sus admiradoras lo recibieron con calidez en el aeropuerto y que por la noche le llevaron serenata al hotel. Por eso no deja de dar las gracias a “México lindo y querido”, según sus palabras.
En realidad, Manuel Medrano es el abridor, pero le dan trato privilegiado y ofrece siete de las composiciones del álbum que está a punto de lanzar, primero en Colombia y luego en varios países de Latinoamérica; los dos primeros sencillos son “Afuera del planeta” y “Bajo el agua”, que cargan de sensualidad la atmósfera del recinto.
 
Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional
La gritería no cesa durante ambos segmentos. En el turno de Paulino Monroy surgen globos rojos en forma de corazón y tripitas fosforescentes. Luego de quince temas, él anuncia su despedida, pero lo obligan a volver y remata con “Frenesí”, un adiós o hasta pronto que las jovencitas no olvidarán jamás, porque cada una de ellas se siente aludida con las propuestas eróticas del celayense.

Programa
Manuel Medrano: Bajo el agua / La mujer que bota fuego / Cuando te pensaba / El swing de la propuesta / Sin saber por qué / Afuera del planeta / No sé si salga el sol.
Paulino Monroy: Intro / Disparaste a matar / Vivo / Lugar de amor / Tú / Gonzalo (Con Paulo Piña) / Las vacas / Hoy que ya te has ido / Un paso adelante / El amor después del amor / Ráfaga de paz / Qué más da / Valiente / Tú y yo y ya / Don’t be cruel – Crazy Little Thing Called Love / Conexión espiritual / Frenesí.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.