viernes, 20 de marzo de 2015

Yuri: No es un avión

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Tour Invencible / 20 y 21 de marzo, 2015 / Dos funciones / 2:45 hrs. de duración / 
Promotor: Ocesa Promotora, S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano
¿Es la Sirenita? ¿La Mosca? ¿La Medusa? ¿Es la Bella Durmiente rodeada por zarzas venenosas que anuncian que volverá la maldita primavera? Sí. Todo eso es Yuri. Y muchas cosas más.
Antes que nada es Tron, aquella película de Disney que se convirtió en cine de culto por haber sido la primera en imaginar a un hombre absorbido por una computadora. “¿Esto es un juego mecánico o la vida real?”, se pregunta el protagonista del filme, Kevin Flynn, cuando compite en una carrera con “motocicletas de luz”.


La misma duda se genera entre el público del Auditorio Nacional a las 20:45 horas. Robots virtuales aparecen en una retícula proyectada en pantallas gigantes. Y frente a ellos, flotando y cantando que este amor no se toca, aparece la Yuri real montada en una “motocicleta de luz”. Diseñado con el mismo acento futurista de la película de 1982, el vehículo pende de cuatro cables de acero mientras los autómatas se salen de la virtualidad y pasean por el patio de butacas con una coreografía que también es de los “futuros años ochenta”.

Luego de tres canciones en ese mundo, Yuri escapa y reaparece dentro de una concha en el fondo del océano. De ahí emerge con una corona de coral y estrellas de mar por todo el cuerpo. Su largo vestido azul va desde la cintura hasta el piso, por lo que es imposible comprobar si esta sirena tiene aletas o ya consiguió sus piernas. Lo que sí muestra es la voz encantadora que seduce a marineros, o en su caso a miles de fans a quienes, por cierto, agradece haber agotado los boletos de los dos conciertos. Ellos corresponden coreando “Isla del sol”, aquella canción de 1989 que le valió acusaciones de ser la copia mexicana de Madonna. En efecto, la melodía es casi idéntica a “Isla bonita”, de la estadounidense, pero a diferencia de aquellos años, ahora la jarocha se acerca a la diva no para emularla sino como quien salda una vieja deuda: “En ese tiempo yo no sabía quién era, quería ser muchas cosas, entre otras, Madonna; ahora sé quién soy y me gusta”, explica. 
Cuando sale a la superficie ya no es una sirena sino una mezcla de Barba Roja, Peter Pan y Pirata del Caribe. Mediante un video da a conocer la historia que vivió en un barco bucanero español, en donde el capitán le obsequió el don de embrujar a los hombres a cambio de que se bañara por lo menos una vez al mes. Tras olerse el sobaco (y comprobar que olía a jamón serrano), acepta el trato.
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
El video termina, y ya con el don en sus manos, aparece vestida de bailaora de flamenco con pinta de torera para interpretar “Embrujada”. Al final, cuando alza los brazos, acerca la nariz a su axila y remata: “Les juro que ya no huele a jamón serrano”.
Ahí detiene un momento el desfile de personajes y recreaciones para explicar el sentido de tantas referencias cinematográficas. “Ya saben que me gusta crecer. Hace dos años que me presenté aquí, y desde entonces hemos preparado este nuevo show porque queríamos que cada momento fuera diferente”.
En la lista de fantasías sigue la de la princesa que maldice la primavera. Y la odia con razón a juzgar por lo que canta. Primero, esta princesa de vestido blanco le pide a su “amor” que abandone a su esposa o que por lo menos le responda: “¿qué puede tener ella que no tenga yo, qué puede darte ella?, dímelo”. Luego pide amor porque necesita sentir vibrar su cuerpo, “un latigazo de electricidad” (el cual se convierte en el verso más coreado por el público). El drama es tan tremendo que se hace acompañar de quienes fueron sus trece alumnos en el concurso televisivo La voz, México. Otra vez ahí detiene la fantasía para recordar a Lizeth González, quien también fue su pupila en ese reality y que murió en un accidente de carretera hace un mes. “Los trece están aquí con su voz; Lizeth, con su corazón”, dice.
Y si ya había salido de una concha, ahora abandona un capullo que parece el Telepod que inventó el cineasta David Cronenberg para su película La mosca. Al abrirse el capullo, la Yuri-mosca mueve el cuerpo. Unos ojos de plástico negro sobre su frente y un traje elástico con decenas de esferas plateadas redondean el homenaje a Seth Brundle, el personaje del filme que por accidente combina su material genético con el de un insecto. Una decena de bailarines-mosca se suma a la coreografía de “Mueve tu cuerpo” y en el siguiente tema todos se preguntan: “¿Qué te pasa? ¿Qué estás haciendo en casa?” 
Al recibir a los integrantes de Reik, se pone corona y traje de cuero. Para algunos es un guiño más a Madonna. Para otros, una metáfora que enseña que si Reik es el rostro joven del pop exitoso, ella es la reina a la cual hay que rendir pleitesía. Y así sucede, porque son ellos los que le hacen reverencias mientras interpretan “Duele”. 
 
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
Incasable, Yuri va de un personaje a otro. Para interpretar “Aire” se viste de mariposa; y para “Hola” se disfraza de pirata, encalla un barco en escena y se apropia de la partitura que Hans Zimmer escribió para la cinta Piratas del Caribe. 
Este compendio de cultura popular termina en el lugar de origen. Con un traje amarillo de rumbera, Yuri hace de su concierto un carnaval veracruzano con diez mil comparsas vitoreándola desde las butacas.

Fuera del confort
El resurgimiento de la carrera de Yuri la ha puesto a competir con jóvenes, lo cual toma con ironía: “Mi intención en los shows no es lucir como una quinceañera, pero tampoco quiero ser la abuelita de México”, dijo a El Universal cuando anunció sus presentaciones de 2015 en el Auditorio Nacional. Y ya en el concierto, se adelanta con humor a quienes pudieran considerarla demasiada barroca: “Lo que pasa es que quiero que al final se vayan pensando de cuál fumé”.
En conferencia de prensa previa, también comentó lo siguiente: “Los ochenteros necesitamos renovarnos. Algunos no lo hacen porque no quieren salirse de su zona de confort; para el show le hemos dado la vuelta a todos mis éxitos con arreglos frescos, súper modernos. Y en cuanto a la inversión total, es muy alta, pero afortunadamente cuento con patrocinadores que confían en mí”.
Invencible se llama no sólo su actual gira sino también el disco que grabó recientemente, y que saldrá a la venta en agosto próximo. Fue grabado en Milán y Miami, bajo la producción de Loris Ceroni. Se trata de un álbum con temas inéditos de Julio Ramírez (Reik), Samo, Río Roma, Joy, Rafa Vergara y Vicky Echeverri, entre otros compositores. El tema “Invencible” fue creado por Yuri, Ettore Grencci y Mónica Vélez. (J.A.Q.)

Programa
Este amor no se toca / Dame un beso / Arrepentida / Isla del sol / ¿Es ella más que yo? / Fuera de mi vida / La loba / Embrujada / No puedo más / ¿Qué te pasa? / Maldita primavera / Déjala / Yo te pido amor / Mueve tu cuerpo / Imposible / Ya no vives / Poligamia / Amiga mía / El espejo / Todo mi corazón / Aire / Ahora / Invencible / Duele (con Reik) / ¿Quién eres tú? / Detrás de mi ventana / Hola / El apagón.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.