domingo, 26 de abril de 2015

La Única Internacional Sonora Santanera: Fanfarria de cumpleaños


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


60 aniversario / 26 de abril, 2015 / Función única / 3:25 hrs. de duración / 
Promotor: Emociones Alfa Omega S.A. de C.V. 

David Cortés
Al señor Jorge se le dibuja la sonrisa en el rostro y es tal su felicidad que resulta necesario preguntarle el porqué de semejante gozo. “Esas trompetas”, responde mientras golpea suavemente a Viviana con el codo. No se dicen nada, pero en sus miradas hay un brillo especial, el mismo que se da cuando dos seres se entienden sin palabras, cuando la alquimia ha hecho innecesario el lenguaje hablado.


Esas trompetas son las que adornan “Perfume de gardenias”, un tema señero de la agrupación que hoy celebra su aniversario sesenta y que también fuera el nombre de un musical que llegó a más de cuatrocientas representaciones, con la participación de estos músicos. 

La de hoy es una gran festividad en la cual Jaime Almeida funge como maestro de ceremonias y que abre la cantante Paloma Villa, bocado preparatorio para que luego de una semblanza en video aparezca el grupo de doce instrumentistas acompañados por la Orquesta de Cámara, dirigida por Bernardo Quezada, que dota con un nuevo rostro a las composiciones muchas veces escuchadas.
Hay instantes en que esa fachada renovada las hace casi irreconocibles, especialmente en las introducciones; melodías que han transitado por todo el país, formado parte del cine mexicano y ya inscritas en la cultura popular, ahora tienen unos arreglos que “ni se imaginan”, dice uno de los tres cantantes. “Bomboro quiñá quiñá”, en su comienzo, suena épica, majestuosa; “Dónde estás Yolanda” es preludiada por un solo de violín en el cual se avizoran briznas de tango.
Esta mezcla entre música caliente y sinfónica no es nueva y la comunicación entre ambos ensambles es tan franca, espontánea y nítida que hay momentos en los que se opera una transmutación; entonces, las trompetas adquieren la solemnidad propia de los concertistas, mientras la sección de violines, imbuida por el contagioso ritmo, se levanta, gira a la derecha y a la izquierda y acomete pasos de baile, los mismos que ya ejecutan, con más o menos maestría, algunos de los asistentes quienes dejan de lado cualquier prejuicio para danzar en los pasillos.
La segunda parte de la noche es de la Santanera y de sus invitados. Los ganadores del Grammy Latino por mejor álbum tropical tradicional por el disco Grandes éxitos de las sonoras con la más grande, La Sonora Santanera, despliegan una cauda de vocalistas. Paloma Villegas y Ana Victoria agregan frescura en su participación; Kalimba añade un poco de soul y Julio Camejo rap en sus turnos; a Pandora y Anelka les corresponden canciones que no fueron éxitos originales del grupo homenajeado; mientras Laura Zapata le pone garbo y emotividad a su intervención. Este desfile encuentra en la participación de Rocío Banquells uno de sus momentos culminantes, no en vano la cantante ha acompañado en varias ocasiones al colectivo para encarnar los temas que hiciera famosos Sonia López. Entonces la fiesta prosigue, porque, como hacen constar varios de los vocalistas que pisan el escenario, no es sencillo cumplir sesenta años en el gusto popular.
Es un show sin mácula, un espectáculo que tiende un puente entre las generaciones y al mismo tiempo funciona como una clase de historia. Abundan las cabezas perladas de canas, pero también hay gente joven y al momento de cantar o bailar, lo hacen con más gusto que quienes les enseñaron a apreciar estas canciones.
No falta un recordatorio a quienes se fueron (ya no queda ninguno de los integrantes originales de ese grupo que, en una tanda celebrada en el teatro Follies Berger, el cómico Palillo rebautizara como La Sonora Santanera), pero eso no impide disfrutar, porque son las composiciones las que ya tienen vida propia. Éstas forman parte de la narrativa de los aquí presentes, están imbricadas en sus recuerdos y basta mirar la emoción que muestran los rostros al escuchar en directo esos temas mil veces escuchados en la radio, en el tocadiscos o en las fiestas.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Esta noche han venido muchos Jorges y Vivianas acompañados de sus respectivas parejas. Llegan a conmemorar seis décadas de una agrupación, aunque en realidad vienen a festejar la vida, sus memorias, sus experiencias, todo ese bagaje al que se encuentran ligados por una o varias canciones, por ésa, precisamente, que ahora se oye y que los lleva a evocar la primera cita, el primer beso, la excitación, ese fuego que no tiene final.

Nomenclaturas y definiciones
El término música tropical es de uso común en México para designar,  indistintamente, a los ritmos bailables procedentes del trópico, pero en realidad es una denominación que engloba a aquellos sonidos que surgen, a partir del siglo XIX, en la región del Mar Caribe y en la parte antillana del continente americano.
Una de las cunas importantes de esta vertiente es la isla de Cuba. Allí, en la ciudad de Matanzas, nace en 1924 la Tuna Liberal que más tarde cambia su nombre a Septeto Soprano. En 1926 ingresa como director de la misma Rogelio Martínez Días y muta a Estudiantina Sonora Matancera. Es en 1935 cuando toma su apelación definitiva, La Sonora Matancera, simiente de una larga tradición. Es el punto a partir del cual surgen entidades similares en todo el continente.
En 1948 se forma la Sonora Caracas; nueve años después surge La Sonora Ponceña; La Sonora Dinamita se funda en 1960 y en 1964 nace la Sonora Borinquen. Carlos Colorado fundó en 1955 La Tropical Santanera, agrupación que se caracteriza por el empleo de cuatro trompetas en su dotación instrumental y que son las que se encargan de darle ese sonido propio y tan distintivo a la agrupación (D.C.).

Programa
Paloma Villa: Pena / Veinte años / Lágrimas / Que se mueran de envidia.
La Única Internacional Sonora Santanera: Intro / Mi adiós / Perfume de gardenias / El mudo / Estoy pensando en ti / Hilos de plata/  Pequeño niño / Noche inolvidable / Mi razón / Musita / Sombrita de cocales / Congoja / Urbe / Bomboro quiñá quiñá / Luces de Nueva York / Amor de cabaret / Tita / Dónde estás Yolanda / A muchos años / El nido (con Paloma Villa) / Perdóname vida (con Julio Camejo) / Perfume de gardenias (con Kalimba) / Pena negra (con Laura Zapata) / Corazón de acero (con Rocío Banquells) / Qué bello (con Pandora) / Tu voz (con Ana Victoria) / Que nadie sepa mi sufrir (con Anelka) / Pachanga del futbol / Negrito del batey / Este tren no se para / La boa.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.