sábado, 25 de abril de 2015

Ha*Ash: Los vericuetos del desamor

Foto:  Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Gira Primera fila. Hecho realidad / 25 de abril, 2015 / Función única / 
2:10 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Gustavo Emilio Rosales
En ellas predomina la indumentaria en blanco y negro, pero la flor de intensidades que de sus gargantas emerge luce la gama completa de colores. Ha*Ash como un alud de numerosos arcoíris.

Desde que la enorme tela que cubría el escenario cae velozmente, y el dueto de las hermanas Hanna y Ashley Pérez Mosa deja de ser un par de siluetas bailarinas para convertirse en una máquina de generar alaridos, se pone en claro que miles de personas cumplen aquí y ahora una cita inamovible con el pacto poderoso de la educación sentimental, cristalizada en los hornos de la música pop.

“Soy mujer, / puedes verme cómo voy conquistando al mundo…”. Con brincos exaltados y una elevación constante de sus largos brazos, Ashley, quien sostiene el micrófono con una mano enfundada por un guante negro, festeja los impulsos melódicos emitidos por el quinteto que las habrá de respaldar en esta noche de concierto, a la que ellas han calificado como “un sueño de verdad”. 
Por su parte, Hanna, con un atuendo informal que le permite mostrar sus muslos, acaricia una guitarra acústica con su larga cabellera de rizos castaños. “Amor a medias” interpretan enseguida estas artistas nacidas en Luisiana, Estados Unidos, pero triunfadoras absolutas entre el público principalmente juvenil de México y Latinoamérica, mientras que las pantallas gigantes que se encuentran a ambos lados del escenario muestran un detallado recorrido por el rostro de ambas jóvenes, donde destaca un maquillaje bien cuidado: los brillitos exactos en la piel y algunos toques de color metálico en párpados y labios.
Una seducción justa para todos los gustos parece ser la divisa de este dueto dedicado a glosar los vericuetos de la noción amor en canciones de fácil remembranza. Cada una dueña de un estilo definido —Hanna poseedora de un talante introspectivo, mezcla de aire gitano y temple romántico, que en ocasiones evoca el tono personal de Stevie Nicks; Ashley decididamente extrovertida y de perfil cosmopolita—, se reúnen con fortuna en la fusión de sus diferencias, para transmitir una asombrosa cantidad de energía positiva.
La mayoría del público se ha levantado de sus asientos para seguir a su modo la coreografía espontánea que Hanna y Ashley van tejiendo a cada historia de amor y desamor de su ya amplio repertorio. Sólo hay un valle en esta danza multitudinaria cuando el concierto transcurre por un mosaico de baladas, pero la tranquilidad no dura mucho y lenguas de fuego que surgen del proscenio marcan el inicio de una nueva tormenta colectiva, al tiempo que ellas rinden tributo a dos de sus bandas preferidas de heavy metal —Guns N’ Roses y AC/DC—, con sus particulares versiones a “Paradise City”, “Sweet Child O’ Mine” y “You Shook Me All Night Long”.
Este recital de rock pesado en miniatura, durante el cual Hanna y Ashley parecen recobrar la niñez, de tan alborozada que ha sido su interpretación, culmina con variaciones roqueras imaginadas por el grupo de soporte, que también hacen las veces de cortinilla útil para que las hermanas realicen un cambio de vestuario.
Ashley reaparece portando una blusa blanca, tapizada de flequillos, que estiliza aún más su delgada figura, y un soberbio pantalón escarlata. Hanna, decidida a no dejar de mostrar las piernas, lleva un vestido corto y botines color café. Las dos transmiten bienestar y dominio total del escenario al retomar la interpretación de los puntos fuertes de su discografía, como “Ex de verdad”, “Impermeable” y “Perdón, perdón”.
Después de este último tema, ya cuando el final del concierto se perfila, las chicas lanzan una sencilla arenga en favor de la unión familiar y saludan personalmente a su clan, que se encuentra entre el público. Hanna, con voz entrecortada, pide a su abuelita que se acerque al filo del escenario. El público desborda su emoción con gritos y sollozos. Ambas solicitan en inglés a la señora que salude al auditorio y cante a coro con ellas. El tradicional himno cristiano “Amazing Grace” es el tema seleccionado por las tres mujeres para sellar este pasaje de corte íntimo.
 
Foto:  Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Tras de interpretar “Te dejo en libertad”, las anfitrionas presentan a su invitado especial, el solista argentino Axel, con quien ejecutan la pieza “No te quiero nada” y se disponen a cerrar la velada cantando, acompañadas por un ensamble de mariachi, su éxito “Odio amarte”, al cual seguirán dos encores —“Perdón, perdón” y “Estés donde estés”—, bajo una alegría multitudinaria que presagia el pronto retorno de este dueto al Auditorio Nacional.

Primera fila, ligas mayores
El primer disco en vivo de Ha*Ash, Primera fila. Hecho realidad, confirma a Hanna y Ashley como auténticas representantes de la primera fuerza de música para jóvenes en idioma español. No deja de ser paradójico que ellas hayan triunfado en este sector, dado que su origen es estadounidense y su idioma natal el inglés, pero están acostumbradas a que este tipo de paradojas crucen por sus vidas. Incluso, han afirmado que el éxito de sus composiciones amorosas se debe, precisamente, a la mala suerte que han tenido en el amor. 
Lo que no es producto del azar es la evidente preparación escénica y musical de ambas. En concierto, es frecuente verlas rasgando y pulsando todo tipo de guitarras, recurriendo a pianos eléctricos y acústicos o provocando que una armónica emita sus tonos de nostalgia. 
Sin embargo, el verdadero puntal de su triunfo es la autenticidad. Desde su primer disco, publicado en 2002, producido por Aureo Baqueiro y portador del sencillo “Odio amarte”, fue notorio que su estilo es absolutamente personal. Hanna y Ashley se comportan exactamente igual fuera o sobre el escenario y esa peculiar espontaneidad parece ser el vínculo clave con los jóvenes de habla hispana, hartos de complicaciones y mentiras. (G.E.R.)

Programa
Soy mujer / Amor a medias / ¿De dónde sacas eso? / Dos copas de más / Todo no fue suficiente / Me entrego a ti / Lo aprendo de ti / Medley baladas / Tú y yo volvemos al amor / Medley rock / Ex de verdad / Qué hago yo / Impermeable / Amazing Grace / Te dejo en libertad / No te quiero nada (con Axel) / Odio amarte / Perdón, perdón / Estés donde estés.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.