lunes, 11 de mayo de 2015

Riviera Maya Film Festival: El arte provocador


Riviera Maya Film Festival y Lunario presentan lo mejor del RMFF/ 11, 12 y 13 de mayo, 2015 /
 Seis funciones / Promotor: Promoción y Desarrollo de Eventos Cinematográficos S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
El Lunario del Auditorio Nacional abre sus puertas para presentar una selección de cintas del Riviera Maya Film Festival 2015, que apenas en su cuarta edición se ha consolidado como un acontecimiento cultural en el que privan las propuestas alternativas. Las seis películas programadas así lo constatan.
Saint Laurent (Bertrand Bonello, 2014), Me quedo contigo (Artemio Narro, 2014), Los muertos (Santiago Mohar Volkow, 2014), La tribu de Tokio (Shion Sono, 2014), El cuarto prohibido (Guy Maddin, 2015) y El cielo sabe que (Ben y Joshua Safdie, 2014), conforman un atractivo ramillete cinematográfico.

En Saint Laurent, el francés Bertrand Bonello muestra al genio de la moda al que alude el título como un tipo que vive al límite, capaz de crear un emporio comercial con el apoyo de su pareja y socio, Jaques Berger (Jérémie Renier), pero que al mismo tiempo disfruta y sufre con las peripecias de una promiscuidad sexual desbocada. Gaspard Ulliel interpreta con soltura al joven Ives, mientras que un genial Helmut Berger encarna en el mismo papel al achacoso y solitario anciano que casi sólo se comunica con su perro y con el mayordomo.

El Riviera Maya Film Festival concede cada año dos premios Kukulkán a producciones mexicanas. En 2015, el primero de ellos fue para Me quedo contigo, provocadora cinta que muestra a un grupo de amigas que son capaces de hacer cualquier cosa con tal de divertirse. Para sorpresa del espectador, la actriz Ximena González-Rubio (María Félix en Cantinflas) se despoja de su tradicional elegancia para interpretar a una vulgar y joven millonaria que no se tienta el corazón a la hora de ultrajar a un vaquero con descomunal saña.
Al término de la proyección, en sesión de preguntas y respuestas, Artemio Narro comenta que las actrices (Anajosé Aldrete Echevarría, Flor Edwarda Gurrola, Beatriz Arjona y Ximena González-Rubio) no tuvieron ninguna objeción para participar en un filme tan violento. “Fue más difícil convencer a Diego Luna para que leyera un texto tan nauseabundo como el del principio”, señala Narro al referirse al momento en que Luna, con voz en off, le pide con ternura a su novia que le dé una segunda oportunidad al amor.
El otro premio Kukulkán fue para Los muertos, en la que también se narran las banales aventuras de un grupo de amigos de clase alta. Ellos se divierten bebiendo alcohol hasta el amanecer y les parece muy gracioso destruir muebles y valiosos jarrones. En el clímax de una borrachera les da por jugar con un arco y surge la tragedia.
Santiago Mohar Volkow, director de Los muertos, comenta en el Lunario que la similitud en la temática de ambas cintas galardonadas es reflejo de lo que sucede en la sociedad mexicana actual.
La tribu de Tokio es un musical futurista del realizador japonés Shion Sono (El club del suicidio, Vamos a jugar al infierno), basado en la manga Tokio Tribes. Los personajes principales son interpretados por conocidos raperos asiáticos, quienes lideran a las bandas que se han apoderado de la capital de Japón y luchan a muerte por sus territorios.
El cuarto prohibido es un collage de historias que van de la comedia al drama y al misterio. El canadiense Guy Maddin (My Winnipeg, La música más triste del mundo) se dio a la tarea de rescatar viejos y olvidados materiales fílmicos, a partir de los cuales creó nuevas propuestas. En la dirección contó con el apoyo de su alumno Evan Johnson, y se rodeó de un elenco de grandes figuras como Charlotte Rampling, Geraldine Chaplin, Maria de Medeiros y Roy Dupuis, entre otros.
Finalmente, El cielo sabe que (Heaven Knows What) narra la historia real de una heroinómana que no busca la salvación sino sólo otra dosis de droga y conservar la enfermiza relación amorosa que mantiene con un adicto. La película de los estadounidenses Ben y Joshua Safdie está basada en la novela Mad Love in New York City, de Arielle Holmes, quien escribe acerca de sus propias experiencias en Manhattan, y ella misma es la actriz principal. Los críticos han llamado a esta producción “una cinta de ficción y no ficción”, ideal para cerrar el ciclo de media docena de materiales poco convencionales de la cuarta edición del Riviera Maya Maya Film Festival.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.