miércoles, 25 de marzo de 2015

Los Ángeles Azules, en el Paseo de las Lunas

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Miércoles, 25 de marzo de 2015

Fernando Figueroa
Mediodía. El sol cae a plomo e ilumina la escena. Los Ángeles Azules posan para las cámaras y muestran orgullosos la placa que los acredita como nuevos huéspedes del Paseo de las Lunas, el entrañable corredor ubicado al pie de la escalinata del Auditorio Nacional.


Al tomar la palabra frente a los medios de comunicación, Gerardo Estrada, Coordinador Ejecutivo del Auditorio Nacional, destaca el talento y la constancia de Los Ángeles Azules, virtudes que los han convertido en uno de los grupos más populares del país. Añade que la placa es un reconocimiento permanente para el trabajo de los de Iztapalapa, quienes sonríen conmovidos.

Al finalizar la breve ceremonia, los hermanos Mejía Avante se dispersan en tres bloques. Jorge concede autógrafos a los transeúntes que se lo solicitan; Lupita, Cristina y Alfredo charlan con el doctor Estrada y con Francisco Serrano, Director Corporativo del Auditorio Nacional, mientras Elías y José responden las preguntas de los reporteros.
José Mejía dice que la placa de bronce es un objeto que representa mucho para ellos, pues los ubica para siempre en la historia de la música, dado el prestigio internacional del recinto. Les preguntan si alguna vez pensaron que se harían acreedores a un reconocimiento de esta magnitud; Pepe responde: “La verdad, no. Nosotros empezamos en fiestas con canciones como ‘Popotitos’ y ahora se nos ubica como los máximos representantes de la cumbia mexicana. Atrás de todo esto hay mucho esfuerzo, muchos años de lucha”.
En 2005 y 2008 Los Ángeles Azules fueron nominados a las Lunas del Auditorio en el rubro Música Afroamericana, al igual que en 2014, año en el que sí obtuvieron la presea, y ese hecho les dio pase automático al Paseo de las Lunas, espacio donde conviven los nombres de artistas, grupos y compañías que han obtenido tal distinción. Las Lunas del Auditorio nacieron en 2002 y se entregan a lo más destacado del espectáculo en vivo que se presenta en México; asimismo, el Paseo de las Lunas se inauguró el 9 de julio de 2003.
La relación de Los Ángeles Azules con el Auditorio Nacional es estrecha. En el pasado remoto se presentaron aquí en espectáculos organizados por estaciones de radio, y el 30 de octubre de 2013 cerraron la ceremonia de entrega de las Lunas del Auditorio interpretando “Entrega de amor”, “Cómo te voy a olvidar” y “El listón de tu pelo”, esta última con Denisse Lo Blondo, vocalista de Hello Seahorse!
En junio y agosto de 2014 tuvieron dos presentaciones en Reforma y Campo Marte, acompañados del Grupo Cañaveral en el espectáculo Juntos por la cumbia. En octubre y noviembre del mismo año ofrecieron a solas tres funciones de su concierto sinfónico y de ese modo se consagraron como “uno de los grupos consentidos” del recinto, tal como lo señala el doctor Gerardo Estrada.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Elías Mejía informa a los periodistas que en los próximos días se presentarán en Atlanta, Chicago y Nueva York, y que más adelante realizarán otra gira por Estados Unidos en compañía de Moderatto. José afirma que la base de su éxito ha sido “llegar a todas las clases sociales, empezamos tocando en mercados para la gente pobre y ahora nos escuchan y bailan en cualquier lado”.
De Iztapalapa para el mundo
Luego de experimentar con diferentes ritmos y géneros musicales, Los Ángeles Azules irrumpieron en los noventa con una propuesta novedosa y fresca de cumbia. Jorge Mejía, músico de conservatorio, se dedicó a componer éxitos que inundaron el mercado mexicano y de varios países de Latinoamérica: “Entrega de amor”, “17 años”, “Mis sentimientos”, “Cumbia del infinito”. Para él, “Dios es quien te manda la inspiración, tú la plasmas en un papel, luego se hace el disco y así la escucha el pueblo”.
Luego de varios altibajos, en 2013 grabaron Cómo te voy a olvidar, una recopilación de sus grandes hits en compañía de invitados tan diversos como Saúl Hernández, Carla Morrison, Lila Downs, Celso Piña y Vicentico, entre otros. Al año siguiente se editó una versión de lujo en la que se agregaron temas con sinfónica y la participación de más colaboradores (Ximena Sariñana, Leonardo de Lozanne, Jay de la Cueva). Las ventas de ambas versiones rebasan el medio millón de copias, convirtiendo así a Los Ángeles Azules en los mayores vendedores de los últimos tiempos. Recientemente grabaron Viernes cultural con memorables covers: “La cadenita”, “Sólo llamé para decirte que te amo” y “Paso la vida pensando” (con Gilberto Santa Rosa).
El 14 de febrero de 2015 tocaron en el Zócalo de la ciudad de México ante más de cien mil personas que bailaron al ritmo de su cumbia sinfónica.
El grupo inició su carrera en 1977 y cobraba doscientos cincuenta pesos por función. Durante casi cuatro décadas han recorrido cientos de pequeñas poblaciones y ciudades de México, Estados Unidos, Bolivia, Argentina y Paraguay. Se han hospedado en los peores y mejores hoteles, han vivido mil y una anécdotas y gracias a su música la gente ha sido más feliz. (F.F.)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.