domingo, 27 de septiembre de 2015

Juan Gabriel: El Divo en la cumbre


Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional



Gira Juntos / Del 10 al 12 y del 17 al 19 de abril; del 8 al 10, y del 15 al 17 de mayo; 17, 19, 20, 25, 26 y 27 de septiembre, 2015 /
Dieciocho funciones / 4:00 hrs. de duración / Promotor: FUAAN.

Alejandro González Castillo
“Los voy a llenar de recuerdos porque me siento muy agradecido. Estoy aquí gracias a sus pensamientos, sus miradas y sus sonrisas”. Apenas dice esto, Juan Gabriel se desgarra la garganta con “Siempre en mi mente”, una súplica donde el olvido se comporta como un tirano.

Mientras canta, el nacido en Michoacán rasguña el aire con cada estrofa, como para dispersar el dolor que le provoca al público con sus frases. “Si así empezamos, ¿cómo vamos a acabar?”, pregunta, y lo hace en plural porque él, uno de los cantautores más importantes que han nacido en México en los últimos cincuenta años, también sufre los azotes que le propina cada enunciado de su temario, pese a que se anuncia como un tipo “insensible a heridas de amor”.

Vaya que esta noche se escucha en cada butaca un doloroso “¡ay!” por lo menos cada tres minutos, pues el listado de tonadas que el Divo de Juárez trae consigo no es para menos. Sin embargo, con cuarentaicinco años de trayectoria está claro que un recital no basta para dejar satisfechos a todos sus seguidores, de modo que un inventario de emociones alterno al oficial, prácticamente sacado de las mangas del intérprete, es revisado para así improvisar una serie de canciones al lado de músicos, intuyendo acordes, recordando rimas. “¿Sigo con mi lista personal o le hago caso al programa?”, interroga el de la camisa dorada ante la respuesta obvia de la audiencia; “es que son muchos contra mí, pero me gusta provocarlos porque ustedes siempre me han provocado”.
“Han sido ustedes, sus papás y sus abuelos quienes me han traído hasta aquí. Gracias por cantar mis canciones”, confiesa el compositor antes de declararse muerto para el amor y exigir afecto inmediato ante la crueldad del paso del tiempo con “Abrázame muy fuerte”, una reclamo aplaudido de pie por la audiencia. Entonces llega el momento de presentar a Bárbara Padilla, Paola Miranda, Zona Prieta y David Bisbal. La primera, hace una versión épica de “Ya lo sé que tú te vas”; la siguiente usa como baldosas las espaldas de un puñado de bailarines entre movimientos exóticos, al ritmo de “María José”; luego, el trío colombiano reinventa “No tengo dinero”, con la baqueta del raggamuffin como batuta; y por último, el español protagoniza un dúo con el mexicano, con la desdichada historia de “Yo no nací para amar” como pretexto. 
Cuando al fin se deshace de su saco para usarlo como una hélice mientras lo rodean trompeta, saxofón y trombón, el anfitrión permite la entrada de un mariachi que poco a poco abandona la ortodoxia de temas como “Se me olvidó otra vez” y “La diferencia”, donde el llanto se bebe con tequila, para mezclarse con el resto de los músicos del escenario en un acto de promiscuidad inusitado. De pronto, arpa y timbales, guitarrón y guitarra eléctrica, acordeón y sintetizadores, se unen no sólo gracias a los compases, sino debido a que sus ejecutantes bailan sonrientes un amasijo sonoro que va del tex-mex al pop y del flamenco al rap. Sucede que “El Noa Noa” ha abierto sus puertas, por eso los de los sombreros hacen break dance a ritmo de tumbao y el autor de “Inocente pobre amigo” se refiere a su rival de amores como un “estúpido, tarado, imbécil, baboso, canalla y mequetrefe”.  
 
Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional
Se llama Alberto Aguilera Valadez, el de las canciones inmarcesibles como “Hasta que te conocí”, “Querida” y “Amor eterno”; el que se vacía una copa de vino en el pecho luego de brindar con la multitud; el que, aunque olvidó ya cuántas veces se ha presentado en el Auditorio Nacional, encuentra prudente tachar en el mapa éste, el punto donde otra vez se ha citado con miles de seguidores. Por eso el hombre enmarca la hoja del calendario de un día como hoy, pues se trata del momento en que se halla en la cumbre. Él mismo lo aclara, muy sereno, luego de dar el último sorbo de la velada: “Un día mi mamá me dijo: ‘vas a llegar muy alto’. Y mírenme, aquí estoy”.

Principio y actualidad del éxito
Nació en Parácuaro, Michoacán, en 1950, sin embargo pronto se mudaría a Ciudad Juárez, Chihuahua, el sitio donde crecería para luego recorrer diversas poblaciones fronterizas, como Tijuana y Ensenada, en busca de una oportunidad para cantar. Prolífico compositor, su primer nombre artístico fue Adán Luna, mientras que sus primeras incursiones en el mundo de la música tuvieron lugar en los coros de intérpretes como Leo Dan y Roberto Jordán.
Tras una injusta temporada en la cárcel de Lecumberri, y gracias a la ayuda de Enriqueta Jiménez La Prieta Linda, Alberto encontró al fin un contrato discográfico, tendido por la mano del sello RCA, y un nuevo nombre para ganarse aplausos: Juan Gabriel. El alma joven fue su primer álbum, editado en 1971, e incluía el hit “No tengo dinero”.
Pronto, Juanga se transformaría en un excelso vendedor de discos y sus composiciones, además de encontrar el triunfo en la voz de su propio autor, ganarían reconocimiento gracias las interpretaciones de personajes como Raphael, Lupita D’Alessio, Vicente Fernández, Lola Beltrán y, muy especialmente, Rocío Dúrcal.
Al iniciar 2015 lanzó al mercado Los dúo, material en el que canta acompañado de Juanes, Espinoza Paz, Emmanuel, Marco Antonio Solís, Isabel Pantoja, Laura Pausini y David Bisbal, entre otras figuras populares. (A.G.C.

Programa
Siempre en mi mente / Tus ojos mexicanos lindos / Catalina / Mi fracaso / Insensible / Lo nuestro fue un sueño / No se ha dado cuenta / Que vuelvas / Por creer en ti / Tú sigues siendo el mismo / Te propongo matrimonio / Bésame / Bárbara Padilla: No tengas miedo - Ya lo sé que tú te vas / Abrázame muy fuerte / María José / He venido a pedirte perdón / La frontera / Con Zona Prieta: No tengo dinero / Con David Bisbal: Yo te bendigo mi amor - Yo no nací para amar / Cariño mío / Querida / Pero qué necesidad / Te voy a olvidar / Se me olvidó otra vez / Yo me voy / Caray / Me gustas mucho / La diferencia / Tu abandono / El Noa Noa / Hasta que te conocí / Inocente pobre amigo / Lágrimas y lluvia / Amor eterno / Así fue / Por qué me haces llorar.

Invitados
17 de septiembre: Lupillo Rivera, Espinoza Paz, Lucía Méndez.
19 de septiembre: Yolanda Del Río.
20 de septiembre: Aída Cuevas.
25 de septiembre: Yuri, Carlos Rivera, Fernando De la Mora.
26 de septiembre: Paquita La del Barrio, Pepe Aguilar, Pablo Montero.
27 de septiembre: Mariana Seoane, Ballet Flamenco Estarás.







1 comentario:

Azher Shryr dijo...

Buen día, podrían proporcionarme la información sobre que productora realizó estos conciertos?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.