viernes, 24 de abril de 2015

Pablo Alborán: Sin trampa ni cartón

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Gira Terral / 24 de abril, 2015 / Función única / 2:00 hrs. de duración / 
Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V. 

Rodrigo Farías Bárcenas
Para su debut en el Auditorio Nacional, Pablo Alborán preparó un espectáculo que sorprendiera al público, sin imaginar que el asombrado sería él.


Inicia el encore envuelto en un ambiente de tenues luces azules. El público detona exclamaciones diversas, cuyo estruendo se transforma en un suave coro masivo cuando el andaluz empieza a cantar “Solamente tú”, el tema que lo catapultó en 2011. Guarda silencio para escuchar cómo esas miles de voces han hecho suya la canción. Se ve afectado por la emotividad de la reacción. Cuando está a punto de llorar, recibe un manto de aplausos a manera de cobijo. En ese momento suelta un suspiro liberador. 

Reanuda con la voz entrecortada, y mientras entona “tú haces que mi alma se despierte con tu luz…”, hace un ademán sugiriendo que la gente inspira esas palabras. Cierra los ojos como si estuviera orando, o los abre como si pasara por un trance místico. Luego del último rasgueo, se cubre el rostro con la mano derecha en un vano intento por contener el llanto. Y vuelve a suspirar, tal vez descifrando sentimientos antes no experimentados. Su semblante refleja serenidad.
Con una cálida mirada recorre la grandeza del foro, mientras confiesa a sus ocupantes que para él significa mucho sentirse como en casa, el lugar de donde han surgido la mayoría de sus canciones, a pesar de estar lejos de ella. 
Este pasaje encierra en sí mismo la visión idílica del compositor, manifiesta en lo que dice acerca de Terral, su disco más reciente: “Como artistas de la música tenemos el deber de transportar al público a un estado de alegría, relajación y diversión. Las canciones que incluyo son positivas a fin de que sean una vía de escape ante los momentos difíciles por los que de pronto llegamos a atravesar”. (El Universal, 2 de diciembre de 2014).
Pablo Alborán es un joven cantante, compositor y guitarrista malagueño. Empezó a componer en su infancia, siendo su lugar preferido para hacerlo un pequeño espacio de su casa. En 2010 ese lugar se hizo famoso en la red, cuando los primeros videos que subió a YouTube se convirtieron en un fenómeno viral, que luego dio lugar a una comercialización planeada. Consiguió presencia en la radio, la televisión y el cine. Se multiplicaron los conciertos, la venta de productos promocionales y los patrocinios; 2015 es el año de su consolidación internacional. Emprende una gira que abarca un centenar de conciertos en su país natal, Portugal, Francia, Rumania y varios países de Latinoamérica. 
Su contacto con los escenarios mexicanos empezó en noviembre de 2013, cuando se presentó en el Lunario con un formato acústico. Ahora le bastan los primeros minutos del espectáculo para establecer que su primera vez en el gran recinto de Reforma ocurre en un contexto nuevo, producto de la experiencia adquirida en estos últimos dos años. Superó la incertidumbre profesional que provoca el cambio de sello, debido a los vaivenes en la industria del disco. Vio crecer a su audiencia en cantidad y amplitud, salvando el peligro de convertirse en un teen idol. Y tuvo la precaución de mantener los pies en la tierra ante su rápido ascenso al estrellato, sabiendo que para obtener lo que quiere debe luchar por ello.
Es el mismo que vimos en el Lunario, presentando una proyección con alcance masivo de aquella intimidad casera que cautivó a los usuarios de YouTube. Hecho que corrobora su congruencia. La diferencia es que ahora lo vemos en el marco de una gran producción, desplegando más recursos escénicos y una mayor capacidad para transformar el sentimiento del público en parte de su capacidad expresiva. 
Del dinamismo del espectáculo habla la fluida modulación de los estados de ánimo, que van de los más reflexivos a los eufóricos; la combinación del formato acústico con el eléctrico, que redunda en variedad de intensidades, alcanzando una poderosa potencia; la diversidad en los géneros musicales, incluidos el soft rock, el jazz o la influencia del flamenco en la forma de cantar; la sutileza de los timbres aportados por la trompeta o el trombón; la versatilidad del cantante que toca varios instrumentos, con suavidad en el piano o con vivacidad en las percusiones, además de sus llamativos contoneos y pasos de baile. 
Mención aparte merece la interacción de Alborán con los músicos que lo acompañan, muestra de un cohesivo trabajo grupal, comprometido en hacer brillar las composiciones. Son dirigidos por el tecladista Adrián Schinoff: Antonio de Haro (bajo), Antonio Portillo (guitarra), Manuel Álvarez (guitarra), Jorge García (batería) y Carlos Martín (trompeta, trombón, percusión). No es gratuito que el público los reconozca a ellos también.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Después de la sacudida sentimental que marcó la primera pieza del encore, el concierto da un giro hacia el lado festivo. El entusiasmo de Alborán crece al grado de que rodea su cuello con la bandera mexicana, y termina por inclinarse para besar el piso, en un acto simbólico que agradece el apoyo de su gente. Si uno lo viera en la calle, vestido como esta noche —playera, jeans y botas—, con ese gesto tranquilo, casi meditabundo, quizá no adivinaría lo apasionado que es en el escenario. Espacio donde, dice, “no hay trampa ni cartón”.

La evolución
1989 – 2004 Pablo Moreno de Alborán Ferrándiz, de padre español y madre francesa, nace en Málaga, España, el 31 de mayo de 1989. Muestra su vocación musical desde los siete años. Aprende a tocar guitarra, piano, violín y bajo. A los doce empieza a componer sus primeras canciones. Más tarde incluiría dos de ellas en su disco debut, “Amor de barrio” y “Desencuentro”. Sus primeras presentaciones las tiene a los quince en actos de beneficencia. Eventualmente deja de estudiar filosofía para dedicarse a la música. Es admirador de Vicente Amigo, Paco de Lucía y Joan Manuel Serrat. 
2010 Sube a YouTube unos videos caseros que se convierten en un fenómeno viral, obteniendo setenta millones de visitas. “Internet fue para mí como tocar en una calle mayor global; como el músico que baja a cantar al metro y un cazatalentos le descubre por casualidad”. (El País, 10 de abril de 2015).
2011 En febrero publica Pablo Alborán, su primer disco (EMI-Parlophone). Aumenta la cantidad de sus conciertos y llegan los primeros reconocimientos: ocho Discos de Platino en España y tres nominaciones a los Grammy Latinos (Mejor Artista Revelación, Mejor Álbum Pop Vocal Masculino y Mejor Canción del Año). “Solamente tú” se promueve a través de la telenovela La que no podía amar, de Televisa. Cierra el año con En acústico (EMI-Parlophone), grabado en vivo. 
2012 Respecto a su producción Tanto (EMI-Parlophone), comenta: “Estoy en proceso de ser alguien dentro de la música. Han sido tres años de mucho trabajo y muchas alegrías, pero hasta que pasen diez o veinte años no sabré si realmente tengo mi sitio en el mundo de la música”. (La Vanguardia, 16 de agosto de 2013).
2014 En febrero, la página de Productores de Música en España informa que por tercer año consecutivo es el cantante español con más éxito en venta de discos. En noviembre publica Terral, su cuarto álbum y tercero en estudio, ahora en el sello Warner. En dos meses vende ciento sesenta mil ejemplares. El compositor declara al blog español 20 minutos: “Este disco es el más orgánico y puro que he hecho nunca y, sin embargo, creo que es el más moderno de todos. En los anteriores he pecado a veces de barroco y sobrecargado”. 
2015 A punto de cumplir veintiséis años, Pablo Alborán se presenta por vez primera en el Auditorio Nacional, como parte de un proyecto de internacionalización, con treinta Discos de Platino acumulados por las altas ventas de todas sus producciones. (R.F.B.)

Programa
Está permitido / Escalera / Pasos de cero / Ecos / Recuérdame / Quimera - Un buen amor / Desencuentro / Quién / Caramelo / El olvido - Miedo / Beso - Perdóname / Te echo de menos - Ahogándome en tu adiós / Dónde está al amor - Tanto / Éxtasis / Volver a empezar / Solamente tú - Por fin / Gracias / Despídete / Vívela. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.