domingo, 5 de abril de 2015

LiSA: La figura del sol naciente


Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional

Another Great Day! / 5 de abril, 2015 / Función única / 4:00 hrs. de duración / 
Promotor: Kemcs Diseño y Marketing S. de R.L. de C.V.

Fernando Figueroa
Treinta minutos antes de la hora señalada, no se ve gran movimiento afuera del Lunario; todo parece indicar que LiSA no tiene poder de convocatoria durante su primera visita a México. Sin embargo, al subir las escaleras del recinto se escucha un fuerte murmullo y, al cruzar la entrada, se ve a una multitud expectante que agotó el boletaje.
Esta tarde no hay mesas, así que los jóvenes permanecen de pie y no dejan de agitar varitas fosforescentes de varios colores. Cerca del escenario hay una zona VIP, donde el público se hizo acreedor a un disco de la intérprete; un poco más atrás se ubica el área general, donde hay fans que llegaron tres horas antes de que se abrieran las puertas y así poder estar lo más cerca posible de su ídolo.
Con puntualidad, la japonesa surge y de inmediato demuestra por qué su fama ha cruzado fronteras. El pop rock que ejecuta es energía pura, al igual que sus movimientos, y ambos factores desatan un furor colectivo que cimbra el piso.
Los cientos de admiradores ven con embeleso a la pequeña y delgada figura que no tiene sosiego. Al mismo tiempo, en su imaginación, recrean escenas de los animes (dibujos animados de Japón) que LiSA ha musicalizado desde hace varios años. En 2010, por ejemplo, participó en Angel Beast!, en cuya historia aparecía una banda denominada Girls Dead Monster y ella hacía la voz de una de las cantantes (Yui).
En 2011, LiSA (acrónimo de Love is Same All) grabó un mini álbum (Letters to U) y luego varios sencillos que fueron utilizados en animés como Fate/Zero, Sword Art Online, Day Break Illusion y The Irregular at Magic High School. En 2012 lanzó el disco Lover “S” Mile y un año después Landspace; el más reciente es Launcher (2015).
En el Lunario, la artista canta algunos temas con pista y en otros la acompaña un guitarrista, a quien presenta como Jorge. Cuando la canción es muy popular, los asistentes hacen coro; ellos saben lo que dicen las letras y se las arreglan como pueden con la fonética del idioma japonés.
LiSA viene preparada con un papel que contiene algunas palabras en español: “¿Qué onda?”, “Manos arriba”. Y cuando la reacción de sus fans la conmueve, dice con mucha gracia: “¡Qué chingón!”
A medio show se lleva cabo una breve sesión de preguntas y respuestas, con interrogantes que el público envió previamente a través de las redes sociales. La joven oriental comenta que no tenía la menor idea de que en México hubiera tantos fans suyos. Alguien quiere saber por qué es tan linda y ella replica: “Porque ustedes me aman”. También dice que comió unos tacos con chile habanero y le gustaron. Su anime favorito es Sailor Moon, “porque no es la heroína perfecta, pero tiene a muchos amigos que la ayudan”.
 
Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional
Al término del concierto, LiSA lleva a cabo una ceremonia muy generosa de su parte, que dura un par de horas extras. A los jóvenes de la zona general les entrega personalmente un póster; a cada uno le hace una reverencia de pie y le dice “arigato” (gracias). A continuación, toma asiento y firma los álbumes que le muestran quienes estuvieron en la zona VIP. Todo ello con un gran orden que habla muy bien de los organizadores y del temperamento apacible de quienes adoran a la figura del sol naciente.

Programa
Crosing Field / Oath Sign / No More Time Machine / Ichibu no Takaramono / Best Day, Best Way / Shirushi / Elect Lyrical / Rising Hope / Crow Song / Mr. Launcher.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.