sábado, 6 de junio de 2015

Jencarlos Canela: Más allá de la epidermis



México recibe a un grande / 6 de junio, 2015 / Función única / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: Creatividad y Conceptos S.C.

Alejandro González Castillo
La versión en español de la revista People decidió que merecía entrar en la lista de “los 50 más bellos” durante tres años consecutivos, y las mujeres que esta noche abarrotan el Lunario no tienen más que darle la razón a dicha publicación; aunque, para ellas, Jencarlos Canela podría formar parte de ese listado de por vida.

Si algo caracteriza esta velada es la avasallante cantidad de piropos que son lanzados desde los asientos, ya sea por las más jóvenes con el exabrupto como medida; o por las de mayor edad, con emoción mesurada. La cosa es que ninguna se queda con las ganas de reconocer que el del escenario, simple y llanamente, “está hecho un cuero”, tal como ellas mismas lo califican. 

Sin embargo, Canela no es pura epidermis. Su andar en los escenarios comenzó cuando tenía doce años y formaba parte del grupo Boom Boom Pop, su siguiente paso sería mudarse a los estudios televisivos para transformarse en actor y estelarizar un puñado de telenovelas (Doña Bárbara, Más sabe el diablo, Pecados ajenos) que antecedería a su carta de presentación discográfica en 2009, con el álbum Búscame. Tras ese debut, Un nuevo día (2011) y Jen (2014) se agregarían a su lista de producciones y con ellas múltiples conciertos a lo largo y ancho de América. “Bienvenidos a mi primer show en México. Las primeras veces nunca se olvidan, mi gente, y, por lo que veo, mejor público no pude tener para esta ocasión”, admite el intérprete a modo de presentación para luego dar giros al ritmo de “I Love It” y acto seguido internarse en un vallenato titulado “Tu sombra”.
Para certificar que sus aptitudes son bastas, además de bailar con soltura, el nacido en Miami toca guitarra y teclado al tiempo que pisa los terrenos de la balada, el pop, el reggae y el género urbano. Para lograr tal travesía y al final adentrarse en las entrañas de sus escuchas, el músico recurre a la ayuda de algunos de los amigos que ha ido encontrándose en la ruta. En primer lugar está Samo, con quien se pregunta cómo anestesiar su corazón; le sigue Noel Schjaris, la persona ideal para descubrir el modo de deshacerse de la sombra de un amor lejano; y por último se encuentra Julio Ramírez (Reik), quien toma la guitarra para dotar de aires rancheros un escenario que sin aviso le cede espacio a guitarrones, vihuelas y trompetas.
Cuando el mariachi Gama 1000 rodea a Jencarlos, éste advierte que va a ponerse el sombrero tradicional de charro con todo el respeto que le merece. Para entonces, las fans del estadounidense ya se apretujan a sus pies, distantes de sus sillas, extendiéndole prendas que el actor toma para preñar de besos y luego arrojar de vuelta. Así, en medio de tales muestras de efusividad, el también compositor decide que no tiene más que aceptar su responsabilidad ante los hechos; “Échame a mí la culpa”, canta resignado antes de que se anuncie que los poseedores de boletos de primera fila podrán conocer a su ídolo en el camerino y, también, sea posible ver a las dueñas de dichos asientos abrazándose entre sí, incrédulas, desbordadas de emoción. 

Programa
I Love It / Tu sombra / Estés donde estés / Volveré / Mi corazón insiste / Enjoy / Junto a ti / Tu cuerpo / Con Samo: El aprendiz - Dime / Con Noel Schajris: No te pertenece - Porque aún te amo / Con Julio Ramírez (Reik): De qué sirve - Si la ves / Bajito / Amor quédate / Si nos dejan / Mujeres divinas / Échame a mí la culpa / Hasta que te conocí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.